Posturas de yoga para tonificar tus músculos


Cuando hablamos de yoga automáticamente pensamos en el cuidado de la mente y espíritu, pero también atiende nuestro físico. Es decir que no se trata solo de una disciplina de meditación, sino que muchos usan el yoga para tonificar.

A sabiendas de que existen todavía muchas dudas en la sociedad respecto al yoga, hoy te traemos un artículo en que te contaremos algunos aspectos importantes de esta práctica, así como las posturas más idóneas para fortalecer.

Posturas de la yoga para tonificar
Cuando hablamos de yoga automáticamente pensamos en el cuidado de la mente y espíritu.

Yoga para la vida

Es una disciplina milenaria que consiste en practicar posturas en pro del bienestar. A diferencia de otras prácticas corporales, involucra a la mente y el espíritu. Los ejercicios del yoga se fundamentan en asanas, pensadas para estimular nuestros músculos, a la vez que favorecen la meditación.

Es originaria de la India, donde forma parte de la vida religiosa del hinduismo. Gracias a los innumerables beneficios del yoga para mejorar las esferas internas de nuestro ser, ha traspasado el ámbito religioso. Con el fin de convertirse en una práctica que implica un carácter deportivo, aunque siempre relacionada con lo espiritual.  

Yoga: sinónimo de calma

Basa su filosofía en lo que podríamos llamar el control de los pensamientos.Tomando como referencia que son causantes del estrés y descontroladores de la mente. Aunado a esto, debilitan el sistema inmunológico mediante sus consecuencias negativas.

Por ello, el principal motor del yoga es apaciguar la tormenta de pensamientos, procurando que nos conectemos con el presente. En esa búsqueda, podemos concentrarnos en los que sucede con nuestro cuerpo a cada instante.

Si lo que buscas es tonificar tus músculos y al mismo tiempo disfrutar de los beneficios revitalizantes del yoga, solo debes dar el primer paso y tomar la decisión de iniciar esta disciplina milenaria.

Hatha yoga

Aunque el yoga tiene como prioridad la salud mental y espiritual, el aspecto corporal no se deja de lado. De hecho, con su práctica lograrás el bienestar físico integral que deseas. Al emplear el yoga para tonificar no puedes perder de vista sus diversas vertientes, entre ellas, la más popular: hatha yoga.  

Esta variante se caracteriza porque su interés principal se fundamenta en el fortalecimiento de los músculos. Especialmente con la intención de cuidar la espalda, debido a que se considera a la columna vertebral como el centro de la vida. De allí que su salud sea considerada como una garante de la juventud.

Posturas del yoga para tonificar

De inmediato, vamos a darte a conocer las asanas, más importantes del yoga para tonificar.

Antes debes tener presente que el yoga es una disciplina que requiere de ganas y de ciertas actitudes y aptitudes. Por ello te recomendamos asistir con un grupo que sepa guiarte, para que tengas un desarrollo progresivo y evites lesiones.

Cobra o Bhujangasana

Esta es una de las posturas de yoga para tonificar más conocidas.

Con la postura de la cobra logras dos cosas. Primero, consigues tonificar tu torno debido a la presión ejercida sobre esta zona. Además, estimulas el flujo sanguíneo en la zona baja de tu cuerpo. Así pues, lo que promueves es una estimulación de los órganos sexuales, ayudando a la libido y a la vitalidad.

Upavista Konasan

Con este asana fortalecerás y flexibilizarás los músculos de la ingle. Aunado a ello, también notarás mayor elasticidad en el centro de tu cuerpo. Eso sin contar con sus excelentes beneficios para disminuir el estrés.

Supta Baddha Konasana

Esta posición es tan simple como que adoptes la postura principal del yoga, para luego echarte hacia atrás.

Claves de la yoga para tonificar
Basa su filosofía en lo que podríamos llamar el control de los pensamientos.

Con esta postura, consigues fortalecer y flexibilizar la zona de la ingle, las caderas y el chakra del corazón. Asimismo, relajas la espalda y notarás una disminución de la ansiedad y una ganancia de energía.

Setu Bandhasana o Puente

Simplemente, debes recostarte boca arriba y levantar el torso. La idea es que mantengas los pies sobre el suelo, logrando mantener un ángulo de 90 grados en las rodillas. Además, tienes que estirar tus brazos hasta lograr agarrar tus tobillos.

Este asana mejora el flujo de sangre en la región pélvica, flexibiliza la cadera y reduce el estrés.

Viparita Karani

Se trata de una de los asanas más sencillas de hacer, pero que también es muy efectiva. Coloca tu mat de yoga junto a la pared, acuéstate y eleva las piernas a un ángulo de 90 grados. Inmediatamente, pon tus manos sobre el vientre.

Se trata de un asana relajante y que ayuda a mejorar la fertilidad. Debido a que activa el flujo sanguíneo, pero en la dirección inversa a lo normal.

continúa:10 POSTURAS DE YOGA PARA COMENZAR BIEN EL DÍA Y CREAR UN HÁBITO SALUDABLE

Perro boca abajo o Adho mukha svanasana

Entre los beneficios de este asana se encuentra que tonifica los músculos de todo el cuerpo.

Hombros, espalda, talones y piernas se ven involucrados en el proceso. Eso sin contar con que mejora la actividad cardiaca, así como los procesos de digestión.

Rodillas al pecho

En este asana solo debes tenderte boca arriba y flexionar tus rodillas hacia el tórax. Una vez en esa posición sujeta las rodillas rodeándolas con los brazos, aunque también puedes colocar los brazos debajo de las rodillas. Con esa postura, procura balancearte a los lados, como intentando llevar la cabeza hacia las piernas.

El principal beneficio de este asana es que mejora y revitaliza la columna vertebral. También optimiza los procesos digestivos, masajea el abdomen y previene el estreñimiento.

Utthita balasana

Siéntate sobre tus pies cuidando que los dedos pulgares estén uno junto a otro. Luego estiras los brazos y flexionas el torso hacia adelante, quedando en una posición que asemeja como si estuvieras rindiendo culto a un emperador.

Esta postura de yoga es una de las que más beneficios te puede ofrecer. ¿Por qué?  Alivia el dolor del cuello y de la espalda. Además, estimula la circulación sanguínea en el área cerebral, por lo que resulta muy eficaz para mitigar el dolor de cabeza y reducir el estrés.

Postura eterna o Anantasana

Esta es otra de las posturas que no implica mayor grado de complicación. Solamente tienes que acostarte y girar sobre uno de tus costados, donde deberás flexionar el brazo del mismo costado en el que estás y apoyar la cabeza en esa mano. Una vez en posición eleva la rodilla y alcanza el pie.

Conoce la yoga para tonificar
El principal motor del yoga es apaciguar la tormenta de pensamientos.

Triángulo extendido o Utthita trikonasana

Con este asana fortaleces la musculatura inferior. Al igual que la columna vertebral, los hombros y los brazos. Adicionalmente, te ayuda a aliviar los dolores de espalda y de cuello, además de calmar los síntomas de la menopausia.

¿Sencillo o difícil?

Queremos recordarte que las posturas de yoga para tonificar implican distintos grados de dificultad, de flexibilidad, resistencia y fuerza. Por tal motivo, es importante que si tienes interés en el yoga busques asesoría profesional.

Dentro del yoga para tonificar tienes que llevar un progreso que vaya acorde con tus condiciones, así que no te apresures. Ten paciencia y verás cómo poco a poco te vas volviendo más ágil y resistente.