Derrame en el ojo, un problema antiestético pero pasajero


El derrame en el ojo es una de las causas del ojo rojo, un problema ocular muy frecuente que abarca varias patologías.  En realidad un ojo rojo no se debe dejar pasar ya que puede ser un síntoma de problemas graves que hasta pueden llevar a la pérdida de la visión pero… ¡no te preocupes! El simple derrame en el ojo no es el caso.  Aunque antiestético y bastante molesto, mejora en pocos días sin necesidad de tratamiento.

Esto te interesará: Bolsas de los ojos

Derrame en el ojo
Cuida tus ojos evitando provocar pequeños derrames

Casos graves de derrame en el ojo

Para comenzar es importante saber que hay casos graves de derrame en el ojo.

Se producen cuando se bloquean los vasos sanguíneos de la retina a causa de un coágulo o por acumulación de colesterol.  Puede afectar las venas o las arterias pequeñas o también las principales o centrales.

El síntoma más habitual en estos casos es la pérdida repentina de la visión total o parcial.

Los factores de riesgo son el sexo y la edad: afecta más a los hombres mayores de 60 años.  También puede ocurrir a personas que padecen otras enfermedades, como problemas cardiovasculares, diabetes, colesterol alto o hipertensión arterial.  También a quienes padecen otras enfermedades del ojo como glaucoma (presión en el ojo) o edema macular (escape de líquidos de la retina).

Si te encuentras frente a uno de estos casos, sin demoras se debe consultar al médico, ya que la falta de tratamiento puede conducir a la pérdida definitiva de la visión.  Con el tratamiento adecuado, sin embargo, se puede recobrar la visión normal y prevenir la formación de nuevos coágulos con cambios en la alimentación y estilo de vida para disminuir el colesterol.  En algunos casos, los médicos indican ácido acetilsalicílico como anticoagulantes.

El derrame en el ojo simple, un problema frecuente

El derrame en el ojo es uno de los problemas cuyo síntoma principal es que la conjuntiva, una fina capa que recubre la esclerótica, aparece enrojecida.

El ojo rojo puede ser consecuencia de varios problemas de la vista.  El más común es la conjuntivitis, pero pueden existir otros, incluso algunos pueden ser graves.

Debes concurrir al médico sin demora si el ojo rojo está acompañado de otros síntomas como:

  • Dolor.
  • Visión borrosa o visión de halos alrededor de los objetos.
  • Ojos turbios o duros.
  • Vómitos.
  • Secreciones.
  • Fotofobia (intolerancia a la luz).
  • Sensación de arenilla en el ojo.
  • Lesión enrojecida del lado de la nariz, en forma de uña, sobreelevada, que avanza hacia el centro del ojo (“pterigion”).

Causas y tratamiento del derrame en el ojo

Las gafas protectoras
Utiliza gafas con protección UV para prevenir el dolor de ojos

El derrame en el ojo se denomina técnicamente hiposfagma.

A diferencia de los casos anteriores, el simple derrame en el ojo tiene como único síntoma un color rojo vivo, y a veces una pequeña molestia al parpadear, pero sin dolor ni pérdida de visión.

Es un caso bastante frecuente en la consulta oftalmológica.  A pesar de ser indoloro causa mucha angustia, ya que preocupa que sea un síntoma de otro padecimiento.

En síntesis, el derrame en el ojo es una acumulación de sangre en la conjuntiva debido a la rotura de un pequeño vaso o vena del sistema ocular.

Según la Sociedad Oftalmológica de la Comunidad Valenciana las causas pueden ser múltiples:

  • Traumatismos del ojo, a veces inadvertidos o causados por algo tan simple como frotarse los ojos con un poco de fuerza.
  • Traumatismos leves en la zona del ojo.
  • Conjuntivitis.
  • Causas menstruales
  • Cualquier esfuerzo un poco brusco que aumente la presión sobre las venas, como tos, estornudos, vómitos, hacer fuerza para defecar debido a estreñimiento.
  • Alta presión arterial.
  • Rotura espontánea.

Se recomienda en primer lugar no aplicar colirios ni gotas oftálmicas, ya que el derrame en el ojo no requiere ningún tratamiento específico.

En general el derrame en el ojo desaparece solo en dos o tres semanas, pero la consulta médica puede disipar las preocupaciones.  En este caso, el médico tendrá en cuenta otros factores, por ejemplo si estás tomando algún medicamento anticoagulante.  También podrá controlar la presión arterial o solicitar algún tipo de estudio, o, si sientes molestias al parpadear, recomendar algún colirio para hidratar el ojo.

Remedios naturales para el derrame en el ojo

Los recursos de la fitoterapia en el tratamiento del derrame en el ojo tienen como función principal aliviar las molestias e hidratar los ojos mientras el problema evoluciona hacia la curación.

También se recomiendan algunas prácticas para evitar que los ojos se sequen y aumente la incomodidad.  En este sentido se debe:

  • Evitar permanecer en ambientes con aire acondicionado ya que estos equipos retienen la humedad del ambiente.
  • Exponerse al sol sin gafas protectoras.
  • Limitar la exposición a pantallas, ya sea el ordenador, tabletas o dispositivos móviles, ya que durante el tiempo de exposición el ojo reduce el parpadeo normal provocando sequedad y fatiga visual.

Volviendo a la fitoterapia, se utilizan preparaciones con plantas que tienen propiedades antiinflamatorias, nutrientes y de limpieza.

Prueba estos colirios naturales:

  • Malva: preparar una infusión con una cucharadita de planta seca por vaso de agua.  Dejar enfriar, colar y aplicar en forma de colirio.
  • Alcachofa: la alcachofa tiene propiedades nutrientes e hidratantes.  Preparar una deocción de 10 minutos con dos cucharadas de hojas secas en medio litro de agua.  También se puede aplicar como compresas.
  • Manzanilla: preparar una infusión con media cucharadita de flores secas por taza de agua, dejar enfriar, filtrar y aplicar.

Baños y compresas

  • Patatas: aplicar una rodaja de patata cruda sobre el párpado del ojo afectado para aliviar la inflamación.
  • Pepinos: colocar una rodaja de pepino fresco sobre los párpados.
  • Té: el té tiene propiedades desinflamatorias.  Prepara una infusión con una cucharada de planta seca por taza de agua y aplicar en forma de compresas o utilizar el saquito del té que acabas de preparar, dejándolo durante 10 minutos.
Pepinos
Coloca dos rodajas de pepinos sobre los parpados para mitigar la inflamacion

Aprende más: Cómo aliviar las ojeras