Crema hidratante casera, ¡una receta para cada tipo de piel!


Cada tipo de piel tiene necesidades diferentes para lucir tersa y saludable. Lo mejor es que no necesitas comprar ingredientes caros ni especiales. Es más, tú misma puedes prepararla en tu propia casa. Así es, porque aquí te enseñamos una receta diferente de una crema hidratante casera ideal para tu tipo de piel.

Con ingredientes que encontrarás seguramente en tu refrigerador o alacena de tu cocina. Combinados con algunos elementos que podrás adquirirlos en herbolarios o tiendas de cosmética artesanal o farmacias.

Cómo preparar la crema hidratante casera ideal para tu piel
Cómo preparar tu propia crema casera

Conoce a tu piel

El primer paso para lograr una piel única es conocer qué tipo de piel tienes. Atender a ciertas características para identificar si tu piel es normal, seca, grasa o mixta. Porque cada una de ella requiere de cuidados específicos.

Piel normal

Una piel normal luce suave, lisa y con una textura aterciopelada. Sin embargo, aunque se trate de una piel sana, se la debe cuidar. Mantener saludable una piel con muy pocas impurezas e imperfecciones es muy fácil.

Piel seca

Cuando la piel no retiene la humedad, comienza a producir menos grasa de la que necesita y comienza a tener un aspecto tirante y apagado. Si la resequedad es mucha puede verse rugosa o incluso cuarteada. Este tipo de piel necesita hidratarse con frecuencia para no presentar arrugas tempranas.

Puesto que generalmente, este tipo de piel se ve más fina, frágil y con muy poca flexibilidad y suavidad. La crema hidratante casera para la piel seca debe tener una propiedad extra de nutrición y suavidad.

Piel grasa

Una piel grasa se distingue por presentar poros abiertos, puntos negros y una gran tendencia al acné. El exceso de grasa en la piel la hace lucir brillante.

Justamente por ese aspecto, muchas mujeres la descuidan y no utilizan cremas hidratantes. Este tipo de piel presenta más impurezas que el resto de tipos de pieles, pero también necesita de un cuidado especial con una  crema hidratante casera adaptada a sus necesidades.

Piel mixta

Tener una piel mixta no es lo mismo que lucir una piel normal. Un rostro con piel mixta no presenta una piel saludable. Tiene una zona con piel grasa y otra con piel seca. Por lo tanto, necesita cuidados especiales en cada una de las zonas. Generalmente los rostros con piel mixta tienen piel grasa en la zona de la frente, nariz y mentón. Esta zona es conocida como la zona T. Mientras que las mejillas poseen una piel de tipo normal o seca.

Tips para conocer tu tipo de piel
Reconoce tu tipo de piel

Receta de una crema hidratante casera para piel mixta

Preparar una crema hidratante casera para una piel mixta es muy difícil porque tiene que cumplir ciertas cualidades que son opuestas. Por un lado tiene que ser muy hidratante para cubrir las necesidades de las zonas de piel seca. Y por otro, no tiene que engrasar la zona T.

Aunque parece complicado, aquí te damos la receta que cumple ambas condiciones. Para potenciar su efecto de hidratación, puedes beber más agua.

Ingredientes:

  • 60g de agua destilada
  • 60g de aceite de almendras dulces
  • 10g de cera de abeja
  • 20g de manteca de cacao o karité
  • 2g de bórax como conservante natural
  • 6 gotas de aceite esencial de lavanda

Procedimiento:

Coloca en un recipiente apto para baño maría el acetite de almendras dulces, la cera de abeja y la manteca de cacao o karité. Disuelve todos los ingredientes a fuego lento.

Aparte coloca el bórax con el agua destilada y lleva a una temperatura aproximada de 50 a 60 grados. Une el contenido del primer recipiente con este último y bate bien a una velocidad lenta.

Agrega finalmente el aceite esencial de lavanda y guarda en un frasco de vidrio para conservarla por varios días.

Receta de una crema hidratante casera para piel grasa

Muchas veces pensamos que una piel grasa no necesita hidratación. Nada más lejos de la realidad, la grasa no tiene propiedades nutritivas ni hidratantes. Por lo tanto, necesitamos una crema que elimine la grasitud e hidrate nuestra piel.

De esta manera, al fin podremos lucir una piel radiante y saludable.

Prepara una crema con las características que necesita tu piel
Una receta de crema casera para tu piel

Crema hidratante casera de pepinos

Ingredientes:

  • 10ml de jugo de pepino
  • 1 cucharada de manteca de cacao
  • 1 cucharada de cera de abeja
  • 3 gotas de aceite de melisa
  • 5 cucharadas de agua destilada

Procedimiento:

Coloca en un recipiente que puedas llevar a baño maría, el jugo de pepino, manteca de cacao y la cera de abeja. Lleva a baño maría hasta que los ingredientes se disuelvan y puedas mezclar todo.

Diluye las gotas de esencia en el agua destilada y agrega a la preparación anterior batiendo continuamente hasta que espese y se enfríe.

Coloca en un frasco de vidrio con tapa para conservar esta crema en la heladera por varios días.

Modo de uso:

Puedes utilizar esta crema hidratante casera ideal para piel grasa por la mañana y por la noche. Sin embargo, siempre tienes que tener la precaución de limpiar y tonificar la piel antes de aplicarla.

Crema hidratante casera para piel normal

Ingredientes:

Para preparar esta crema necesitas un cuarto de taza de cada uno de los siguientes ingredientes:

  • manteca de karité.
  • manteca de cacao.
  • aceite de oliva virgen extra.
  • aceite esencial que prefieras para darle un aroma especial y personalizado.

Instrucciones:

Coloca la manteca de karité y de cacao en un recipiente apto para baño maría y funde los dos ingredientes. Deja enfriar por media hora y luego añade el aceite de oliva y los esenciales que hayas elegido. Pues de esta manera, las propiedades de los aceites esenciales no cambiarán.

Lleva la preparación a la nevera hasta que se endurezca. Luego, bate luego con una batidora de mano para conseguir esa consistencia cremosa que caracteriza a una crema para el rostro. Guarda en un frasco de vidrio para conservarla durante días.

Prepara tu propia crema con ingredientes naturales
Crema hidratante casera con ingredientes naturales

Modo de uso

Esta crema la puedes usar todos los días por la mañana y por la noche. Por supuesto, antes de aplicarla debes limpiar y tonificar todo el rostro adecuadamente.

Crema hidratante casera para piel seca

Varios son los factores por los que una piel puede lucir seca o escamosa. Entre ellos se encuentra la exposición prolongada al frío o calor, humedad baja o baños excesivos. Por suerte existe una solución muy simple para restaurarla y lograr que luzca perfecta y saludable todos los días.

Se trata de una crema hidratante casera que hoy mismo puedes preparar con ingredientes naturales.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de cera de abejas
  • 2 cucharaditas de agua destilada
  • 1/2 taza de manteca de cacao
  • 3 cucharadas de aceite de sésamo
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Procedimiento:

Ralla la cera de abeja y mezcla con el agua destilada en un recipiente apto para baño maría. Derrite la cera a fuego lento. Una vez que esté derretida, agrega luego lentamente la manteca de cacao. Revuelve constantemente y una vez que están bien mezclados, añade el aceite de sésamo, coco y oliva. Vuelve a revolver hasta que esté todo bien mezclado. Deja que se enfríe esta preparación guárdala en un frasco de vidrio.

Mira más: Recetas de cremas antiarrugas o nutritivas