Diferentes tipos de té y sus propiedades, ¿los conoces todos?


Las infusiones pueden ser nuestros mayores aliados si conocemos bien sus propiedades y aprovechamos los beneficios que nos pueden ofrecer. Si eres un apasionado de las infusiones seguro que te has tomado algún té. Esa infusión de hojas que tanto nos gusta puede ser de muchas clases aunque todas provengan de la misma planta. Pero aunque la hayas tomado, ¿conoces los distintos tipos de té y las propiedades que nos pueden aportar?

Te puede interesar leer: Infusiones que te ayudarán a bajar el colesterol

En este artículo te explicaremos las diferencias entre las clases que hay y los beneficios que te pueden proporcionar cada una de ellas cuando las consumimos bebidas.

Taza de té caliente
El parar a tomarte una infusión puede ser uno de los mejores momentos del día, pero si además conoces los distintos tipos de té y sus propiedades también puede ser un momento medicinal

Diferentes tipos de té

Aunque los distintos tipos de té provienen de las hojas y de las yemas de la misma planta, la Camellia Sinensis, depende de cómo se recolecten estos brotes y el tratamiento que se les dé, obtendremos un té u otro. Los tipos de té más comunes son el té verde, el té rojo, el té blanco y el té negro. Vamos a conocer cómo se han de cosechar las hojas para poder obtener cada uno de ellos, así como las propiedades y beneficios que nos pueden aportar al beberlos.

El té verde y sus propiedades

Para conseguir el té verde el único tratamiento que reciben las hojas es que se dejan secar tras su recolección, dejando así el té más suave de todos.

Este té es rico en minerales y vitaminas A, C y E, y nos ayuda a prevenir las enfermedades degenerativas, así como disminuir los dolores cardiovasculares, disminuye los niveles de colesterol alto y la hipertensión. También es de gran ayuda para las personas que quieren seguir una dieta para perder peso ya que estimula el metabolismo, potenciando la quema de grasa y favoreciendo la eliminación de líquidos por su poder diurético. Por si te quedaba alguna duda el té verde puede ser tu gran aliado para complementar tu dieta si quieres perder peso y volumen.

El té rojo y sus propiedades

Para elaborar el té rojo se necesitan que las hojas queden ligeramente fermentadas. Importante no confundir con el té rooibos, ya que vienen de plantas diferentes.

Cosecha de hojas de té
Los distintos tipos de té surgen de las diferentes formas de cosechar y tratar la hoja

Muchos de los beneficios que aporta el té rojo a nuestro cuerpo parten de que estimula la eliminación de las grasas, lo que ayuda a limpiar y a mantener en buen estado el hígado, intestino y riñones. También ayuda en los casos de gota y ácido úrico alto. Favorece la secreción de ácidos gástricos, haciendo que los alimentos se digieran de forma más rápida y efectiva, y de este modo elimina las digestiones difíciles si lo tomas después del almuerzo.

El té negro y sus propiedades

Para obtener el té negro se dejan oxidar las hojas del todo después de cosecharlas. Es mucho más aromático que el resto de los tés y también es el que contiene más teína de todos, por lo que aunque la estimulación es mucho mayor también debemos evitar tomarlo después de las cuatro de la tarde si queremos tener un buen sueño.

Entre las propiedades del té negro destaca el que es un remedio natural muy efectivo contra las diarreas. También ayuda a deshacernos de la incómoda retención de líquidos por su gran poder depurativo y diurético. Si eres un habitual de este té, a la larga se reducirán de forma drástica los riesgos de sufrir problemas relacionados con el corazón.

El té blanco y sus propiedades

Este té tiene un color muy claro, ya que para su elaboración se utilizan las yemas de la planta, cuyo color es muy parecido al de la plata. Para obtener las yemas es necesario cosecharlas antes de que lleguen a abrirse y se dejan secar para que pierdan toda la humedad.

El té blanco es un gran antioxidante, que protege nuestras células de los radicales libres, mejora notablemente las defensas y ayuda a prevenir futuros problemas. También es diurético, reduce los niveles de colesterol y aporta energía debido a la teína. Además mejora de forma considerable nuestra capacidad cognitiva, lo que ayuda a mejorar la memoria y que nos concentremos con más facilidad.

Bolsas de té
Ahora que conoces las propiedades de las distintos tipos de té puedes elegir el que mejor se adapte a tus necesidades

Te puede gustar leer: Beneficios del jengibre, aprovéchalos