Piel de gallina: frío, miedo o… ¿una afección dérmica? ¡Descúbrelo!


Seguramente no sólo has oído hablar de la piel de gallina sino que la has experimentado, ¿no es cierto? El aire frío o emociones intensas, especialmente el miedo, hacen erizar los vellos del cuerpo como una reacción de nuestro antiguo reflejo de huida-lucha.  Sin embargo la piel de gallina, técnicamente llamada piloerección, puede ser también el síntoma de una afección dérmica bastante común: la queratosis pilaris.  ¡Aprende a diferenciarlas!

Aprende más sobre: Enfermedades de la piel

La piel de gallina
La piel de gallina es una reaccion fisiologica al frio o al miedo

La piel de gallina como reflejo evolutivo

La piel de gallina consiste, básicamente, en el erizamiento del vello de la piel para formar una capa aislante entre el medio ambiente y la epidermis. Como una de las causas de la piloerección es el frío suele confundirse con los escalofríos, estos sí causados por las diferencias de temperatura.  Sin embargo la piel de gallina es considerada una respuesta fisiológica al aire frío y emociones intensas.

De hecho es una contracción involuntaria de los músculos de los folículos pilosos.  Al elevarse el vello se forma una protuberancia en la superficie que nos recuerda la piel de las gallinas… de ahí el nombre popular de la reacción.

La piel de gallina es conocida médicamente también como cutis anserina, en realidad una forma elegante de llamarla ya que equivale a piel de ganso.  Es descrito como una cambio local y transitorio de la superficie de la piel, que adopta una apariencia áspera debido a la elevación de los músculos de los folículos pilosos. Este cambio es producido por una sucesión de eventos que comienzan con un estímulo como el frío o el miedo.  Este estímulo causa una reacción nerviosa sobre los músculos de los folículos pilosos causando el erizamento del vello.

En relación con el miedo, es interesante observar que la palabra horripilante, utilizada para describir el horror o el miedo no significa otra cosa que… ¡pelos erizados!  Es que se cree que esta reacción tiene su origen en nuestro antiguo sistema de defensa huida-lucha, un reflejo ancestral que prepara al organismo para luchar o huir en caso de peligro.

Desde este punto de vista, la piel de gallina tendría como misión mantener el calor corporal o hacer parecer más amenazante al portador de la piel velluda.  En la actualidad la piel de gallina no tendría ningún fin práctico pero el reflejo ancestral permanece y de hecho se verifica en la mayoría de los mamíferos.

La piel de gallina como afección dérmica: la queratosis pilaris

Tips para conocer tu tipo de piel
Reconoce tu tipo de piel

La queratosis pilaris en una afección cutánea bastante común.  Se debe a que la queratina, una proteína que se encuentra en la piel, se acumula en los folículos pilosos.  Es una condición benigna, que parece transmitirse hereditariamente y es más frecuente en las personas de piel seca o que padecen dermatitis atópica.  Suele empeorar en invierno y mejorar en verano.  Se denomina piel de gallina ya que las protuberancias en los folículos pilosos la asemejan a la piel de esta ave.

Por otra parte es más frecuente en la adolescencia o en niños de hasta 10 años de edad y suele desaparecer con los años.    Según Family Doctor, la queratosis pilaris aparece con más frecuencia en la parte superior de brazos y muslos.  Cuando aparece en el rostro, es confundida con el acné.

Tratamientos para la piel de gallina

La piel de gallina o queratosis pilaris es bastante difícil de tratar.  La mayoría de los tratamientos consisten en lociones para mejorar el aspecto de la piel, nutrirla y evitar las complicaciones como enrojecimiento o ardor.  Antes de intentar cualquier tratamiento con fármacos de venta libre o productos naturales consulta con tu médico.

  • Exfoliantes: procuran eliminar la acumulación de queratina.  Se encuentran en forma de gel o crema.  Se recomienda aplicarlos bajo la ducha, masajeando suavemente durante 30 segundos sobre las partes ásperas de la piel.  Prefiere los que contienen ácidos frutales, ya que han demostrado ser muy efectivos para el tratamiento de la piel de gallina. Después del tratamiento aplica una crema humectante para suavizar la piel y evitar el resecamiento.
  • Aplanamiento: puede utilizarse una solución de vaselina con agua y ácido salicílico para aplanar las asperezas.  También se han utilizado cremas con tretinoína.  Estos productos eliminan la capa superficial de la piel.
  • Tratamientos intensivos: remoción química o mecánica de las asperezas.  Este tipo de tratamientos utiliza ácido glicólico u otros.  Otra opción puede ser el micro peeling que consiste en la remoción de la placa superficial de la piel mediante cristales, o la dermoabrasión, similar al anterior pero que utiliza diamantes en vez de cristales.

Tratamiento natural de la piel de gallina

Si la idea es intentar algún tratamiento natural, es interesante recordar que las plantas para la piel tienen como objetivo tratar diversas afecciones.  Como la piel de gallina es mejor dicho una condición de la piel antes que una enfermedad, lo mejor es utilizar productos o remedios naturales elaborados plantas que tengan como finalidad suavizar, humectar y nutrir la piel.

También pueden intentarse tratamientos con plantas depurativas, similares a los que se utilizan para el acné, granos, espinillas o sarpullidos.

No se recomiendan las plantas con propiedades astringentes ya que la queratosis pilaris o piel de gallina se agrava con la sequedad de la piel.

Las plantas con propiedades bactericidas pueden ser útiles si las protuberancias o asperezas muestran enrojecimiento o infección.

Inclusive se puede probar con los remedios naturales para las verrugas, ya que tienen efecto cáustico sobre la piel pero se deben utilizar con prudencia para no dañar la piel ni los tejidos sanos.

Los remedios naturales o plantas más recomendables son:

  • Aguacate y almendras: contienen sustancias grasas muy beneficiosas para la piel.
  • Pepino y uva: hidratantes y refrescantes.
  • Caléndula: bactericida y antiinflamatoria.
Piel de gallina
El aguacate puede ser utilizado para tratar la piel de gallina por sus propiedades nutritivas y suavizantes

Esto te interesará: Como hacer una crema hidratante casera