El trasplante de corazón: una oportunidad a la vida


El trasplante de corazón es una última opción cada vez más viable para personas con determinadas enfermedades cardíacas. El procedimiento iniciado hace 40 años, se perfecciona cada día con los avances de la ciencia, y la organización de los servicios de salud, en función de este procedimiento esperanzador.

Para una persona, que producto de su enfermedad se ve cada vez más limitada en su trabajo y las actividades de la vida diaria, una alternativa como el trasplante de corazón permite “volver a la vida”, y puede convertirse en una oportunidad invalorable.

Conoce más: ¿Por qué debes cuidar tu corazón?

Sin embargo, a pesar de los avances experimentados en los últimos años, son muchos los escollos que aún debe enfrentar este procedimiento médico.

Si te interesa conocer las enfermedades que pueden conducir a la necesidad de un trasplante de corazón, cuáles son las características y retos a vencer en este tratamiento, así como el pronóstico para las personas que se someten a este proceder, continúa leyendo, que aquí pretendemos dar respuesta a tus interrogantes.

Claro esta vinculado al papel que juega el corazon en el fisiologismo humano.

La obstrucción de las arterias coronarias es causa común de trasplante de corazón.
La obstrucción de las arterias coronarias es causa común de trasplante de corazón.

¿Qué funciones desempeña el corazón en el cuerpo?

El corazón es un órgano que forma parte del sistema cardiovascular, y su función es bombear o impulsar la sangre de forma tal que circule por los vasos sanguíneos a través de todo el organismo, llevando oxígeno y nutrientes a los tejidos y recogiendo de estos los desechos que se originan en los procesos vitales.

¿Cómo está compuesto el corazón?

El corazón está formado por estructuras como el pericardio, que lo reviste, el miocardio o músculo cardíaco, el endocardio y las cavidades del corazón con sus válvulas. Además recibe los nutrientes a través de vasos sanguíneos y las terminaciones nerviosas regulan la velocidad y ritmo de las contracciones del corazón.

Estructuras del corazón
El corazón está formado por estructuras como el pericardio, el miocardio, el endocardio y las cavidades del corazón con sus válvulas. Además contiene vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas.

Consecuencias del mal funcionamiento del corazón

Las funciones del corazón implican que este tenga que latir constantemente a través de contracciones musculares, que en el reposo pueden originar entre 60 y 80 latidos por minuto, mientras durante el ejercicio esta frecuencia puede elevarse por encima de los 120 latidos por minuto.

La detención del corazón por más de 3 minutos puede originar la muerte del cerebro, cuyas células son muy sensibles a la falta del oxígeno, que utilizan para obtener la energía necesaria para realizar sus funciones.

Por otra parte, alteraciones en el funcionamiento del corazón, pueden provocar una pobre oxigenación de los tejidos, que se traduce en mayor o menor grado de discapacidad para realizar cualquier actividad, particularmente aquellas que requieren de esfuerzos físicos.
En ocasiones la discapacidad alcanza un grado tan alto, que la persona ve grandemente disminuida su calidad de vida.

Seguro quieres conocer: enfermedades que pueden ocasionar dano al corazon

Puede llegar el punto en que se haga necesario el uso de dispositivos de asistencia o de corazones artificiales, mientras tanto aparece la posibilidad de efectuar el trasplante de corazón. Sin embargo, estos procederes representan grandes riesgos al ser utilizados a largo plazo, pudiendo originar infecciones en la sangre, formación de trombos, entre otros factores.

¿Cuáles son las enfermedades que pueden requerir un trasplante de corazón?

Varias enfermedades pueden requerir de la realización de un trasplante de corazón como tratamiento. Entre ellas tenemos:

· Malformaciones congénitas cardíacas. Defectos del desarrollo del corazón que afectan a sus estructuras y por lo tanto a su función.
· Enfermedad de las arterias coronarias. Son las arterias que llevan oxígeno y nutrientes a los tejidos del corazón. Pueden verse afectadas por la aterosclerosis, que favorece la formación de trombos, impidiendo la oxigenación y nutrición del corazón.
· Insuficiencia cardíaca terminal.
· Arritmias o alteraciones en el ritmo cardiaco.
· Miocardiopatía hipertrófica. Agrandamiento exagerado del corazón por mal funcionamiento del mismo.
· Infarto de miocardio agudo complicado. Por déficit o ausencia de oxígeno algunas células del músculo cardíaco mueren.
· Trastornos pulmonares que ocasionan daño al corazón

Requisitos del trasplante de corazón

Aunque muchas veces el trasplante de corazón es la única forma que tiene una persona de recuperar su vida anterior a la enfermedad o evitar la muerte, no siempre es posible recibir este tratamiento. Por ello, alrededor de un cuarto de las personas que requieren del trasplante de corazón mueren sin haber podido recibirlo.

Esto se debe a los estrictos requerimientos que presenta este proceder quirúrgico. Entre ellos están:

Requisitos concernientes al donante:

· El corazón donado debe provenir de otra persona con muerte cerebral
· La persona donante debe ser menor de 60 años y del mismo sexo que el receptor.
· El donante no debe tener enfermedades cardíacas ni pulmonares.
· El donante debe ser compatible con la persona que recibirá el trasplante o receptor del mismo.

Requisitos de compatibilidad:

La compatibilidad entre donante y receptor es muy importante para el éxito de este tipo de tratamiento. La presencia de incompatibilidad puede desencadenar una reacción de rechazo inmunológico en el receptor, hacia el órgano implantado o los propios tejidos del receptor.
· Compatibilidad de grupo sanguíneo o del sistema ABO. Cada persona exponen en la superficie de sus células sanguíneas determinadas sustancias que determinan el grupo sanguíneo al que pertenece. Algunos de estos grupos son compatibles entre sí por lo que no es necesario que donante y receptor tengan exactamente el mismo grupo sanguíneo.
Si no hay compatibilidad de grupo sanguíneo, estas sustancias actúan como antígenos desencadenando la respuesta inmunológica.
· Compatibilidad del sistema HLA o antígenos principales de histocompatibilidad. También son sustancias que se exponen en la superficie de las células del cuerpo. No se conoce muy bien la incidencia de este sistema sobre el éxito del trasplante de corazón, como sí ocurre con el de riñón.
· Que no exista sensibilización previa del receptor a los antígenos del donante. Esto se debe a que el receptor ha recibido previamente transfusiones de sangre o trasplantes. También el embarazo puede originarla.

Si el receptor tiene anticuerpos previamente formados contra los antígenos ABO o HLA del donante, entonces no puede realizarse el trasplante de corazón. Esto se debe a que hay grandes probabilidades de pérdida del injerto por una grave respuesta de rechazo.

Requisitos de conservación del corazón a implantar

Una vez que el corazón a trasplantar ha sido extraído del donante:
· Debe conservarse a bajas temperaturas
· Debe transcurrir corto tiempo, de no más de 6 horas, hasta que se realice el trasplante.

Esto es para disminuir el riesgo de necrosis o muerte celular en el órgano que impediría su buen funcionamiento o incrementaría las reacciones de rechazo inmunológico en el receptor.

¿Cómo se realiza el trasplante de corazón?

Luego de extraído el órgano y su conservación explicada anteriormente:
· se hace circular la sangre del receptor por un sistema de circulación extracorpórea
· se extrae el corazón enfermo
· se coloca el corazón donado
· se aplica tratamiento para la supresión del sistema inmunológico

Trasplante del corazón desde donante a receptor
El corazón del receptor se extrae en su mayor parte y se injerta el corazón del donante.

Tratamiento con inmunosupresores que se usa en el trasplante de corazón

Existen diferentes estrategias para la inmunodepresión en el trasplante de corazón. Su objetivo es disminuir el rechazo que se produce en el organismo de la persona que recibe el órgano frente a los antígenos extraños del donante. Entre los medicamentos empleados mencionaremos algunos, por ejemplo:

  • Corticosteroides. La dosis inicial es alta pero luego se va reduciendo hasta dejar niveles de mantenimiento por tiempo indefinido.
  • Inhibidores de la calcineurina. Estos fármacos inhiben la activación e incremento del número de células denominadas linfocitos T, que juegan un papel importante en la inducción de la reacción de rechazo inmunológico.
    Entre ellos se encuentran el tacrolimus y la ciclosporina.
  • Ciclosporina. Al igual que los corticosteroides la dosis inicial es mayor y se va disminuyendo con el tiempo. Tiene efectos adversos importantes como daño al riñón que puede llegar a la insuficiencia renal crónica, hipertensión, daño al hígado, incremento de las encías, desarrollo de tumores malignos, hirsutismo o desarrollo exagerado del pelo particularmente en la mujer.
  • Tacrolimús: Tiene efectos adversos similares pero además induce la diabetes mellitus.
  • Anticuerpos monoclonales. Como ejemplo están los anticuerpos monoclonales frente al receptor de IL-2. Estos impiden la proliferación de los linfocitos T al inhibir la acción de la sustancia denominada IL-2, una sustancia estimulante que desempeña un papel importante en ese proceso.
  • Rapamicinas. Inhiben el ciclo de vida de los linfocitos T por lo que no pueden proliferar. Ejemplo es el everolimús. En combinación con corticosteroides e inhibidores de la calcineurina disminuye el rechazo agudo y la vasculopatía. Se preconiza su uso en la fase de mantenimiento con dosis mínimas de inhibidores de calcineurina e incluso en ausencia de estos, particularmente en personas que han experimentado toxicidad renal.
    Diferentes nuevas formas de tratamiento se están utilizando para evitar el rechazo y en algunos casos están aún en fase investigativa, todos con el objetivo para incrementar los beneficios del trasplante de corazón.

¿Qué problemas puede enfrentar una persona que recibe un trasplante de corazón?

Al menos el 50% de las personas que se someten a un trasplante de corazón tienen alguna manifestación de rechazo. Lamentablemente muchas veces este rechazo transcurre sin sintomatología lo que puede hacer que sorprendan los resultados nefastos a largo plazo.
Por ello se investigan pruebas para su detección temprana.

Entre los principales problemas pueden estar:

  • Rechazo agudo, o rechazo mediado por anticuerpos. Puede aparecer generalmente al mes de realizado el trasplante. Puede tener diferentes grados de gravedad.
  • Vasculopatía del aloinjerto cardiaco. Los vasos sanguíneos del corazón injertado quedan tupidos u obliterados por el desarrollo acelerado de aterosclerosis. Es responsable del 30% de las muertes.
  • Infecciones, cáncer y fallo renal. Debido al tratamiento inmunosupresor.

¿Qué pronóstico tiene una persona que experimenta el trasplante de corazón?

Las tasas de supervivencia se han incrementado significativamente en los últimos años. Se ha prestado atención particularmente a evitar la vasculopatía, considerada el principal factor limitante de la supervivencia a largo plazo del injerto, que actualmente se sitúa en los 10 años, después del trasplante de corazón.

Se investigan tratamientos basados en la inducción de tolerancia en lugar de la inmunosupresión con todas sus consecuencias, pero aún se requieren más estudios para su autorización.

La Sociedad Internacional para el Trasplante de Corazón y Pulmón reporta entre 3 500 y 4 000 trasplantes de corazón anuales, con una tasa de supervivencia al año de 90% y de 50% a los 10 años.

Se considera que un adecuado apoyo social y familiar, así como brindar suficiente información sobre los procedimientos, es vital para el éxito del tratamiento por trasplante de corazón.

Más información sobre el corazón: Enfermedades cardiovasculares, ¡no las tomes como un juego!