¿Pérdida de memoria o enfermedad de Alzheimer?


La disyuntiva de si se trata de la pérdida de memoria que habitualmente ocurre cuando la persona entra en la categoría de edad de adulto mayor o se trata de manifestaciones de la enfermedad de Alzheimer siempre está presente.

La pérdida de memoria es una de las manifestaciones más tempranas en la aparición de la enfermedad de Alzheimer
La enfermedad de Alzheimer se caracteriza por pérdida de la memoria y alteraciones en la conducta social de la persona

Y es que como hemos visto según trascurre el tiempo los humanos vamos perdiendo capacidades entre las que se encuentra la memoria. De ahí la importancia de abordar este tema y darle continuidad a los artículos precedentes, porque a fin de cuentas, a todos nos puede tocar…

En esencia ¿En qué consiste la enfermedad de Alzheimer?

Es que de hecho la enfermedad de Alzheimer es el daño a las neuronas y constituye la forma más frecuente de demencia entre las personas mayores. Esta se manifiesta cuando una persona presenta dificultades para aprender nuevas cosas, recordar e incluso comunicarse y relacionarse con otros seres humanos que se encuentren en su entorno.

Así las cosas la enfermedad de Alzheimer también puede ocasionar cambios en la personalidad y el estado anímico de las personas afectadas.

Estos cambios determinan la imposibilidad de que las personas que presentan la enfermedad de Alzheimer puedan cuidarse a sí mismas. En un inicio los lapsos en la memoria y la conducta pueden irritar a la persona que padece de la enfermedad de Alzheimer pero con el transcurso del tiempo la conducta problemática pueden generar una carga para los familiares que atienden al enfermo.

¿Qué manifestaciones encontramos en las personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer comienza lentamente afectando en primera instancia las partes del cerebro relacionadas con el control de la memoria, el pensamiento, y el lenguaje. Los síntomas que presentan las personas aquejadas de la enfermedad de Alzheimer suelen presentarse después de los 60 años y son, entre otros:

  1. Pérdida de la llamada memoria reciente. Las personas afectadas de la enfermedad de Alzheimer olvidan frecuentemente hechos que recientemente han sucedido, pero dramáticamente nunca las recuerdan; a diferencia de aquellos que olvidan cosas por un momento y con posterioridad las recuerdan.  Otra manifestación es la reiteración del pensamiento, es decir una idea se mantiene fija sin recordar lo que se acaba de preguntar o expresar.
  1. Dificultad para ejecutar tareas ya realizadas en otros momentos y que resultan conocidas. Las personas que tienen enfermedad de Alzheimer podrían ejecutar una acción y olvidarse de que lo han hecho, y dejar inconclusa la operación. Es el caso cuando se cocina una comida y se olvida de servirla, o tan sencillo de cómo se utiliza el teléfono.
  1. Dificultades con la expresión oral. Las personas que tienen enfermedad de Alzheimer con frecuencia olvidan palabras simples o hacen uso de términos de forma equivoca, dificultando la interrelación con otras personas al hacer difícil lograr que se entienda lo que necesitan o quieren.
  1. Afectación de la orientación en el tiempo y el espacio. Las personas que tienen enfermedad de Alzheimer pueden perderse en su propia casa. En ocasiones olvidan como llegaron a un lugar y cómo regresar al punto de origen.
  1. Perdida del juicio. Las personas que tienen enfermedad de Alzheimer en ocasiones se olvidan de cosas simples y rutinarias, como puede ser olvidarse que necesita hacer uso de un abrigo cuando hace frío fuera de la casa.
  1. Problemas con el pensamiento abstracto. Hay personas que padecen de la enfermedad de Alzheimer que en determinadas circunstancias olvidan como hacer uso de operaciones simples que han hecho sistemáticamente durante toda su vida, y es el caso de que pueden olvidarse de qué son los números y qué se puede hacer con ellos.
  1. Ubicación de cosas en lugares inadecuados. Las personas que tienen enfermedad de Alzheimer ubican cosas en lugares inusuales que resultan inadecuados, olvidándose donde los pusieron, perdiendo la noción de donde los pueden encontrar con posterioridad.
  1. Cambios en el estado de ánimo. Las personas que tienen la enfermedad de Alzheimer pueden presentar cambios rápidos en el estado anímico, y pueden transitar de la calma a la ira en fracciones de minutos.
  1. Cambios de personalidad. Las personas con la enfermedad de Alzheimer presentan en ocasiones cambios bruscos de la personalidad con manifestaciones de irritabilidad y actitudes temerosas.
  1. Pérdida de iniciativa. Las personas que tienen enfermedad de Alzheimer en ocasiones se vuelven pasivas y se manifiestan con pérdida del deseo de hacer cosas que con anterioridad disfrutaban como puede ser compartir socialmente con otras personas.

Si presenta perdida de la memoria y tiene más de 60 años no lo piense dos veces, consulte a su médico y descarte que padece de la enfermedad de Alzheimer.