Dieta para hipotiroidismo: alimentos recomendados y no recomendados


Tradicionalmente los problemas de la tiroides se han tratado con medicamentos, ya que no existe una dieta para hipotiroidismo.   Algunos alimentos podrían aumentar la función de la tiroides, pero otros interactúan con el medicamento impidiendo la absorción de la hormona de reemplazo.  Para entender mejor este problema que afecta a millones de personas en todo el mundo, es interesante conocer los síntomas, qué alimentos pueden ayudarte y cuáles debes evitar o limitar.

Aprende más sobre:  Glándula tiroides

Dieta para hipotiroidismo
La glandula tiroides regula el funcionamiento de todo el organismo

Conociendo la enfermedad de la tiroides

La tiroides es una pequeña glándula que se encuentra en el cuello.  Sin embargo su importancia es vital: está encargada de regular el rendimiento y funciones del organismo, desde la temperatura hasta las funciones cerebrales.  Lo hace segregando una hormona, la hormona tiroidea.

Cuando la tiroides funciona bien todo marcha sobre ruedas.  Sin embargo, puede ser que la glándula esté muy activa, segregando más hormona de la necesaria.  En ese caso estamos frente al hipertiroidismo.  Por el contrario, puede ser que su actividad disminuya, entonces el problema se llama hipotiroidismo. 

Para funcionar correctamente, la glándula tiroides necesita yodo.  El yodo es esencial y la única forma de obtenerlo es a través de la alimentación, ya que el organismo no puede sintetizarlo.  El yodo se encuentra naturalmente en varios alimentos, el suelo y el agua de mar.  Según la Asociación Americana de la Tiroides alrededor  del 40% de la población mundial puede padecer deficiencias de yodo.   Facilitar el acceso a cantidades suficientes y necesarias de yodo ha sido y es una preocupación de los organismos globales de salud y los gobiernos, ya que la falta de yodo es la causa de múltiples enfermedades evitables.

Una de cada ocho mujeres desarrollará un problema de tiroides en la vida.  Alrededor del 20% de los casos se producen durante la menopausia.   En muchos casos el hipotiroidismo se produce por falta de yodo, pero también puede ser causado por la enfermedad de Hashimoto, un trastorno genético hereditario, o la enfermedad de Grave, también un trastorno autoinmune.

Síntomas de hipotiroidismo

Prestar atención a los síntomas de hipotiroidismo es importante porque la mitad de las personas que padecen problemas de tiroides no lo saben.   Es porque a menudo los síntomas se confunden con otros problemas, como la menopausia, síndrome premenstrual, estrés o deterioro natural por envejecimiento entre otros.  Reconocerlos ayuda a solicitar atención médica para comenzar el tratamiento cuanto antes.

  • Estreñimiento, ya que la tiroides regula el funcionamiento de los intestinos.
  • Pulso más lento, ritmo cardíaco disminuido.
  • Piel seca, escamosa, que se desprende fácilmente.
  • Falta de memoria, mente empañada.
  • Dolores y debilidad muscular.

Tratamiento del hipotiroidismo

Tradicionalmente el hipotiroidismo se ha tratado reemplazando la hormona tiroidea por medicamentos.

El tratamiento con medicamentos requiere muchas pruebas hasta encontrar la dosis exacta que necesita tu organismo.  Una vez que se detecta la enfermedad, el medicamento deberá tomarse de por vida.    La dieta para hipotiroidismo no reemplaza los medicamentos, pero puede ayudar a restablecer la función normal de la tiroides.

En general, la adición de yodo a la sal y el agua corriente y la alimentación, cubren las necesidades de yodo de las personas sanas,  pero algunas personas pueden necesitar yodo dietético o suplementos de yodo.  Sin embargo se debe tener cuidado ya que demasiado yodo puede causar el efecto contrario al esperado, es decir, provocar hipertiroidismo.

Antes de comenzar una dieta para hipotiroidismo te recomendamos consultar con tu médico y nutricionista.  Ellos te ayudarán a elaborar un plan de alimentación que te proporcione todos los nutrientes necesarios y ayude a restablecer el funcionamiento normal de la tiroides.

Si hablamos de dieta para hipotiroidismo es interesante saber que no se trata sólo de incorporar alimentos ricos en yodo, sino evitar o mejor dicho adecuar la ingesta de determinados alimentos que pueden interactuar con los medicamentos perjudicando la absorción de la hormona de reemplazo.

Alimentos, suplementos o medicamentos que perjudican la absorción de la terapia de hormonas de reemplazo:  demasiada fibra dietética, nueces, harina de soja, suplementos de hierro, suplementos de calcio, antiácidos que contengan aluminio o magnesio, medicamentos para la úlcera o para bajar el colesterol.

Se recomienda tomar el medicamento con el estómago vacío  y dejar pasar varias horas entre la ingestión del medicamento y la de los alimentos o productos mencionados.

Alimentos que se deben evitar o restringir en una dieta para hipotiroidismo

Los alimentos de origen vegetal que deben evitar o restringir las personas con hipotiroidismo son los que contienen sustancias naturales que disminuyen la producción de hormona tiroidea, como las crucíferas, maní, apio, naranjas, limones, pimientos, pepinos o zanahorias.    También los frutos carnosos y las plantas ricas en litio como cebollas y espárragos.

Si padeces hipotiroidismo y estás recibiendo tu medicación, una dieta equilibrada te ayudará a mantenerte saludable.

Alimentos para hipotiroidismo
Si estas recibiendo tu medicacion para el hipotiroidismo una dieta equilibrada te mantendra sana y saludable

Alimentos que son adecuados para una dieta para hipotiroidismo

Los alimentos adecuados son los ricos en yodo, y los que más contienen este nutriente son los de origen marino.  Sin embargo también se puede incorporar sal yodada o suplementos de yodo.

La mayoría de las algas marinas contiene mucho yodo, en especial la especie Fucus.  Se recomienda consumir algas de una a tres veces por semana en raciones de 20 a 30 gramos.  Sin embargo, si el hipotiroidismo se debe a la enfermedad de Hashimoto, se debe evitar el consumo   de algas.  Otras algas ricas en yodo son la kombu, arame y wakame.  El bacalao fresco es rico en yodo: contiene aproximadamente 170 microgramos de yodo por porción.  Le siguen el atún, la sardina, salmón y merluza.

Los alimentos con yodo son los pistachos, nueces pecanas, avena, avellana, fresas, girasol, lentajas, tomates, manzanas, mangos, dátiles, anacardos, almendras, espinacas o maíz.

También hay condimentos y hierbas que aumentan la producción de hormona tiroides como el hinojo, ginseng y canela.

Las algas son una excelente fuente de astaxantina
Las algas son ricas en yodo pero se deben consumir con producencia

Esto te interesará: Secretos de las algas