¿Cuántos tipos de diabetes existe? ¿Qué es la diabetes tipo 3?


La diabetes tipo 3 es una nueva categorización que se le asigna a las personas que se encuentran en el entorno más cercano de quien tiene diabetes tipo 1. Este nuevo concepto fue dado por el doctor endocrinólogo Ramiro Antuña. Y surge en base a reflexiones y estudios realizados a la familia de una persona afectada por diabetes.

Desde este punto de vista, esta enfermedad no solo afecta a la persona biológicamente, sino que también a su contexto. Los familiares de estas personas no necesitan aplicarse insulina, pero necesitan ayuda emocional.

diabetes tipo 3

La clave de la diabetes tipo 3 está en cuidar al cuidador. Todas las personas que deben cuidar a un enfermo de diabetes debe estar bien de salud física y mental. Porque se debe tener a la diabetes como una nueva compañera de vida que tiene algunas necesidades.

¿Cuántos tipos de diabetes existe?

La diabetes es una enfermedad que surge cuando el nivel de glucosa o azúcar en la sangre es mayor que la que debe ser. Esto puede ser causado por varias razones. Entre ellas se encuentra una producción insuficiente o nula de insulina en el páncreas o una resistencia a la insulina por parte de las células del cuerpo.

De acuerdo a estas causas se divide a la diabetes en dos tipos principales, la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2. Los cuales se vuelven a subdividir en más subgrupos, según las causas que la provocan para darle una mejor atención a la persona.

Diabetes tipo 1

La característica principal de las personas que se diagnostican como diabetes tipo 1 es que son insulinodependiente. Este grupo se subdivide en varios grupos de acuerdo a la causa.

Procesos inmunes

En este grupo se encuentran las personas que tienen diabetes porque las células páncreas son atacadas por su mismo sistema autoinmune. Suele despertarse en niños y adolescentes, aunque también hay casos de adultos.

Una característica de la diabetes por procesos inmunes es que se despierta de manera brusca. No existe relación con el peso de la persona, puesto que pueden ser delgadas, tener un peso normal o ser obesas.

diabetes tipo 3

Otra característica es que son propensos a que el sistema inmune también afecte a otros órganos y sufrir otras alteraciones como tiroiditis de Hashimoto, Graves, Addison, anemia perniciosa o vitíligo.

Idiopática

Bajo este grupo se encuentran las personas que poseen un factor hereditario. La característica principal de este tipo de diabetes es que no presenta alteraciones del sistema inmune, y la necesidad de insulina varía.

Diabetes tipo 2

En esta categoría se encuentran las personas que no son insulinodependiente. Puede despertarse a cualquier edad, aunque ocurre con mayor frecuencia cuando se cumple más de 40 años.

Se asocia a este despertar una mala alimentación, obesidad, resistencia a la insulina por parte de las células y una deficiente producción de insulina en el páncreas. Generalmente, la glucosa se controla con medicación, alimentación y actividad física. Sin embargo, en algunos casos se recurre a la insulina.

Para mantener el control de la glucosa en sangre se recurre a la medicación. Sin embargo, la dosis de la medicación depende de la alimentación, la cual debe ser completa y nutritiva pero no aburrida. Por eso en el siguiente artículo te contaos las comidas para diabetes tipo 2.

Descubre más: Alzheimer y la diabetes.

Diabetes gestacional

Este tipo de diabetes se caracteriza por despertar en los meses de embarazo. Generalmente la mujer vuelve a su estado sin diabetes luego de dar a luz. Sin embargo, existe una gran probabilidad de que desarrolle diabetes tipo 2 luego de los 40 años.

Diabetes tipo 3

Cuando alguien del grupo familiar padece de diabetes se deben realizar cambios que necesitan de un tiempo para aprender, adaptarse y asumirlos.

diabetes tipo 3

Síntomas de la diabetes tipo 3

Se trata de un síndrome que muestra los siguientes síndromes.

Presión por la responsabilidad

Se siente responsable de cuidar a la persona con diabetes y eso les genera un grado de compromiso que puede generarle una presión. Lo mejor es compartir la responsabilidad con otro miembro de la familia.

Sufrir sin derecho a queja

Pareciera que la persona que acompaña a un diabético debe estar siempre feliz y contento sin derecho a quejarse de nada. La verdad es que, aunque no deba pincharse para medir la glucosa o colocarse la insulina, la persona que lo acompaña también sufre.

Los sentimientos deben ser exteriorizados, por ejemplo, mediante el diálogo con otros familiares.Especialmente si siente algún tipo de temor o cansancio.

Impotencia

La impotencia es un sentimiento muy presente en la persona que cuida a un diabético. Porque a veces es difícil que siga todos los pasos que le marcamos.

Todos estos síntomas influyen en su físico, generando insomnios, por ejemplo. También pueden afectar a su psiquis, dando lugar a estados de ansiedad, temor y culpabilidad. Incluso es afectado socialmente, porque tendrá que dedicar más tiempo a la atención del diabético, alterando su actividad laboral o social anterior.

Conductas normales de personas con diabetes tipo 3

La mayor dificultad es tener una actitud correcta todos los momentos del día, durante todos los días del año. Entonces, es cuando existe una tendencia marcada de ciertos comportamientos.

Sobreprotección

Existe una tendencia de sobre proteger a las personas que tienen diabetes especialmente cuando se trata de niños. Para la familia, el control de las mediciones, alimentación y de aplicación de insulina es una responsabilidad muy grande para los niños.

Aunque se los debe acompañar, se les debe dar seguridad e independencia para que pueda participar activamente en el tratamiento.

Falta de autoridad

Como creemos que el niño está sufriendo por esta dolencia, los padres pueden restar importancia al tratamiento, provocando un daño mayor al niño.

Exceso de exigencia

Presionar a la persona todo el tiempo para que se mida puede despertar sentimientos de rebeldía. En su lugar, se debe tener un plan de toma de registros, como resultado de una toma de decisión en conjunto con la persona que se debe medir.

Actitud de escucha

Debemos escuchar a la persona que tiene diabetes si queremos que nos escuche a nosotros. Todas las personas tienen el derecho de reprochar y exteriorizarlo a través del habla es la manera más saludable de llevarlo adelante.

diabetes tipo 3

Consejos generales para mantener un entorno positivo

La convivencia debe ser positiva y para ello se pueden seguir los siguientes consejos:

Centrarnos en el esfuerzo realizado

Algunas veces los resultados no serán los esperados y la frustración lo puede invadir. En ese caso se debe centrar en el esfuerzo realizado.

Ser positivos, aunque se trate de errores

Algunos alimentos actúan de manera diferente en las personas. Entonces, se debe tomar los errores como una manera de aprender.

Es normal tener algunos sentimientos de dudas y miedos. Por eso es importante dialogar entre todos, sin juzgar. Por otro lado, es importante que los padres dialoguen permanentemente entre sí, y se pongan de acuerdo. De esta manera bajará un mismo mensaje, evitando mal entendidos o contradicciones en el niño.

Vivir con diabetes

Este es el concepto que reúne toda la clave que se debe realizar. En todo momento se debe pensar que se tiene diabetes y se tiene que vivir con ella. Pero nunca vivir para la diabetes.

Soporte afectivo

La familia y el entorno social más cercano son el soporte afectivo de toda persona que tiene diabetes. No debemos convertirnos en médicos, sino ser su apoyo para escucharlos y darles el ánimo que muchas veces necesitan.

Descubre más: La importancia del ejercicio cuando se tiene diabetes.