¿Quienes pueden seguir una Dieta paleo o prehistórica?


La dieta paleo lleva dicho nombre porque los alimentos que incluye son similares a los que el ser humano consumía en la época del Paleolítico. Sus menús incluyen carne vacuna magra, pescado, frutas, frutos secos, semillas, vegetales, en fin, todos los alimentos que el hombre podría recolectar durante esos años.

Entonces, no estarían permitidos los alimentos ingresados a nuestra dieta con la agricultura, tales como las legumbres, cereales y también los productos lácteos. La elección de los alimentos se basa en el pensamiento de que el cuerpo humano no está diseñado genéticamente para la alimentación que actualmente tiene a mano.

Dieta paleo

Según la línea de pensamiento de este estilo de vida, los cambios en la dieta introducidos por la agricultura fueran tan rápidos que el cuerpo humano no pudo evolucionar a tiempo. Por ello es que existe una gran cantidad de casos de diabetes, obesidad y trastornos cardíacos.

¿Cuáles son las razones por las que se elige seguir la dieta paleo?

Antes de comentar las razones es preciso mencionar que no se trata meramente de una dieta, sino de un estilo de vida. Entonces, no está regida por el peso ni calorías de los alimentos, solo es un patrón de alimentación saludable.

Dentro de las razones principales para seguir esta dieta se encuentra la necesidad de bajar de peso. De hecho, al compararla con otros tipos de dietas se ha descubierto que también ayuda a controlar la glucosa, triglicéridos y la presión arterial.

Las personas que siguen este plan de alimentación controlan mejor su apetito, permitiendo seguirla sin mucho sacrificio. Por lo tanto, permite tomarla con un estilo de alimentación y no solo una dieta por un período corto de tiempo.

Sin embargo, se necesita realizar más estudios para determinar las posibles consecuencias que tiene seguir este plan por mucho tiempo. Puesto que en este plan se excluyen los productos lácteos que son una rica fuente de calcio. También se trata de evitar los cereales y legumbres, que son ricos en fibras y vitaminas, entre otros nutrientes.

¿En qué consiste la dieta paleo?

Sus comienzos fueron en la década de los 70. A lo largo de los años, este estilo de vida fue investigado por la ciencia revelando algunos beneficios y contras de ello. Como su premisa es que el cuerpo humano no está genéticamente preparado para los alimentos procesados, la mejor opción es recurrir a los mismos alimentos que el humano tenía en la era paleontóloga.

Ahora, luego de tantos años, el cuerpo humano también fue evolucionando, pero obviamente no ha alcanzado a adaptarse a la nueva alimentación. Esto se percibe en la cantidad de personas que tienen intolerancias ciertos alimentos y los trastornos inmunes que están surgiendo en la actualidad.

Dieta paleo

Existen diferentes planes dietéticos que son considerados dentro de la dieta paleo porque tienen las siguientes características:

Entre los alimentos permitidos se encuentran las frutas, frutos secos y semillas, vegetales, carnes magras, pescado, especialmente salmón, atún y caballa y aceites de frutas o frutos secos como el aceite de oliva o nuez.

Los alimentos que se deben evitar son las legumbres, cereales, azúcar refinada, papa, productos lácteos, sal y todos los alimentos procesados.

Comparación de la dieta paleo con otros planes de alimentación

Si comparamos la dieta paleo con la keto notaremos que las dos tratan de evitar el consumo de legumbres y cereales. Pero existe una gran diferencia: la dieta paleo es reducida en hidratos, pero no al máximo como la keto. Porque con esta última se pretende lograr el estado de cetosis.

Las propuestas van del 1% al 10% de carbohidratos del total de calorías del día. Entonces, se trata de evitar la mayoría de las frutas y vegetales. Además, necesita de un control médico más estricto, por sus efectos secundarios en nuestro organismo.

Por otro lado, dentro de los alimentos permitidos por la dieta keto, se encuentran los productos procesados de carne, los cuales no se deben evitar si se sigue la dieta paleo. Sin embargo, ésta última sigue siendo más flexible y se puede sostener en el tiempo.

Dieta paleo

Entonces, depende el objetivo que se persigue. Si se desea definir musculatura, se deberá quemar grasa rápidamente con la dieta keto y luego cambiar de plan con cuidado para evitar el efecto rebote.

En cambio, si se trata de bajar muchos kilos de peso, es mejor seguir la dieta paleo, porque es más sostenible en el tiempo.

Conoce más sobre: Dieta keto.

¿Quiénes son los más beneficiados al seguir la dieta paleo?

Sobrepeso

Aunque este no es uno de los objetivos de la dieta paleo, puede ayudarnos a eliminar algunos kilos de nuestro cuerpo de manera saludable. Puesto que una de las causas del sobrepeso es seguir una alimentación no saludable.

En este aspecto la dieta paleo nos puede ayudar a mejorar la calidad nutricional. Porque disminuye el consumo de productos procesados, los cuales en su mayoría tienen mucho aporte de calorías sin nutrientes.

Enfermedades cardiovasculares

Como uno de los alimentos que se trata de evitar en este estilo de vida es el azúcar refinado aporta muchos beneficios a la nuestra salud cardiovascular. Ayudando a disminuir la hipertensión y colesterol por el cambio metabólico y fisiológico que se consigue con este plan.

Trastornos autoinmunes

Justamente, estos cambios metabólicos que se producen ayudan a mejorar la tolerancia de la glucosa y la sensibilidad de la insulina. Esto podría tener un beneficio directo a las personas que tienen diabetes.

Riesgos de seguir una dieta paleo extrema

Estos beneficios se obtienen cuando este plan se toma como un estilo de vida y no como una dieta extrema. Cuando se lleva a los límites como el programa whole30, puede provocar algunos cambios que pueden ser riesgosos.

El programa whole30 es una dieta paleo más extrema, porque elimina de los menús grupos enteros de alimentos. Lo que puede provocar un desequilibrio emocional, principalmente anímico, por la falta de energía.

Como no se indican medidas, puede dar lugar a una alimentación no equilibrada que pueden alterar a las funciones de todo el organismo.

Por lo tanto, la clave de iniciar con este plan de nutrición es encontrar un punto medio entre los hidratos de carbono de calidad, proteínas y demás nutrientes. De esta manera podemos lograr una alimentación que sea saludable.