¿Por qué debes tomar acido fólico en el embarazo?


En varias ocasiones en Alimentos Ricos hemos abordado temas relacionados con folatos, acido fólico o vitamina 9, pero en esta ocasión nos referiremos al acido fólico en el embarazo y las serias consecuencias que puede tener sus deficiencias en el desarrollo de tu bebé.

TE INVITO A LEER: Acido fólico esencial para la salud

Importancia del acido fólico en el embarazo

Anualmente se producen en el mundo 300 000 muertes o discapacidades originadas por defectos en el tubo neural, principalmente afecciones en el cerebro y de espina bífida. Una gran parte de las mismas pudieran ser evitadas con el consumo adecuado de acido fólico desde la propia concepción de tu hijo.

El acido fólico en el embarazo cumple funciones trascendentes para la salud de tu hijo
La satisfacción de los requerimientos diarios de acido fólico es básico para la salud de tu bebé

Casi el 50% de los embarazos no son planificados, es por eso que hay común consenso a nivel internacional de que el acido fólico debe ser tomado todos los días por las mujeres en  edad fértil y más aun si preveen tener un hijo.

Como hemos mencionado en artículos anteriores el acido fólico es la forma sintética de la denominada vitamina B9, una de las 8 que integran el grupo B. Por su parte los folatos es la forma natural en que se encuentra en los alimentos, pero ambas desarrollan las mismas funciones en el organismo.

El cuerpo no tiene la capacidad de reservar esta vitamina porque es hidrosoluble y es por ello que se requiere tomarla diariamente y su exceso es eliminado por la orina.

Y de forma muy concisa y clara podemos fundamentar la necesidad de su consumo en el embarazo por estas razones:

  • Porque cumple funciones metabólicas y fisiológicas esenciales para la embarazada.
  • Ayuda a que no pierdas tu embarazo y que no se produzca un aborto espontáneo, parto prematuro o placenta previa.
  • Previene los defectos al nacimiento en el cerebro y en la columna de tu bebé:
  • Anancefalia
  • Espina bífida
  • Contribuye a la formación de glóbulos rojos e impide el desarrollo de un tipo de anemia llamada megaloblastica.

¿Por qué se debe tomar el acido fólico antes y en la etapa inicial del embarazo?

El cuerpo humano constantemente está reproduciendo sus propias células, estableciéndose un ciclo de vida y muerte a nivel de las células de la  sangre, la piel, el pelo, las uñas, los glóbulos blancos entre otros. Para todos esos procesos el acido fólico es imprescindible porque desempeña un papel muy importante en la reproducción celular.

Esto que ocurre en una situación normal es extraordinariamente manifiesto durante las primeras etapas posteriores a la fecundación y con ella al surgimiento del milagro de una nueva vida.

Las primeras cuatro semanas son esenciales para el desarrollo del bebé y están estrechamente relacionadas con el consumo de acido fólico aun antes de saber que estas embarazada porque es donde se está produciendo la multiplicación celular que da inicio a la formación del bebé.

Inicio del desarrollo embrionario y consumo de acido fólico previo al embarazo

A partir de la unión de las células de la madre y el padre se van produciendo divisiones y multiplicaciones celulares en esos primeros días en los cuales se va produce la migración del cigoto desde el extremo de las trompas de Falopio hasta el interior del útero.

La implantación del blastocito en el útero ocurre como promedio entre 6 y 9 días posteriores a la fecundación del óvulo, y es a partir de ahí que comienza la secreción de la hormona Gonadotropina Corionica Humana (HCG).  En esta hormona se fundamentan la mayor parte de las pruebas diagnósticas del embarazo. Los cambios hormonales asociados con la implantación son los que dan origen a la ausencia de menstruación en la mujer embarazada.

Lo anterior determina que antes de que  la mujer pueda conocer si está embarazada ya se han producido cambios trascendentales en la división y multiplicación de las células originarias y ya la salud de tu hijo está en juego.

Una vez implantado el embrión, se suceden cambios continuos que darán origen a su desarrollo. El embrión inicialmente adquiere una forma de disco y de ahí comienza el rudimento del tubo neural, lo que posteriormente será la cabeza, el cerebro y la médula espinal y también aparece el rudimento de la cavidad cardiaca. Todo esto ocurre en las dos primeras semanas posteriores a la implantación.

Si estas planeando un embarazo debes tomar acido fólico
El acido fólico en el embarazo es de suma importancia porque se producen cambios trascendentales en el desarrollo de tu hijo que influirán en su futuro

Al final del primer mes de embarazo, el embrión pesa 0,5 gr y mide aproximadamente 9 mm. Entre las semanas cuarta y octava de gestación ya se parece a la forma humana y todos los sistemas de órganos están  formados. En los 100 primeros días de gestación se formarán las neuronas.

En estas primeras semanas es que se producen los defectos que darán origen a  problemas en la columna vertebral o en el cerebro.

¿Cuál es la dosis recomendada de acido fólico en el embarazo?

Los expertos coinciden en afirmar que al mismo tiempo que tomas la decisión de procrear un hijo debes de comenzar el consumo diario de acido fólico y aun mucho mejor tomarlo por toda mujer en edad fértil porque como mencionamos hay muchos embarazos que ocurren sin estar planificados.

Se recomienda consumir todos los días 400 microgramos de acido fólico esto se justifica porque algunos defectos al nacimiento se originan desde etapas muy tempranas del desarrollo embrionario, aun antes de tu saber que estas embarazada. Recordar que cuando tienes la primera ausencia de la menstruación ya se han producido cambios trascendentes para la salud de tu hijo.

El acido fólico en el embarazo contribuirá a prevenir defectos en el tubo neural
El acido fólico en el embarazo es fundamental para el adecuado desarrollo de tu hijo

Una vez que conoces que estas embarazada debes consumir 600 mcg de acido fólico por día durante los 3 primeros meses del embarazo. Estas dosis son las usualmente empleadas pero hay situaciones que requieren dosis mayores, por ejemplo si has tenido un niño previamente con defecto en el tubo neural las dosis pueden ser hasta 10 veces superiores.

También se recomiendan dosis mayores cuando en la familia existe algún antecedente familiar de espina bífida, si se diagnostica deficiencia de ácido fólico, si tomas algunos medicamentos que afecten la absorción de los folatos o si padece de enfermedades que dificulten la asimilación del mismo.

Determinación de acido fólico y valores normales

Cuando una mujer está embarazada lo más probable es que en su chequeos prenatales le indiquen una determinación de acido fólico. Para esto se necesita extraer una muestra de sangre y sus valores normales se deben encontrar entre :

Rango promedio: 2.7 a 17.0 nanogramos por mililitro (ng/mL)

Los niveles inferiores a estas cifras pueden indicar problemas en la ingestión adecuada de esta vitamina, una dieta con un insuficiente aporte o problemas en la absorción de acido fólico.

Formas de consumir las dosis recomendadas de acido fólico en el embarazo

Hay tres vías fundamentales que te aportarán todos tus requerimientos diarios:

  • Vitaminas o multivitaminas
  • Los alimentos ricos en folatos
  • Alimentos enriquecidos con acido fólico

Multivitaminas especialmente dirigidas a mujeres embarazadas

En las mujeres que no evitan tener hijos consumir acido fólico es conveniente, pero si estás buscando un hijo es imprescindible que todos los días tomes un suplemento vitamínico que te aporte las dosis previamente señaladas.

Esta es la forma  más segura porque además el acido fólico se absorbe más fácilmente que los folatos de los alimentos. También el acido fólico puede ser uno de los componentes de multivitaminas, siempre verificando que su concentración se corresponde con los requerimientos diarios.

La mejor vía para garantizar los requerimientos de acido fólico en el embarazo son los suplementos vitamínicos
Los suplementos vitamínicos es la vía más segura para garantizar el acido fólico en el embarazo

Algunas embarazadas refieren molestias estomacales, si ese es tu caso una opción es tomarlo justo antes de acostarte o con alimentos. Si te cuesta trabajo tomar tabletas tómalo con suficientes líquidos o en forma masticable o en tipo caramelos o de goma. Pero lo más importante no dejes de tomar el acido fólico en el embarazo tu hijo te lo agradecerá.

Hay numerosos alimentos ricos en acido fólico ideales para una mujer embarazada
Los frijoles y legumbres son básicas para garantizar los niveles de acido fólico en el embarazo

Alimentos ricos en folatos

En Alimentos Ricos dispones de una amplia información sobre los alimentos ricos en folatos te recomiendo su lectura. Los más ricos son:

  • Legumbres, frijoles, porotos o guisantes
  • Vegetales: de hojas verdes, espinacas, coles, lechuga, espárragos, brócoli y ocra, entre otros.
  • Frutas: naranjas, melones, plátanos, limones, tomates y aguacate o palta
  • Nueces
  • Hígado de res y pollo
  • Leche y sus derivados

Los folatos de los alimentos pueden ser afectados por el calor, los que sean posible consumirlos crudos mejor y los cocinados siempre que sea factible cocinarlos al vapor.

Alimentos enriquecidos con acido fólico

En la actualidad existen disponibles en el mercado muchos alimentos que están enriquecidos con acido fólico algunos de ellos cubren el 100% de los requerimientos diarios con una sola ración.

Las harinas de panadería enriquecidas son las más comunes, encontrándose galletas, fideos, pan y todo tipo de productos de repostería y panadería. Siempre debes de revisar la etiqueta y cerciorarte que las cantidades de acido fólico satisfagan tus necesidades diarias.

Acido fólico en el embarazo, razones más que suficientes

Espero que no tengas ninguna duda, las razones para que consumas acido fólico en el embarazo y anteriormente al mismo, son más que justificadas y no dejan lugar a dudas. Cuida a tu bebé desde que lo engendras, de ti dependerá su salud y bienestar.

CONOCE LOS ALIMENTOS RICOS EN ACIDO FOLICO