Aprendiendo a vivir con diabetes: la importancia del ejercicio


Saber que padeces de Diabetes mellitus puede llenarte de preocupaciones, pero puedes atenuar las complicaciones de esta enfermedad si la mantienes bajo control. Para lograr esto es necesario no sólo recibir tratamiento médico, sino también hacer cambios en el modo de vida, por eso hoy abordaremos lo relacionado con la importancia del ejercicio para vivir con diabetes.

Para conocer más sobre el tema, te recomiendo la lectura de: ¿QUÉ ES LA DIABETES?

Aprendiendo a vivir con diabetes…

En artículos anteriores de Actitud Saludable, existe una amplia información sobre como sospechar la presencia de la enfermedad, los síntomas asociados a la misma y como se efectúa el diagnóstico de esta enfermedad tan frecuente en la población mundial.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la diabetes afecta a cerca de 422 millones de personas en el mundo, o sea 1 de cada 11 personas la padecen. Esta patología provoca grandes trastornos en la salud de los pacientes y sus múltiples complicaciones ponen en riesgo la calidad de vida. Pero todo ello lo puedes atenuar si aprendes a vivir con diabetes.

Diabetes mellitus
Para aprender a vivir con diabetes y atenuar o evitar sus complicaciones tienes que lograr controlar tu glucemia mediante la actividad física, la dieta y los medicamentos

La práctica de ejercicios físicos y  el consumo de alimentos saludables no sólo mejoran la forma física en general, sino que inciden favorablemente en los sistemas que se ven afectados por la diabetes como el cardiovascular y el renal.

Para vivir con diabetes los ejercicios te ofrecen más salud

La práctica de ejercicios físicos es una de las mejores maneras de ayudar a paliar los efectos de la diabetes en la salud.

Ejercitarse incide sobre los niveles de insulina y sensibiliza los tejidos para una mejor utilización de la misma, además de disminuir la glucosa en sangre al convertirla en energía que se gasta durante el ejercicio. Adicionalmente, aumenta la musculatura y disminuye la grasa corporal. Por todo lo anterior contribuye a estabilizar los niveles de azúcar en sangre.

Además se ha demostrado que la actividad física y los ejercicios en los diabéticos disminuyen la morbilidad y la mortalidad por lo que aumenta la expectativa de vida con calidad.

Aspectos a tener en cuenta en la selección de los tipos de ejercicios…

La actividad física es beneficiosa para todos los diabéticos, pero no todos los tipos de ejercicios sonconvenientes para todos los diabéticos.

A la hora de seleccionar el tipo de ejercicio es necesario consultar con el médico para conocer si es apropiado para ti. Particularmente importante es en aquellas personas que ya tienen complicaciones, en estos casos pueden ser necesarias algunas pruebas previas.

Pareja caminando
Para vivir con diabetes debes de mantenerte activo y caminar es un excelente método para ejercitarte

Hay personas que prefieren los ejercicios en colectivo y otras de forma individual, y por otra parte los gustos y flexibilidad de horarios son importantes a la hora de tomar la decisión.

¿Cuáles son los mejores ejercicios para un diabético?

Lo más importante es que encuentres la actividad física que te resulte apropiada a tu condición médica, pero que también te entretenga y te resulte placentera. Lo anterior servirá de motivación para que no abandones la actividad física.

Si vas a comenzar o cambiar tu rutina de ejercicios debes de consultar con tu médico, así como si tienes sobrepeso o antecedentes de problemas cardiacos, enfermedades vasculares periféricas o neuropatía diabética.

Para las personas mayores de 35 años o con más de 10 años de padecer la diabetes, se recomienda que visiten a su médico antes de cambiar o modificar su programa de ejercicios. En algunos casos pueden ser requeridos exámenes adicionales antes de determinar la intensidad del ejercicio.

Caminar
Para vivir con diabetes es fundamental que mantengas la actividad física y correr o caminar rápido son de los ejercicios más recomendados, junto con la dieta y los medicamentos

Por lo general se recomienda ejercicio aerobio de intensidad moderada o intensa. Debe complementarse con entrenamiento de fuerza moderado para favorecer el crecimiento muscular y la reducción de la grasa en el organismo.

Además de los programas tradicionales de entrenamiento en gimnasio con un plan específico hay numerosas actividades que se pueden desarrollar en grupo o de forma individual como: ciclismo, yoga, natación, surfeo, carreras, escalado, baile en diferentes modalidades, deportes colectivos como baseball, soccer o hockey, entre otros.

Y junto a todo lo anterior trata de mantener la actividad física en tus labores comunes, emplea escaleras en lugar de elevador, trata de caminar todo lo que puedas, parquea en lugares que te obliguen a desplazarte a mayores distancias, arregla el patio, juega al aire libre. Estos son solo algunos ejemplos de todo lo que pudieras hacer para dejar a un lado el sedentarismo.

Tiempo y frecuencia para los ejercicios en un diabético

La rutina de ejercicios y el tiempo a realizarlos deben ser recomendados por el médico.

Se aconseja que se realicen entre 1 y 3 horas después de haber ingerido alimentos, para que los niveles de azúcar se encuentren en su punto más alto.

Aunque el especialista es el encargado de diseñar cada plan en específico, se aconseja para los que padecen Diabetes tipo 2 un mínimo de 150 minutos a la semana de ejercicio aerobio de moderado a intenso. Se debe practicar no menos de 3 veces por semana y no estar más de 2 días sin ejercitarse.

Vivir con diabetes: cuidados a tener antes y durante la práctica de los ejercicios

Para vivir con diabetes hay dos pilares: dieta y ejercicios. Como complemento los medicamentos. Aquí vamos a enfatizar en la actividad física y los ejercicios.

Controla tu glicemia
La diabetes es una patología que afecta un gran porciento de la población. Su control depende no solo de la dieta, también de la actividad física y los medicamentos

Niveles de glucosa en sangre antes y después del ejercicio

Dependiendo del tipo de diabetes y de los medicamentos es conveniente el control de los niveles en sangre de glucosa antes de comenzar los ejercidos.

Si estas enfrentando un nuevo programa de ejercicios o aumentando su intensidad es importante chequear el comportamiento de tus niveles de glucosa en sangre cada media hora.

Tanto antes, como durante o después del ejercicio si tus niveles de glucosa en sangre son menores de 4.0 mmol/L  o 72 mg/dL, o sea bajos debes detener la actividad física de inmediato hasta recuperarte. Si no te has medido la glucosa en sangre pero tienes síntomas como temblores o confusión pueden ser indicios de hipoglucemia.

Si su glucemia es baja  consumir algún alimento que ayude a elevarla de forma rápida. Se recomiendan 15 gramos y volver a medirla en 15-30 minutos. Ellos pueden estar contenidos en un caramelo duro, una tableta de glucosa o un jugo de frutas. Si padeces de diabetes tipo 1 es recomendable que no hagas ejercicios durante todo el día porque puede aumentar el riesgo de hipoglicemias nocturnas.

Aquellos diabéticos, en especial los insulinodependientes o que consuman medicamentos hipoglucemiantes deberán chequear sus niveles de glucosa en sangre luego de concluir el ejercicio.

Llevar consigo los recursos para medidas emergentes

Es importante que al hacer ejercicios se utilice una manilla que indique su condición médica y si emplea insulina para el control de la diabetes. Es conveniente que se lo comunique al personal del gimnasio si realiza ejercicios en un local controlado.

Cada sesión de 35 minutos de ejercicios implica el consumo de 15 gramos de carbohidratos, por eso es que se pueden presentarse episodios de hipoglicemia. Por precaución, debe llevar consigo algún caramelo duro, jugo de frutas,  miel o una tableta de glucosa por si sus niveles de azúcar descienden peligrosamente.

Mantenerte hidratado

La hidratación es esencial para el diabético, porque la deshidratación en un diabético puede ocasionarle serias dificultades. Tanto cuando desarrolles actividad física en interiores como exteriores debes tener especial cuidado con consumir líquidos abundantes y lo más aconsejable es el agua.

Máxima protección para tus pies

Es importante prestar atención a cualquier herida o lesión que pueda complicarse posteriormente. Debes de protegerte contra daños físicos y en particular proteger los pies, empleando medias de algodón y seleccionar zapatos que te queden cómodos, pero al mismo tiempo que te ajusten bien.

Revisarlos continuamente para evitar ampollas y tratar de mantenerlos secos, porque los diabéticos tienen dificultades para sanar heridas y algo muy pequeño puede complicarse, en especial en las extremidades inferiores.

Hombres entrenándose
La actividad física debe ser ajustada a las preferencias y condición médica de caLa diabetes es una patología que afecta un gran porciento de la poblaciónda persona

Un estilo de vida saludable, con una dieta sana y en especial la práctica de ejercicios puede ayudarte a vivir con diabetes… y siempre recuerda no estás solo… muchos te acompañan en este problema mundial.

Es importante que leas: ¿CONOCES LO QUE DEBES HACER ANTE UNA CRISIS DE HIPOGLUCEMIA?