Infusiones para bajar el colesterol


Las consecuencias negativas de tener colesterol conforman una larga lista de problemas de salud que te pueden poner en serios aprietos. Si tu médico te ha detectado niveles altos de colesterol o si tienes antecedentes familiares, es importante que tomes conciencia de ello y cuides tu alimentación, ya que a través de ella podemos ayudar a regularlo.

Aparte de los ya sabidos consejos de no comer grasas y evitar fritos y otros alimentos poco saludables, en las infusiones puedes encontrar un gran aliado para reducir tu colesterol, además de otros beneficios asociados. Tomarlas cada día en ayunas, a media mañana, como postre o para merendar puede reportarte excelentes ventajas.

Por ello, hoy queremos hablarte de las infusiones para bajar el colesterol, hierbas que te ayudarán en la tarea de mejorar tu salud, de forma fácil y sencilla.

5 infusiones para bajar el colesterol

infusiones colesterol
El té verde es una de las mejores infusiones para bajar el colesterol

Té rojo

El té rojo es uno de los más populares gracias a su característico sabor y sus múltiples propiedades, además de estar entre las mejores infusiones para bajar el colesterol. Recuerda que otros de los beneficios del té rojo son reforzar tus huesos, prevenir y mejorar el acné o sustituir a la leche en caso de que tengas intolerancia a la lactosa. Para reducir tu colesterol, toma uno o dos vasos de esta infusión veinte minutos después de la comida. Con este sencillo y delicioso hábito obtendrás todas las ventajas de estas infusiones para bajar el colesterol.

Té verde

Para el té verde, te recomendamos seguir la misma posología que te acabamos de comentar. El té verde es bueno para perder peso gracias a su poder diurético, además de ayudarte en temporadas de bajo ánimo e incluso prevenir ciertos procesos tumorales. Pero además, es una de las mejores infusiones para bajar el colesterol.

Té de diente de león

El té de diente de león es uno de nuestros preferidos, no solo por sus propiedades para reducir el colesterol, si no por las ventajas y beneficios que aporta sobre otros órganos del cuerpo, como el hígado o los riñones.

Si te resulta difícil encontrarla en tu supermercado habitual, puedes comprar sus hojas en un herbolario y fabricarte tú mismo la infusión. Solo necesitarás hervir una taza de agua con 4 hojas de diente de león y dejar reposar durante 10 minutos. Para darle un toque más ácido, si lo deseas puedes añadir un chorrito pequeño de limón. La dosis diaria recomendada de estas infusiones para bajar el colesterol es de 2 o 3 tazas diarias.

Infusión de ajo con té verde

Los ajos son uno de nuestros ingredientes preferidos, ya que parecen estar indicados para cualquier tipo de dolencia. Con ellos también podemos preparar infusiones para bajar el colesterol. Tan solo tendrás que hervir durante 10 minutos una taza de té verde a la que le añadiremos dos ajos crudos y machacados. Tras reposar 5 minutos, cuélalo y añade un chorrito de limón. Tómalo cada mañana en ayunas y pronto verás como tus niveles de LDL bajan.

Té de apio

Terminamos nuestra particular lista de infusiones para bajar el colesterol con este té de apio, muy fácil de preparar y que podrás tomar todas las veces que quieras frío o caliente. Para prepararlo de forma casera, hierve durante media hora 2 litros de agua y 1 apio previamente cortado y lavado. Además de ayudarte con la hipercolesterolemia, también es beneficios para tratar problemas de estómago y cardiovasculares.