Dolor de ojos: ¡cuida tu vista y previene los problemas visuales!


Habitualmente llamamos dolor de ojos a síntomas como ardor, picazón o irritación, ya que los mecanismos neurológicos implicados parecen ser los mismos.  Es que el dolor de ojos puede ser agudo o crónico.  El dolor agudo responde a múltiples causas que analizaremos en este artículo, pero del dolor de ojos crónico se sabe muy poco.

La salud visual
Protege tu salud visual para prevenir el dolor de ojos

Pareciera que el dolor de ojos crónico está más relacionado con problemas emocionales como depresión o estrés, inflamación de la córnea y problemas neuropáticos, y también con lesiones o cirugías.  En cambio el dolor agudo tiene múltiples causas, pero la mayoría de las veces puede prevenirse con un buen cuidado de la salud ocular.  Como bien se dice, “los ojos son el espejo del alma” y unos ojos sanos y luminosos expresarán mejor que nada tu personalidad.

Lee aquí más: Otros problemas visuales

Descripción y causas del dolor de ojos agudo

Los ojos pueden doler de formas muy diferentes: pulsos, pinchazos, molestias como si tuvieses algo en el ojo, fatiga.  Estas sensaciones pueden producirse dentro o alrededor del ojo, afectando los músculos oculares.

El dolor de ojos agudo puede ser causado por infecciones, estados gripales, migraña, jaquecas y otros dolores de cabeza, inflamaciones causadas por fatiga visual, anteojos mal recetados o mal uso de lentes de contacto, alergias y otras afecciones sinusales.  También puede ser consecuencia de enfermedades como el glaucoma y neuropatías.   En algunos casos, el dolor aparece al mover los ojos.

El dolor de ojos puede estar acompañado de pérdida total o parcial de la visión, fotofobia o problemas visuales como destellos, puntos o visión borrosa.  ¿Tienes alguno de estos síntomas? Entonces no dudes en consultar a tu oftalmólogo, ya que él podrá indicar los estudios y tratamiento adecuados.  Los problemas de la vista no deben desestimarse ya que… ¡bastantes problemas tenemos con la disminución natural de la visión que se produce con el paso de los años!

Actualmente hay una nueva causa del dolor de ojos: el “síndrome de la visión informática”.  Se debe a que pasamos muchas horas frente a diferente tipo de pantallas: la televisión, el ordenador, tablets, ordenadores portátiles y dispositivos móviles.  Para fijar la vista en estos elementos los ojos deben forzar el enfoque y trabajo binocular; además, se ha comprobado que la frecuencia de parpadeo disminuye hasta un 30% provocando irritación y sequedad ocular.  Los síntomas son irritación, visión borrosa, dolor de ojos acompañado de dolor de cabeza, cuello y espalda, fatiga ocular y sensación de un cuerpo extraño en el ojo.

Otra causa de la irritación y dolor de ojos es el estilo de vida en las ciudades, con su carga de contaminación y estrés, y también las radiaciones ultravioletas de la luz solar que llegan a la atmósfera debido al adelgazamiento de la capa de ozono.  Según los especialistas, el aumento de la contaminación ambiental ha generado  una mayor incidencia de los problemas visuales especialmente en niños y personas mayores.  Las partículas suspendidas en el aire y el humo de cigarrillos provocan irritación y falta de humedad en los ojos, acompañadas de sensación de dolor.

Las gafas protectoras
Utiliza gafas con protección UV para prevenir el dolor de ojos

Prevención del dolor de ojos agudo

Si sientes dolor de ojos, es necesario concurrir al médico para descartar problemas más graves como el glaucoma, presión y neuropatías, especialmente las personas con diabetes, que pueden padecer glaucoma o retinopatía diabética.

Mientras tanto prueba estas sencillas estrategias y otras como las que propone el Instituto Nacional del Ojo de los Estados Unidos:

  • Utiliza lentes con protección ultravioleta cuando estés al aire libre.
  • Bebe abundante líquido.
  • Puedes utilizar colirios de venta libre.
  • Evita el contacto con el humo de cigarrillos.
  • Utiliza cosméticos hipoalergénicos y retira cuidadosamente el maquillaje todos los días.
  • Si trabajas frente al ordenador: toma descansos de 10 minutos por cada hora de trabajo.   También puedes probar la regla 20.20.20: cada veinte minutos de trabajo, desviar la vista unos seis metros (20 pies) por 20 segundos.
  • Protección frente a pantallas: actualmente existen unas láminas protectoras de silicona, que se colocan sobre la pantalla y minimizan la fatiga visual a la reducción de la frecuencia de onda de la luz emitida por las pantallas de ordenadores y dispositivos móviles.  Si te sientas a ver televisión, recuerda que debe haber una distancia mínima entre los ojos y la pantalla de uno a tres metros de acuerdo al tamaño de la misma.
  • Incluye abundantes frutas y verduras en tu dieta, especialmente las que contienen carotenos (color naranja o rojo), los vegetales de hoja verde y pescado ya que es rico en ácidos grasos.
  • Disminuye el estrés apoyándote en los tres pilares de la vida sana: alimentación saludable, ejercicio y cuidado de los afectos.
  • Trabajo: Si realizas un trabajo que expone tus ojos a lesiones, como soldaduras o trabajos de construcción, utiliza las máscaras y gafas protectoras indicadas por los manuales de protección laboral.  Los equipos de protección visual en el ámbito laboral están fabricados en policarbonato, que es un elemento 10 veces más resistente que otros plásticos.  Exige a tus empleadores que te provean los equipos necesarios.
  • En casa: si efectúas alguna reparación en casa o tienes un hobby que pone en riesgo tu vista, también debes utilizar protectores visuales.
  • Si realizas deportes que exponen tu vista a irritación o riesgos, utiliza gafas protectoras.
  • Lentes de contacto: el uso de lentes de contacto expone los ojos a riesgos de infecciones e irritación.  Asegúrate de manipular tus lentes de contacto con las manos limpias y utiliza los líquidos y métodos de cuidado indicados por el especialista.
  • Gafas para leer: asegúrate de mantener siempre limpios los cristales y sentirte cómoda con las gafas recetadas.  Un pequeño error o unas gafas mal recetadas pueden causar estragos en la vista.  Procura leer siempre con luz natural o en ambientes con buena iluminación (por ejemplo debes evitar la luz de tubos o lámparas fluorescentes).  Levanta la vista cada cierto tiempo para descansarla fijándola en un punto lejano.  Si las letras son demasiado pequeñas utiliza una lupa.    Se recomienda no leer en vehículos en movimiento pero… ¿cuándo leeríamos si no lo hacemos en el tren o el autobús?
Pantallas y dolor de ojos
Limita la exposición a pantallas para prevenir el dolor de ojos

Infórmate aquí sobre un tema que te interesará: El glaucoma, un problema real