Cómo quitar la caspa de forma natural y ¡para siempre!


Si estás leyendo este artículo seguramente es porque sufres un problema muy común, tanto entre hombres como entre mujeres, y del que nos avergonzamos por muy común que sea. Seguramente has desistido de ponerte ropa oscura o de soltar tu pelo si eres mujer, por no hablar de los picores tan horribles que pueden llegar a aparecer; y es que la caspa es un problema que afecta más de lo que pensamos y, aunque no lo creas, tiene solución. En algunos casos no sabemos cómo ha aparecido o incluso cuándo; a veces se trata simplemente de que tenemos un cuero cabelludo seco y en otros casos es debida a los cambios hormonales que nos produce la regla. Hoy os vamos a enseñar cómo quitar la caspa de una vez por todas, ¡olvídate del polvo blanco para siempre!.

Lee también: Alimentos buenos para el pelo.

Cómo quitar la caspa de forma natural.

Aunque existen multitud de champús en el mercado que nos pueden ayudar con este problema, lo cierto es que en la mayoría de las ocasiones cuando dejamos de usarlos, la caspa vuelve a aparecer. Por otro lado, existen también muchísimos remedios naturales que nos pueden ayudar con este problema, aunque hay que tener cuidado ya que muchos no son efectivos y otros pueden provocarnos efectos secundarios. Por tanto, ¿cómo quitar la caspa realmente? Nosotros te ayudamos.

Las causas van desde un cuero cabelludo seco hasta los cambios hormonales producidos por la regla
La caspa es un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres de todas las edades y podemos eliminar de forma natural.

Cómo quitar la caspa con estas recomendaciones.

Aunque no lo creas, ya no es sólo el champú que usemos o el remedio natural que utilicemos, sino más bien nuestro estilo de vida y cómo cuidamos nuestro pelo.

Pelo limpio.

Como habrás supuesto, una de las cosas que tenemos que hacer sí o sí es tener el pelo limpio. Pero, ¡cuidado!, porque esto no significa que tenemos que lavarnos el pelo todos los días y muchísimo menos varias veces al día. El pelo sucio afecta directamente a la caspa ya que provoca que nos pique más y nos rasquemos más, por lo que la caspa aumenta. Pero un pelo extremadamente limpio pierde los aceites naturales así como la protección natural de nuestra piel. Es por eso que lo recomendable es algo intermedio, es decir, lavar el pelo día sí y día no.

Tintes y champús.

Un mal tinte o un mal champú o ambas cosas al mismo tiempo son sin duda alguna causas más que suficientes para que la caspa aparezca, no se vaya o incluso empeore. Por eso, si tiñes tu pelo, asegúrate de usar uno que no sea demasiado fuerte o que no irrite tu piel (cada persona es diferente). Lo mismo ocurre con el champú, procura usar uno anticaspa, a ser posible de los que venden en farmacias. También puedes usar champús con el pH entre 4,5 ó 5,5, incluso con pH neutro. Ante cualquier duda, pregúntale a tu farmacéutico, a tu dermatólogo o incluso a tu peluquero, ya que él está bastante familiarizado con este tipo de productos.

Procura usar pH neutro
Algunos tintes y champús pueden provocar la aparición de caspa.

Masajea tu cabello.

Uno de los grandes errores que cometemos la mayoría de las personas es que, cuando nos lavamos el pelo, tendemos darnos en el cuero cabelludo con las uñas, como si así quitáramos mejor la roña. Sin embargo, al hacer esto, provocamos que la zona se irrite e incluso heridas que, al final, atraen a la caspa. Por eso cuando laves tu cabeza recuerda hacerlo con la yema de los dedos, al igual que cuando te rasques. De esta forma no sólo evitarás heridas e irritaciones cutáneas, sino que también activarás la circulación sanguínea de la zona. ¿Ahora entiendes por qué a todos nos encanta que nos laven la cabeza en la peluquería?

Buena alimentación y cero estrés.

Otra de las causas más comunes que provocan la caspa es una mala nutrición y el estrés. Prueba a añadir a tu dieta más omega-3 y realiza algunos ejercicios de relajación si es que sufres de estrés. Esto te ayudará a reducir este problema.

Quizás te interese: La relajación puede mejorar tu calidad de vida.

Cómo quitar la caspa con remedios naturales.

Aparte de estas recomendaciones, existen también otros remedios naturales que podemos encontrar en nuestra cocina y que posiblemente no sabías que servían para eliminar la caspa.

Cómo quitar la caspa con limón.

Sí, efectivamente el limón se va a convertir en tu cítrico favorito. Cómo quitar la caspa con el limón es muy sencillo, lo único que debes hacer es aplicarte un poco de jugo de limón después de tu lavado habitual y verás cómo este problema va desapareciendo. Aplica sólo unas gotas ya que el limón puede aclarar tu color de pelo.

añade unas gotas de limón después de cada lavado
Cómo quitar la caspa con limón es uno de los remedios más sencillos, pero cuidado porque aclara el pelo.

Cómo quitar la caspa con vinagre.

Para usar este remedio natural necesitarás un poco más de tiempo, ya que debes impregnar de vinagre todo tu cuero cabelludo, liarlo todo en una toalla y dejar actuar unos minutos.

Cómo quitar la caspa con bicarbonato.

Sí, como lo has leído. El bicarbonato además de servir para el estómago puede ayudarnos con este problema. Cómo quitar la caspa con este remedio requiere que mezcles tu champú habitual con una cucharadita de bicarbonato y masajees tu cuero cabelludo a conciencia. Luego déjalo actuar unos minutos, como si fuera tu mascarilla habitual y luego enjuaga la cabeza hasta que haya quitado toda la mezcla.

Cómo quitar la caspa con aceite de oliva.

Masajeando el cuero cabelludo con un poco de aceite de oliva, hidrataremos la piel de la zona y evitaremos la sequedad que provoca la caspa. Ahora bien, si ya de por sí tienes el pelo graso, este remedio no es aconsejable.

Te recomendamos leer también: Los mil y un usos del aceite de oliva.


Advertisements