10 posturas de yoga para comenzar bien el día y crear un hábito saludable


La meditación y el ejercicio físico son excelentes herramientas a considerar para mantenerte en un buen estado físico y mental. Una práctica altamente recomendada que abarca ambas disciplinas es el yoga. Practicar ciertas posturas de yoga para comenzar bien el día representa un hábito saludable con múltiples beneficios para tu salud.

Si en tu rutina diaria incluyes realizar posturas de yoga para comenzar bien el día, te llenarás de energías positivas. Tendrás un mayor rendimiento en tus actividades cotidianas y estarás preparado para todos los retos que te presente la rutina.

posturas de yoga para comenzar el día
Estira tu cuerpo lentamente y relaja tus músculos

Lee: Qué es el yoga y sus beneficios para el dolor de espalda

Conoce estas 10 posturas de yoga sencillas

Estiramiento hacia arriba

Párate sobre la planta de tus pies con la espalda recta y sin flexionar las rodillas. Levanta tus brazos hacia los lados hasta llegar a tenerlos en paralelo sobre tu cabeza. Inhala a medida que te vas estirando hasta colocarte de puntillas. Mantén la respiración durante unos segundos y exhala lentamente mientras retornas a la posición inicial.

Estiramiento hacia abajo

Párate sobre la planta de tus pies en posición erguida y extiende ambos brazos hacia el frente. Ve descendiendo lentamente hasta llegar a tocar el suelo con la punta de tus dedos mientras inhalas profundamente. Debes ir curvando tu columna vertebral a medida que vas descendiendo sin despegar tus pies del suelo. Retorna lentamente a la posición inicial mientras exhalas.

Posición de la montaña

Desde la posición erguida, extiende tus brazos hacia el frente y desciende hasta tocar el suelo con las manos. Una vez allí ve colocando tus manos delante de ti hasta que tu columna alcance una posición curvada. No despegues los pies del suelo. Mantente así unos minutos y retorna lentamente a tu posición inicial. Puedes repetirlo varias veces.

Flexión de rodillas desde la posición de la montaña

Desde la posición erguida se parte hasta la posición de la montaña. Luego de llegar allí, flexionas lentamente una de tus rodillas mientras extiendes tu pecho hacia adelante. Al extender el pecho debes levantar la cabeza mientras inhalas profundamente. Retienes la respiración unos segundos y exhalas lentamente mientras devuelves el pie a su posición inicial. Repite el procedimiento con el otro pie.

Extensión de piernas desde la posición de la montaña

Partiendo de la posición de la montaña, das medio paso al frente con uno de tus pies flexionando la rodilla. Lentamente debes levantar tu otra pierna del suelo y extenderla en posición siempre recta hasta donde tu flexibilidad lo permita. Mantienes tu pierna extendida unos segundos y vuelves a la posición anterior. Realízalo de forma alternada con ambas piernas.

Posición de la serpiente

Partiendo de la posición de la montaña, coloca ambas rodillas en el suelo. Luego extiende más tus brazos hacia el frente tocando el suelo hasta recostar todo tu cuerpo en el suelo. Coloca ambos brazos a los costados de tu cuerpo y levanta tu torso lo más que puedas. Manteniendo el vientre pegado al suelo, inhala y exhala lentamente.

Posturas de yoga: equilibrio en una pierna

Mantén tu cuerpo en posición erguida con tu espalda recta y la frente en alto. Extiende tus brazos a los lados de tu cuerpo manteniéndolos siempre rectos. Levanta una de tus piernas hacia un lado hasta donde tu flexibilidad te lo permita, alineándola con tu brazo. Mantenla en dicha posición unos segundos y vuelve a la posición inicial. Repite con la otra pierna.

posturas de yoga cada día
Equilibra tu cuerpo con tan solo hacer una rutina de yoga al día

Extensión de las piernas desde el suelo

Recuéstate en el suelo o sobre una esterilla. Colócate semi erguida y apóyate en tus codos. Levanta lentamente tus piernas manteniéndolas siempre unidas hasta donde tu flexibilidad lo permita mientras inhalas. Sostén la respiración durante unos segundos y exhala lentamente al tiempo que devuelves tus piernas a la posición inicial. Puedes repetir el ejercicio varias veces.

Extensión de las piernas sobre la cabeza

Recuéstate en el suelo. Levanta tus piernas suavemente manteniéndolas unidas. Puedes colocar tus manos en la parte baja de tu espalda de manera que te sirvan como soporte. Estira tus piernas de manera hasta que lleguen sobre tu cabeza. Si tu flexibilidad lo permite, estírate hasta llegar tus rodillas a ambos lados de tu cara. Vuelve lentamente a la posición inicial.

Brazos extendidos hacia el sol

Desde la posición erguida, extiende tus brazos manteniéndolos siempre rectos en paralelo a ambos lados de la cabeza. Luego colócate en cuclillas tratando de tener en todo momento la espalda erguida. Lentamente flexiona una de tus rodillas hasta tocar el suelo con ella. Inhala y exhala profundamente. Alterna ambas piernas cada 15 segundos. Vuelve a la posición inicial.

Equilibra mente y cuerpo desde primera hora de la mañana

Si tu objetivo es alcanzar un equilibrio perfecto entre tu mente, cuerpo y tu alrededor, el yoga es para ti. Practicar posturas de yoga para comenzar bien el día te ayudarán a alcanzar ese nivel de bienestar que tanto deseas. Siendo consecuente y disciplinada, podrás ver resultados fantásticos en poco tiempo de haber incluido esta actividad a tu rutina diaria.

La práctica constante de yoga te ayudará a mantener tu cuerpo en forma, así como a drenar tus energías acumuladas. Adopta este beneficioso y sencillo hábito y verás cómo tu organismo comienza a funcionar mejor en poco tiempo.

Mejora tu cuerpo con las posturas de yoga
Mantente saludable con esta práctica milenaria

Otros artículos de interés: Cosas gratis para ser más feliz