Recetas con zanahoria dulces y saladas para todas las comidas


Hoy te presentamos una colección de recetas con zanahoria que harán las delicias de toda la familia.  Dulces y saladas, como comida, entrada, postre, para el desayuno o la merienda… Es que la zanahoria es una hortaliza versátil, fresca, saludable… ¡y económica! ¿No la tenías muy en cuenta en tus menúes diarios? Entonces ya es hora de incorporarla.

Lee en esta nota: Beneficios de la zanahoria para la salud

Cómo quitar estrías con zanahorias
Cómo quitar estrías con zanahorias es algo mucho más sencillo de lo que imaginabas

Acerca de la zanahoria

Para comenzar repasemos un poco nuestros conocimientos acerca de la zanahoria. La parte comestible de la planta es la raíz, rica en carbohidratos y betacarotenos que le otorgan su característico color naranja.

Es una planta de climas fríos a templados y… ¡muy fácil de cultivar en casa! Si tienes una maceta o un cajón con tierra no dejes de cultivar tus propias zanahorias, ubicando la maceta en un lugar soleado. Se siembra desde febrero hasta septiembre y se cosecha todo el año, cuando las raíces tienen de dos a cinco centímetros de diámetro. Esto es importante, ya que si dejas pasar más tiempo, las raíces adquirirán una textura leñosa y ya no podrán comerse.

En cuanto a las propiedades de la zanahoria, ya hablamos de los betacarotenos.  Aporta además grandes cantidades de fibra y antioxidantes y sus nutrientes son excelentes para la salud de la vista y de la piel como bien lo recuerda esta cartilla de la Fundación Nemours.   Consumir zanahorias en forma abundante nos asegurará más años de vida sana y saludable.

Para consumir las zanahorias es necesario raspar la capa superficial para quitar todo rastro de tierra y suciedad, lavar y quitar los extremos.

Recetas con zanahoria saladas

Y ahora… ¡vamos a lo que estabas esperando!

Ensaladas

Desde ya que las recetas con zanahoria más sencillas y saludables y una de las formas más prácticas de consumir zanahorias es en ensaladas. Las ensaladas pueden llevar zanahorias crudas o cocidas. Crudas, simplemente ralladas y aderezadas como más te guste combinadas con otros vegetales crudos. Cocidas, en un clásico: la ensalada rusa, que combina papas, zanahorias y arvejas o judías verdes.Entradas

Entradas

Las zanahorias pueden combinarse casi con cualquier otro vegetal y algunas combinaciones son especialmente beneficiosas, como la de zanahorias con lentejas, ya que ayudan a fijar el hierro de esta legumbre. Agrega a tus recetas con zanahoria esta sopa de zanahorias, hirviendo 1/2 Kg. de zanahorias en ¾ litros de agua aromatizada con ajo, puerro y cebollines. Cuando todos los vegetales estén cocidos licuar o procesar. Para servir, decorar con hojas de menta fresca y una cucharada de nata líquida.

Aderezos

La mayonesa de zanahoria es otro clásico de la cocina saludable. Se trata de un sucedáneo de mayonesa mucho menos calórico que la conocida salsa comercial. Lava y raspa muy bien cuatro zanahorias grandes, córtalas en trozos y hiérvelas o cocínalas al vapor. Una vez cocidas colócalas en el vaso de la licuadora o del procesador de alimentos con una pizca de sal, tres cucharadas de aceite de oliva y un diente de ajo. Procesa o licúa hasta obtener una salsa homogénea con la textura de la mayonesa.

Conservas

Las zanahorias son ideales para conservar en vinagre o aceite. Lava y raspa muy bien ½ Kg. de zanahorias y córtalas en bastones o rebanadas a tu gusto. Pon a hervir 1 taza de vinagre más ½ taza de agua y una cucharadita de sal. Cuando rompa el hervor retirar del fuego. Agregar las zanahorias cortadas y las especias o condimentos que prefieras (clavo de olor, pimienta en grano, ajo, guindilla, comino en grano, cilantro…). Mezclar, volver a poner sobre el fuego, y cuando rompa el hervor nuevamente retirar, dejar enfriar y envasar herméticamente en frascos esterilizados. Esta preparación puede conservarse hasta un año en un lugar fresco y oscuro.

Alimentos ricos en vitamina A
Alimentos ricos en vitamina A

Licuados

Los licuados o batidos de vegetales son grandes aliados de tu saludo y bienestar. Un licuado de zanahoria todas las mañanas solo o combinado con otros vegetales te aportará todas las vitaminas y nutrientes que necesitas para un día de intensa actividad. Prueba estas recetas: zumo de zanahoria, tomate y perejil, coloca en el vaso de la licuadora dos zanahorias bien lavadas y raspadas cortadas en trozos, dos tomates lavados y cortados en cuartos, un ramito de perejil, sal, y 2 cucharadas de aceite de oliva. Licuar hasta que tenga aspecto homogéneo, enfriar y servir. Licuado de zanahoria y manzanas: Lava y raspa muy bien dos zanahorias, pela dos manzanas y coloca en el vaso de la licuadora. Agrega un poco de agua según la consistencia que desees para el licuado. Enfriar y servir.

Platos principales

Para preparar platos principales con zanahoria, sólo debes poner en juego tu imaginación. Agrega zanahoria a todas las preparaciones que quieras, como arroces, fideos, carnes, pescados, legumbres, en guisos o preparaciones hervidas o al vapor. Incorpóralas a salteados de verduras y estofados. Analiza esta receta: Gratinado de zanahorias y calabacín. Toma un calabacín grande y media zanahoria. Lava los vegetales y corta la zanahoria en rodajas o lonjas finas y el calabacín en rodajas o lonjas más gruesas. Cocínalos a la plancha hasta que estén tiernos. Monta pequeños pilones intercalando rodajas de calabacín y zanahoria y sujétalos con un palillo. Colocar encima de cada pilón un trozo de queso para gratinar, condimentar con sal y pimienta y llevar al horno hasta que estén calientes y el queso esté derretido.

Recetas con zanahoria dulces

Postres.

Aprovecha la versatilidad de esta hortaliza preparando recetas con zanahoria dulces como este flan de zanahoria y naranja, tan fácil que hasta lo pueden hacer los niños. Se necesitan 4 huevos, 200 grs. de azúcar, 1/2 litro de leche, ralladura de naranja y media zanahoria rallada. Hervir la zanahoria y la ralladura de cáscara de naranja en la leche. Cuando las zanahorias estén cocidas, retirar del fuego y licuar. Aparte batir los huevos con el azúcar hasta que tomen color blanco. Agregar de a poco el licuado de leche con zanahorias, colocar en un molde para flan acaramelado y cocinar a baño María 35 a 40 minutos.

Desayuno y merienda

Pastel de zanahorias. Un clásico de la cocina sin gluten… ¡y de la cocina económica, ya que esta receta no lleva huevos! Necesitas cuatro zanahorias ralladas, ¼ de taza de miel, ½ taza de harina apta para celíacos o harina para repostería, 1 cucharadita de polvo para hornear. Ingredientes optativos: pasas de uva, nueces, coco rallado, especias, jengibre o lo que más te guste. Mezclar por una parte todos los ingredientes húmedos y por otra todos los secos. Verter en la mezcla húmeda los ingredientes secos, mezclar muy bien y colocar en un molde de tarta enmantecado y enharinado o forrado con papel manteca humedecido con rocío vegetal, o en moldes para magdalenas. Hornear hasta que esté cocida (se comprueba hundiendo un palillo o cuchillo fino, debe salir seco).

Recetas con zanahoria
El pastel de zanahoria es un clasico de la cocina economica

Mermelada de zanahorias: una receta rendidora y económica. Combina 1 Kg. de zanahorias lavadas, raspadas y cortadas en trozos pequeños y 1 Kg. de azúcar. Coloca en un recipiente apropiado, mezcla y lleva a fuego muy suave. Deja cocinar con el recipiente tapado hasta que tome punto de mermelada (este punto se conoce porque al revolver la mezcla con cuchara de madera, se ve el fondo del recipiente). Deja enfriar, licúa y envasa en frascos esterilizados que cierren herméticamente.

Esto te interesará: Formas de cocinar las zanahorias