¿Sabes por qué debes conocer la sarcopenia?


En muchas ocasiones los términos médicos asustan a cualquiera. Y es el caso de la sarcopenia. ¿Sabes lo que es? El termino sarcopenia procede del griego y significa sarx = carne + penia = pérdida, en este caso de masa muscular.

Así las cosas encontramos que la sarcopenia se define como la pérdida de la masa muscular que se acompaña también de afectación de la fuerza muscular.

La disminución de la masa muscular es una característica típica de la sarcopenia
La sarcopenia ocasiona pérdida de la masa muscular determinando importantes alteraciones que determinan la perdida de la fuerza muscular

En un principio se valoró que estaba siempre relacionada con los procesos que acompañan al envejecimiento a lo que se añadió, en la medida que se ganaba en comprensión del alcance del evento sarcopenia, que también comprendía el llevar una vida sedentaria lo que determina  pérdida de fuerza muscular así como los cambios cualitativos del tejido muscular, según describió Roland y colaboradores en el  año 2008.

Lee también: Alzheimer, un factor relacionado con la edad

Con el decursar del tiempo se ha añadido que la sarcopenia también se caracteriza por modificar la capacidad para ejecutar tareas de la vida diaria, convirtiéndose en los signos distintivos que caracterizan esta enfermedad.

Así tenemos que un concepto más integral y abarcador de sarcopenia es aquel que considera que es la pérdida progresiva y generalizada de la masa y fuerza muscular esquelética con un riesgo de resultados adversos, tales como la mala calidad de vida que se expresa por la discapacidad física que los acompaña hasta la muerte.

Con el decursar de los años se pierde la masa y fuerza muscular
De acuerdo a la edad se va disminuyendo la masa muscular y la fuerza

El desarrollo de la sarcopenia tiene etapas…

Se definen varias etapas para el desarrollo y establecimiento de la sarcopenia. Estas son:

  1. Presarcopenia: se caracteriza por baja masa muscular sin impacto en la fuerza muscular o el rendimiento físico. Esta etapa sólo puede identificarse mediante técnicas que miden con precisión la masa muscular y en referencia a las poblaciones estándar.
  2. Sarcopenia: se identifica por presentar baja masa muscular así como baja fuerza muscular o de bajo rendimiento físico.
  3. Sarcopenia severa: es la etapa en que se cumplen los tres criterios de la definición, es decir, masa muscular baja, fuerza muscular baja y bajo rendimiento físico.

El reconocimiento de las etapas de la sarcopenia puede ayudar en la selección de los tratamientos y el establecimiento de los métodos de recuperación apropiados.

 

La sarcopenia cambia la fisonomía humana
Los rasgos distintivos de los seres humanos se modifican en la misma medida que se acentúa la sarcopenia

Criterios para el diagnóstico de la sarcopenia

La definición de la sarcopenia sólo en términos de masa muscular es demasiado estrecho y puede ser de valor clínico limitado. Algunos han argumentado que el término “dinapenia” es más adecuado para describir la pérdida de la fuerza y la función muscular asociada con la edad. Sin embargo, la sarcopenia es ya un término ampliamente reconocido, por lo que su sustitución podría conducir a una mayor confusión.

El hecho es que el uso de los dos criterios básicos para la definición es que la fuerza muscular no depende únicamente de la masa muscular, y por otro lado la relación entre la fuerza y la masa no es de naturaleza lineal.

La sarcopenia en los ancianos es parte importante de las manifestaciones de fragilidad
La sarcopenia ocasiona pérdida de la masa muscular determinando importantes alteraciones que determinan la perdida de la fuerza muscular

Mecanismos de la sarcopenia

De ahí que resulte útil acercarnos al conocimiento de los mecanismos involucrados en el desarrollo de la sarcopenia que conllevan, como expresión evidente de la pérdida muscular en personas de edad avanzada, el desajuste entre la síntesis y la lisis proteica.

Estos mecanismos implican, entre otros:

  • disminución de la síntesis de proteínas
  • destrucción de las proteínas o proteólisis
  • afectación de la integridad neuromuscular
  • aumento del contenido de grasa muscular
  • incremento del estrés oxidativo con el subsiguiente aumento del daño celular
  • disfunción mitocondrial

Te resultará útil conocer más sobre el estrés oxidativo

En una persona que presente sarcopenia, se pueden encontrar varios mecanismos implicados. Reconociendo estos mecanismos y sus causas subyacentes se espera que pueda facilitar el diseño de los ensayos de intervención que se dirigen a uno o más de estos mecanismos.

De hecho en muchas personas que están consideradas en la categoría de adulto mayor, la causa de la sarcopenia es multifactorial. Esta situación es consistente con el reconocimiento de la sarcopenia como un síndrome geriátrico de múltiples facetas.

La sarcopenia y el envejecimiento

Si se tiene en cuenta que la sarcopenia es un acompañante normal del envejecimiento, se debería afirmar que afecta al 100% de las personas que están consideradas en la categoría de adulto mayor.

Se reporta que la sarcopenia se incrementa de forma dramática con el transcurso del tiempo. De hecho en hombres y mujeres que tenían entre 70-75 años presentaban niveles de sarcopenia de 4% y 3% respectivamente. Este mismo grupo de hombres y mujeres alcanzo niveles de sarcopenia del 16 % para los hombres y 13 % para las mujeres cuando alcanzaban la edad de 85 años.

Se considera que como promedio la pérdida de peso puede llegar a ser de más de 2,5 kg mensual.

La sarcopenia representa un estado de deterioro de la salud vinculado con el envejecimiento y que conlleva dificultades para la movilidad personal, incremento del riesgo de caídas y fracturas, que se acompaña de un profundo deterioro de la capacidad para realizar actividades cotidianas que es conducente a la discapacidad y a la pérdida de la independencia con el subsiguiente aumento del riesgo de muerte.

Te debe interesar conocer más acerca del envejecimiento

¿Qué acciones se pueden tomar frente a la sarcopenia?

Una vez que una definición operativa de la sarcopenia se adopta y se incluye en la corriente principal de la valoración geriátrica integral, se deben seguir los siguientes pasos para definir el curso natural de la sarcopenia y así poder desarrollar y concretar el tratamiento más eficaz.

Con este propósito es que se han formulado algunas consideraciones que ayuden  en la búsqueda de respuestas a las más importantes interrogantes vinculadas con esta enfermedad. Y dentro de esto resaltan como preguntas a responder:

  • ¿Cuál es la relación entre la edad de la persona y el estado nutricional en la prevención y tratamiento de la sarcopenia?
  • ¿Qué cantidades de macronutrientes son necesarios para las personas mayores con o en riesgo de sarcopenia, especialmente proteínas y aminoácidos específicos?
  • ¿Qué micronutrientes, por ejemplo vitamina D, juegan un papel importante en la protección y en la búsqueda de resortes para aumentar la masa corporal magra?
  • ¿Cuál es el tiempo adecuado para la ingestión de comidas y suplementos dietéticos?

De estas respuestas se podrá establecer esquemas de tratamiento y prevención de la sarcopenia

En la actualidad no se reconoce un esquema de tratamiento aceptado y aprobado para la sarcopenia. Los investigadores se enfrentan a limitaciones en el desarrollo de los estudios debido a la falta de resultados primarios estandarizados, es decir, debido a que es un campo nuevo los protocolos y los resultados de los estudios con fármacos son difíciles de determinar.

Partiendo de estas consideraciones la investigación se centra en la actualidad en definir el papel de la actividad física, la nutrición y los posibles futuros medicamentos que pueden usarse para tratar o prevenir la sarcopenia.

Los tratamientos que se están estudiando para la sarcopenia son:

Ejercicio físico

Los resultados experimentales demuestran que, con posterioridad  a la aplicación de un programa de entrenamiento utilizando ejercicios de resistencia, la síntesis de proteínas aumenta incluso en las personas contempladas en la categoría de adulto mayor. Estos cambios indican que es posible reconstruir la fuerza muscular, incluso a una edad muy avanzada.

El ejercicio aeróbico mantenido durante unas 10-12 semanas es el tiempo necesario para obtener efectos beneficiosos en la lucha contra la sarcopenia.

Nutrición

Mantener una nutrición adecuada juega un papel importante en el tratamiento de la sarcopenia. La investigación ha demostrado que en los adultos mayores pueden necesitar más proteína por kilogramo que sus contrapartes más jóvenes para mantener los niveles adecuados que refuerzan la masa muscular.

La ingestión de proteínas de 1,0-1,2 g / kg de peso corporal por día es probablemente óptimo para los adultos mayores. Esta teoría, unido al hecho de que los adultos mayores tienden a consumir menos calorías en general es una faceta importante para el tratamiento de la sarcopenia.

Se recomienda que no se consuman alimentos que producen ácidos. Esto significa que llevar una dieta rica en cereales y carnes debe ser equilibrada con una ingestión adecuada de frutas y verduras con el fin de ser eficaces en el tratamiento de la sarcopenia.

Suplementos nutricionales

Hay algunas pruebas que apoyan que la suplementación con creatina también puede ayudar en el desarrollo muscular de los adultos mayores que están siguiendo un programa de entrenamiento de resistencia.

Otro aspecto es mantener los niveles sanguíneos adecuados de vitamina D. Los niveles de vitamina D disminuyen con la edad al punto que los niveles cutáneos son hasta cuatro veces menor en los mayores en comparación con las personas más jóvenes.

Se sabe que la vitamina D juega un papel importante en el hueso y en el metabolismo muscular; y esto se explica en función de que la vitamina D promueve la síntesis de proteína muscular y mejora la absorción de calcio.

Suplementos hormonales:

Testosterona:

Se ha relacionado la testosterona, que es una hormona sexual, con la existencia de menor masa muscular y por lo tanto de menor fuerza en los músculos de las piernas. De ahí que se ha utilizado la suplementación con testosterona como tratamiento de la sarcopenia en hombres con bajos niveles de esta hormona en sangre.

Sin embargo, hay dudas fundadas en que el tratamiento con testosterona en ancianos puede conllevar elevado riesgo para las enfermedades cardiovasculares  y la próstata.

También se ha valorado el uso de la dehidroepiandrosterona (DHEA) y de la hormona de crecimiento humana (HGH). En ambos casos se ha descartado su uso al no existir respaldo experimental de suficiente peso como para implementar su utilización en el tratamiento de la sarcopenia.

Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH)

En el caso de las mujeres se ha ensayado el uso de la denominada “Terapia de Reemplazo Hormonal” (TRH) que consiste en la sustitución de las hormonas femeninas que disminuyen en la etapa de la menopausia y se mantienen asi con posterioridad.

Se ha demostrado que la terapia de reemplazo hormonal incrementa la masa corporal, con notable disminución de la grasa abdominal. A su vez participa de forma importante en la prevención de la pérdida ósea.

No obstante su uso ha resultado controvertido durante los últimos años fundamentalmente dado por los hallazgos relacionados con el aumento del riesgo de algunos tipos de cáncer entre otros problemas de salud que genera el uso de la terapia de reemplazo hormonal.

Uso de otros fármacos

La miostatina es una proteína clave en la regulación del crecimiento muscular, de ahí que se ha ensayado fundamentalmente en escala experimental su uso.

La urocortina  es un péptido que estimula la liberación de una sustancia llamada hormona adrenocoticotropica (ACTH) que previene la atrofia muscular.

Aun no existen evidencias clínicas concluyentes que aconsejen el uso de estos compuestos en humanos.

Prevención de la sarcopenia

El mejor consejo para prevenir la aparición de la sarcopenia estriba en tener una actividad física sistemática con el propósito de potenciar el desarrollo muscular.

Realizar ejercicios dos o tres veces a la semana permite obtener una importante mejoría aun incluso en pacientes con más de 90 años de edad. Al punto que se reportan aumentos que oscilan entre el 30 y el 170% de la potencia muscular del anciano al incorporarlo al programa, lo que conlleva importantes efectos positivos, como son:

  • mayor capacidad para caminar y velocidad de la marcha
  • mayor capacidad para subir escaleras
  • mayores posibilidades de mantenerse físicamente independientes

 

Se calcula que se pierde en el orden de los 2,5 kg mensuales como consecuencia de la sarcopenia
La sarcopenia se caracteriza por la pérdida de masa muscular

Desafíos que conlleva la sarcopenia

De acuerdo a los datos estadísticos para la sarcopenia, y teniendo en cuenta el concepto que se aplique, se considera que entre el 5 al 13 % de las personas comprendidas entre  60-70 años de edad se reporta que padece de sarcopenia.

En tanto para aquellos que nutren el grupo de mayores de 80 años aparece  entre 11 y 50% de las personas comprendidas en este universo poblacional.

Se considera  que el total  de personas que en todo el mundo envejecido  esta afectada de sarcopenia llega a los 50 millones, en tanto, siguiendo los cálculos conservadores del ritmo de envejecimiento de la población, se podrá prever que para los próximos 40 años se afectarán más de 200 millones de personas.

El impacto de la sarcopenia en personas de edad avanzada es de gran envergadura; los cálculos se deben medir en términos de morbilidad, así como de la discapacidad que conlleva a incrementar  los altos costos de la atención de la salud  y como colofón los altos índices de mortalidad debido a que las consecuencias de la sarcopenia en personas de edad avanzada son graves; esto sin dejar de apreciar el significado que tiene en la calidad de vida de este grupo de personas.

La sarcopenia conlleva a un cambio de vida, de ahí que los profesionales de la salud de todo el mundo tienen un colosal  reto, resultando imprescindible trabajar en la dirección de convertir el creciente cuerpo de conocimientos que existen al respecto en acciones que mejoren la salud y el bienestar de millones de personas del grupo de adulto mayor que habitan en todo el mundo.

Lee más temas relacionados: ¿Qué es el estrés oxidativo?