Cuidado con el dolor muscular, aprende cómo aliviarlo


Generalmente, cuando realizamos una actividad física como caminar, correr o entrenar, volvemos a casa con un terrible dolor muscular.  Tu cuerpo está entumecido y juras que no harás esa rutina de nuevo, pero la idea no es esa. Por lo que aquí te ayudaremos a aliviar ese dolor muscular, causado por el ejercicio o el exceso de trabajo. Porque, sí, estos no solo son causados por el ejercicio.

Las actividades laborales también pueden generar tensión en los músculos, por realizar movimientos repetitivos o posturas sostenidas. En consecuencia, esto puede traer un dolor insoportable. Pero ¿cómo identificamos qué es dolor muscular? 

Dolor muscular por trabajo
El exceso de trabajo puede ocasionar dolores musculares.

Síntomas más comunes del dolor muscular

Una de las principales señales que aparecen cuando tenemos problemas musculares es el dolor intenso y el agotamiento. Pero no son los únicos, los pacientes de fibromialgia -como lo llaman los médicos- presentan otros síntomas con frecuencia:

Rigidez

Conocida como anquilosamiento, se presenta mayormente en la mañana, luego de permanecer mucho tiempo en una misma posición.

Dolor de cabeza y cara

Se debe al malestar en los músculos del cuello u hombros, que se encuentran rígidos o anquilosados. 

Trastornos del sueño

Aunque se cumpla las horas de sueño requeridas, la fatiga y el cansancio permanecen como si no hubiéramos dormido. En algunos casos, se presenta problemas para poder dormir.

Malestar abdominal

La fibromialgia también incurre en trastornos digestivos, ocasionando estreñimientos o diarrea y dolor abdominal.

¿Por qué se produce el dolor muscular?

El dolor puede producirse en cualquier músculo del cuerpo. Frecuentemente, este se origina en alguna lesión o sobreesfuerzo realizado. También, por alguna infección en los tejidos blandos o microdesgarre del músculo. Son muchos los factores que lo pueden generar como la gripe, que es uno de los casos más simples. Este viene acompañado de un ligero malestar en la parte de los músculos.

Asimismo, cuando el dolor es causado por una lesión o por sobreesfuerzo, se concentran con intensidad en un área específica. Dependiendo de la causa, estos estarán acompañados de sensibilidad, hinchazón, coloración rojiza y quebranto. Pero con el tiempo, mediante se reconstruya y fortalezca estos síntomas, desaparecerán.

Otras causas pueden ser:

  • Problemas del flujo sanguíneo.
  • Poca ingesta de calcio, potasio y magnesio.
  • Falta de hidratación.
  • Algún medicamento.

¿Cómo podemos reducir el dolor muscular?

Cuando los músculos están adoloridos se necesitan proteínas, carbohidratos e hidratación, principalmente, para tener una rápida recuperación. A su vez, en una contracción es recomendable hacer movimientos de estiramiento para mejorar su flexibilidad.

A continuación, compartimos los mejores remedios y ejercicios para que te deshagas de ese incómodo dolor:

Remedios caseros para aliviar el dolor muscular

Magnesio

El uso tópico del aceite de magnesio disminuye el exceso de líquido en los tejidos. El aceite magnesio contiene cloruro de magnesio, que es un relajante natural muscular que ayuda a eliminar la hinchazón.

Con el uso tópico podemos contrarrestar la falta del insumo de magnesio, que no logramos tener en nuestra dieta. Por lo que al consumirlo, conseguimos que se concentre directamente en los músculos afectados.

En agua tibia disuelve dos tazas de sal de Epsom y sumerge el músculo afectado durante 15 o 20 minutos.  Este proceso puedes repetirlo tres veces a la semana. Pero si sufres de algún problema cardiaco, presión arterial alta o diabetes, no es recomendable.

Aplica calor

Un relajante muscular práctico y efectivo es la ducha caliente. El baño tibio es ideal para tratar la tensión de hombros y del cuello, provocados por estrés y trabajo. En cambio, aplicar frío no es recomendable, dado a que reduce la velocidad del proceso de curación del cuerpo. Además, la mayoría preferimos un baño de agua tibia ¿verdad?

Consumir magnesio

Uno de los causantes del dolor muscular es la falta de magnesio en el organismo, como de proteínas e hidratación.  Los bajos niveles de estos ocasionan malestares musculares y calambres, por eso te recomendamos tomar un suplemento de magnesio.

Empieza incluyendo alimentos que contengan magnesio en tu dieta. Esta es una manera fácil y deliciosa de aportar a tu organismo un suplemento necesario para aliviar el dolor muscular. ¿En cuáles alimentos lo consigues?

  • Espinaca.
  • Melaza.
  • Calabaza o auyama.
  • Cacao.
  • Frijoles negros.
  • Semilla de girasol.
  • Semillas de sésamo.
  • Acelga Suiza.
  • Aceite de coco.

El aceite de coco es un remedio natural para muchas dolencias. También es sugerido para tranquilizar el dolor muscular. Se recomienda usar entre 2 y 3 cucharadas en la cocina como sustituto de la mantequilla por un día.

Ejercicios de yoga para disminuir los dolores

Como explicamos anteriormente, los músculos en esta condición se encuentran en estado de entumecimiento y rigidez. Por lo que es importante realizar ejercicios de estiramiento y relajación. Y ¿qué mejor que el yoga? Esta actividad reúne tanto la relajación como el estiramiento, por lo que es ideal para mejorar los malestares musculares. No te desanimes, si se puede.

dolores musculares y sus ejercicios.
Algunos ejercicios y terapias pueden aliviar los dolores musculares.

De pie y hacia adelante –Uttanasana-

Trata de nivelar ambas piernas con tus caderas estando de pie. Mirando al frente vas a doblar la cintura hacia abajo hasta tocar con los dedos de tus manos el suelo. Una vez logrado, bajarás la cabeza suavemente hasta descansarla entre las piernas.

Mantente allí mientras mueves tus manos alrededor de la parte externa de las pantorrillas. Luego, con las palmas de las manos, sostén la parte trasera de los tobillos. Con este ejercicio conseguirá trabajar los tendones de tu espalda, cuello, y pantorrillas.

Knne Pose –variación de Parsvottanasana-

Baja la embestida de tu rodilla derecha hacia adelante y  tus manos ponlas en el suelo, alineadas con tus hombros. Con la rodilla derecha debes aplicarte sobre el tobillo derecho, sin despegar las manos del suelo. Seguidamente, empuja hacia arriba el talón derecho para llevar la pierna a una posición más derecha.

Deja que la cabeza cuelgue y repose sobre la rodilla derecha. Trata de nivelar tus caderas y lleva ambas palmas al suelo o lo más cerca que puedas. Espera un tiempo y repite el proceso. Este ejercicio ofrece estiramientos a tu trasero, isquiotibiales, espalda baja y cuello.

Estiramiento de la ingle

Siéntate en el suelo con ambas rodillas dobladas y con las palmas de los pies tocándose mutuamente. Haz una especie de mariposa con las piernas. Inclínate hacia adelante desde la cintura y toca el piso con la frente, mientas acercas las manos estiradas a ti. Este movimiento es recomendado para aliviar el dolor muscular de tus caderas, espalda y cuello.

Dolor muscular y sus terapias,
Si el dolor persiste, acude a un terapeuta.

Si sientes dolor muscular ya sabes cómo tratarlo, en caso de que persista lo mejor es asistir a un fisioterapeuta que te comente su opinión profesional. Mientras tanto, alivia el estrés y déjate llevar por los beneficios del yoga.

Disfruta: 10 posturas de yoga para comenzar bien el día y crear un hábito saludable