Receta del turrón de Jijona, en cualquier época del año


Llega la Navidad, la época más esperada del año para muchos y la más odiada para otros, la Navidad no entiende términos medios. Pero, te gusten o no estas fechas, hay algo en lo que todos coincidimos: nunca se come mejor. Desde el turrón de Jijona hasta el cordero de la cena con la que celebramos la llegada del Nuevo Año, nuestra mesa se engalana durante 2 o 3 semanas y nuestro paladar disfruta mientras nuestro cuerpo va cogiendo más volumen.

Por estadística, está demostrado que Diciembre es el mes del año en que más gastamos en comida y que si tenemos que darnos un capricho y gastar más en un menú determinado, sin duda reservaremos las cenas de Nochebuena o Nochevieja para tal festín.

Los postres una vez más llaman la atención de los comensales, quienes estratégicamente reservan un huequecito en su estómago entre deliciosos entrantes y carnes o mariscos de primera. Aunque hay una gran variedad de postres lights, el frío nos sirve de excusa para sumar otras cuantas calorías a un menú ya de por sí excesivo.

Te puede interesar: Postres lights para adelgazar también en Navidad

Entre ellos, el turrón suele ser uno de los protagonistas de estas fiestas y más concretamente el turrón de Jijona o turrón blando, una delicia con una larga tradición a sus espaldas que ahora puedes preparar en casa si eres un poco cocinitas. ¿Otras opciones? Trufas de chocolate, mantecados caseros o almendras garrapiñadas.

turron de jijona
El turrón de Jijona es un símbolo de la Navidad

Te dejamos a continuación su receta original para que disfrutes de un postre casero con todo el sabor de la Navidad y de la forma más natural posible. Puestos a engordar, por lo menos hacerlo de forma nutritiva y saludable. ¡Di no a las calorías vacías!

El turrón de Jijona, ese amigo que siempre vuelve a casa por Navidad

El turrón de Jijona es un clásico que nunca falta en nuestra despensa, sin él la Navidad no tiene el mismo sabor. Pero, ¿a qué sabe exactamente? Si eres de las pocas personas que nunca lo ha probado, bien porque geográficamente no se distribuya este típico dulce o bien porque en casa no tengáis costumbre de comprar postres navideños, podemos definir el turrón blando como una deliciosa mezcla de miel, almendra molida y huevo.

Su textura es bastante pastosa por lo que un trozo pequeño será suficiente para saciar tu hambre y tus ganas de más. Es ideal como picoteo a media tarde si eres de los que no puede parar de merendar: al ser tan pesado tu estómago no querrá más de un trozo (grande, eso sí) y no volverás a pensar en comer hasta que llegue la noche.

Debido a que la miel y la almendra son los ingredientes principales del turrón de Jijona, se aprovecha de los beneficios de ambos: tiene propiedades antibióticas, cicatrizantes, nos protege de resfriados y nos aporta energía para afrontar nuestra rutina. Motivos suficientes para decirle sí al turrón.

turron de jijona como hacer
El turrón de Jijona está compuesto por miel, azúcar, clara de huevo y almendras

Los postres navideños suelen ser duramente castigados por sus elevadas calorías, pero lo cierto es que, a la vista de la receta del turrón de jijona, vemos que los ingredientes no pueden ser más sanos y naturales: miel, azúcar, almendras y huevo. Eso sí, para evitar todo lo que sea artificial, menos prepararlo en casa. Es muy fácil de hacer y no lleva mucho tiempo, aunque deberás estar continuamente encima de tu sartén removiendo. Cocinarás y ejercitarás el brazo, un dos en uno. Si tienes una batidora de varillas, te puedes ahorrar en algún paso mover tú la mezcla manualmente, pero cuando esté en el fuego hazlo tú mismo para obtener una masa más homogénea.

Receta Turrón de Jijona

Porque lo casero siempre es más sano, te regalamos la receta del turrón de Jijona para que no renuncies al sabor de toda la vida.

Ingredientes:

  • 300 gramos de almendras molidas
  • 200 gramos de miel
  • 80 gramos de azúcar
  • 1 clara de huevo L

Preparación:

El primer paso para aprender a como hacer turrón de Jijona es poner en una sartén el azúcar y la miel. Lo calentamos hasta que obtengamos una mezcla bien homogénea, eso sí, es muy importante que no dejemos de remover en ningún momento, ya que de lo contrario puede crear grumos que más adelante nos va a costar deshacer o incluso quemarse el azúcar. Si ves una masa muy espesa, no te preocupes, vas por buen camino.

Cuando obtengamos esta textura y veamos ambos ingredientes bien ligados, apartamos del fuego y le añadimos poco a poco y bien repartida la clara de huevo (previamente batida). Seguimos removiendo sin parar hasta obtener de nuevo la integración adecuada de todos los ingredientes. Este paso nos llevará bastante tiempo, así que debes tener paciencia y ejercitar el brazo.

Una vez lo tengamos listo, volvemos a ponerlo al fuego y lo calentamos hasta que cambie de color (¡no olvides seguir removiendo!). Ahora es el momento de añadir la almendra y repartirla bien por toda la masa.

A continuación, apagamos el fuego y vertemos la mezcla sobre un molde adecuado (no hace falta engrasarlo) y esperamos al menos 6 horas antes de sacarlo y servir. Para su conservación, es preferible dejarlo a temperatura ambiente ya que si lo servimos frío recién sacado del frigorífico la pasta estará demasiado sólida.

¿Cómo decorarlo? Puedes añadirle un poco de chocolate líquido antes de meterlo en la nevera o incluso un poco de sirope de fresa para obtener una combinación insuperable que seguro nunca se te había pasado por la cabeza.

turron de jijona
Para darle un toque especial, le puedes añadir una pequeña cobertura de chocolate

¿Cómo hacer turrón de jijona con menos calorías?

Restar calorías a una receta de turrón de Jijona es muy complicado ya que todos sus ingredientes son bastante calóricos. Pero aún se puede hacer algo. Una idea es sustituir el azúcar blanco por el azúcar moreno que, además de engordar menos, también es más saludable.

Sigue leyendo: ¿Cuáles son los mejores sustitutos del azúcar?

Añadir menos proporción de almendras es otra opción. Las almendras (y los frutos secos en general) suelen tener bastantes calorías, pero son muy nutritivas y tienen unos beneficios fantásticos para la salud. Aún así, si prefieres restar calorías al postre, puedes añadirle menos cantidad de almendras molidas.

Recetas light de Navidad… o en cualquier otra época

Aunque pensemos que es imposible, por supuesto que se puede adelgazar también en Navidad. Ya te dimos algunos consejos para perder peso en Diciembre, pero se pueden aplicar a cualquier otra época del año.

¿Dónde está la clave? No hay secretos: el equilibrio es la solución, siempre. Si una noche te excedes de la comida razonable por un compromiso social, una cita importante o simplemente por simple gula, compensa un par de días este derroche de calorías y esta fiesta de grasas que le has dado a tu cuerpo.

mantecados
¿El turrón y los mantecados son tu debilidad? ¡No los dejes encima de la mesa!

Si te gustan los postres, busca los sustitutos más sanos. Por ejemplo, una tarta de frutas en lugar de una tarta a base de nata o cambiar esa tableta de chocolate blanco por chocolate negro. Hablando de chocolate negro, ¿te gusta la tarta tres chocolates? Quítate el antojo haciendo un postre solamente con la capa negra. En lugar de echarlo en un molde para tarta, lo viertes sobre moldes individuales de flan y tendrás una fantástica alternativa a esa tarta tan calórica pero a la que pocos podemos resistirnos.

Cambia los turrones y los mantecados por bizcochos y postres caseros y busca alternativas menos calóricas en cuanto a los ingredientes. No subestimes el poder de las frutas, con ellas podemos hacer recetas exquisitas con muy pocas calorías y un valor nutricional fantástico.

La vista también es muy importante: si tienes dulces en casa, no los dejes encima de la mesa. Guárdalos en un armario donde no puedas verlos para evitar caer en la tentación a deshora y date el capricho de forma espaciada. No dejes de comer turrón si te encanta, pero parte un trozo más pequeño o guarda el placer para los domingos.

Por último, recuerda que el reloj también tiene mucho que decir a la hora de engordar o perder peso. Si caes en la tentación de ese delicioso trozo de turrón de Jijona que te está llamando, hazlo mejor a las primeras horas del día o como mucho a media tarde. Si supiera lo mucho que engordan estas cosas durante la noche, no volverías a asaltar la nevera cuando la luz del sol ya ha caído.

Más consejos: Cómo adelgazar en Navidad o el resto del año