¿Cuándo debo hacer una dieta blanda?


Existen diferentes motivos para hacer una dieta blanda. Más allá de realizarnos un procedimiento de salud o adelgazar, se conocen diversos beneficios por los que este tipo de alimentación nos podría interesar.

Conocer las ventajas solo el principio. También vamos a descubrir algunos ejemplos de menú para una dieta blanda, pues los alimentos suaves también nos deleitan con su suave textura.

Verntajas de la dieta blanda
Una dieta blanda consiste en alimentarnos con nutrientes fáciles de digerir, libres de grasas y condimentos.

De qué trata una dieta blanda

Una dieta blanda consiste en alimentarnos con nutrientes fáciles de digerir, libres de grasas y condimentos. Entre los principales usos que tienen las dietas de este estilo está la recuperación del sistema digestivo.

Luego de un periodo de ayuno, por alguna afección como gastritis o enfermedad intestinal, lo mejor es optar por una dieta suave. Ahora bien, al igual resulta útil para poder favorecer la desintoxicación, siendo implementada como método de adelgazamiento.

El hecho de que sea “blanda” no quiere decir que sea poco nutritiva. De hecho, toma en cuenta ciertos alimentos que son fuente de todo tipo de vitaminas y minerales.

No hay que perder de vista que se recomiendan luego de un procedimiento quirúrgico. Es ideal para que el paciente pueda adaptarse de forma progresiva a una alimentación normal tras un ayuno continuado.

Beneficios de hacer una dieta

Más allá que un método de recuperación, las dietas blandas tienen toda clase de beneficios que no podemos ignorar. Algunos de los más populares son los siguientes:

  • Desintoxicar el organismo.
  • Limpiar el sistema gastro-intestinal.
  • Favorecer la digestión.
  • Disminuye el riesgo de irritación estomacal.
  • Promueve la perdida de grasa.

Entonces, hay que hacerla con cierto cuidado. De realizarla sin la preparación necesaria puede convertirse en una alimentación monótona. Por muy excelentes beneficios que aporte, lo que nos sirvamos nos parecerá aburrido y hasta desagradable.

No hay que extenderlas por mucho tiempo ya que tienen condiciones a tomar en cuenta, tal como que son bajas en fibras y se eximen del aporte vital de B12 que alimentos prohibidos en la dieta blanda nos aportan.

¿Cómo hacer una dieta postoperatoria?

La dieta blanda luego de una operación es vital en la recuperación del paciente. Le ayudará a regresar a una alimentación regular luego de haber pasado un periodo considerable de tiempo en ayuno.

Si bien el personal médico nos recomendará qué hacer antes de abandonar el centro asistencial, es igual de importante tener cierto conocimiento previo para prepararnos con el tiempo suficiente.

En lugar de ir apurados al supermercado para conseguir los implementos necesarios, con este listado particular podremos todo en casa.

Es vital evitar alimentos grasos como leche entera, aquellos procesados como sopas instantáneas, e incluso, hasta las frutas y verduras crudas porque tardan en digerirse con facilidad.

Lo que sí está permitido comer en una dieta blanda luego de una operación son:

  • Cereales integrales.
  • Lácteos libres de grasa  o desnatados.
  • Carnes blancas magras.
  • Arroz blanco.
  • Gelatina.
  • Frutas maduras.

Dieta para adelgazar

Si lo que buscamos es perder peso entonces tenemos otros aliados a considerar. Por ejemplo, es vital asistir a un especialista en nutrición para una evaluación previa.

Con ella, podremos avanzar hacia una dieta con los requerimientos específicos para que podamos perder peso rápidamente. Con el adicional de que no tendremos que preocuparnos por razones subyacentes de salud que surjan luego.

Dieta blanda
Si lo que buscamos es perder peso entonces tenemos otros aliados a considerar.

La alimentación en una dieta para adelgazar debe contar de todas las proteínas, vitaminas y minerales esenciales en combinación con una toma constante de líquido que nos mantenga en balance saludable.

Recordemos además que con la visita al nutricionista podremos también saber el periodo exacto que la hemos de hacer. De tal forma nos evitaremos un desmedido uso de un método que conlleva ciertas consecuencias de salud.

Desventajas de las dietas blandas

  • Proporcionan un índice bajo de fibra natural.
  • Pueden disminuir el apetito.
  • Si se ingieren de forma inadecuada genera gases.
  • Requieren de un reposo de 20 minutos.
  • Bajas en nutrientes como B12.

Gastritis y las dietas blandas

Cuando empleamos una dieta por gastritis es posible obtener muchos más beneficios para el sistema gástrico. Por ejemplo, los pacientes de úlceras estomacales o algún virus intestinal son otros ejemplos ideales de recuperación.

Tanto niños como adultos tienen posibilidades de consumirla. Por ello también resulta favorecedora contra los trastornos de diferentes afecciones en la etapa infantil: cólicos, vómitos, diarrea.

En cualquiera de los anteriores casos es importante que la persona coma pocas cantidades de alimentos, durante varias veces al día. La comida debe estar a temperatura tibia y debe ser con poca sal.

Frutas ideales para acompañar

Todas las frutas cítricas están prohibidas. Incluso, si estamos buscando adelgazar y desintoxicar el organismo. Entre las frutas ideales para consumir en una dieta suave están:

  • Manzanas.
  • Nectarinas.
  • Melocotón.
  • Sandía.
  • Melón.
  • Ciruelas pasas.
  • Dátiles.
  • Coco.
  • Los plátanos.
  • Bananas.
  • Durazno.

Ellas son las ideales por varias razones:

  • Son bajas en fibra por lo que resultan fáciles de digerir.
  • Resultan naturalmente dulces.
  • Concentran importantes vitaminas y minerales esenciales.

Es hora de comer vegetales

Otros grandes aliados para hacer una efectiva dieta son los vegetales. Son complemento ideal para el menú que seguiremos por esos días, además de que existen algunos que son fáciles de preparar. Entre los mejores a tomar en cuenta están:

  • Leches vegetales de arroz, almendra y avena.
  • Tomates.
  • Lechuga.
  • Pepino.
  • Zanahorias.
  • Papas.
  • Calabaza.
  • Camote.
  • Batatas.
  • Aguacate.
Cómo hacer una dieta blanda
El hecho de que sea “blanda” no quiere decir que sea poco nutritiva.

Son recomendables porque pueden consumirse hervidos o al vapor. También resultan muy fáciles de hacer en puré y de aplicar en toda clase de recetas. Es necesario cocinarlos de forma adecuada para que surtan efecto oportuno.

Alimentos vetados cuando se hace una dieta blanda

Si bien puede que ya tengamos una buena idea de cuáles alimentos están prohibidos al hacer una dieta, para que no haya duda alguna vamos a conocer algunos ejemplos específicos.

  • Verduras crudas.
  • Lácteos y carnes grasas.
  • Aceites vegetales.
  • Embutidos.
  • Cítricos.
  • Legumbres.
  • Mantequilla.
  • Yogures.
  • Mermeladas.
  • Cafeínas.
  • Salsas como barbacoa o Ketchup.

Menú semanal para una dieta suave

Primera comida

En el desayuno siempre será mejor tomar algún jugo de fruta tal como banana o manzana. Es posible acompañarla con queso libre de grasa y una porción de pavo cocido, por ser una proteína magra.

La misma combinación la repetiremos a partir de entonces. Cambiando de elementos pero siendo lo básico: jugo o puré de frutas con un trozo de carbohidrato simple y proteína baja en grasa.

Meriendas

En las meriendas a media mañana y a media tarde vamos a repetir con un jugo de fruta o una infusión. Luego, galletas bajas en sal o azúcar, simples pero que nos den un toque de energía como carbohidrato.

Almuerzos y cenas

Para el almuerzo y la cena, lo único que debemos contar es una proteína magra y carbohidrato simple. Por ejemplo, arroz blanco con pollo a la plancha, sopa de videos casera con una tortilla, puré de calabaza con patatas, merluza y papas asadas.

Ideal para niños

Cuando vamos a armar un menú para niños hay que tomar ciertas consideraciones. Por ejemplo, las sopas y los purés son las mejores formas de presentar todo tipo de alimentos suaves.

Está la sopa de arroz con zanahorias. Es posible agregar algunos trozos de pollo. Revitaliza con eficacia luego de enfermedades estomacales y también virales, además de ser rica al gusto.

Otra idea es el puré de patatas con trozos de pollo. Un carbohidrato simple combinado con una proteína magra. Es una forma variada de platillo tan rico como la sopa de arroz con zanahorias.

sigue aquí:DIETA PARA NIÑOS, ¡NO TIENE POR QUÉ SER ABURRIDA!

Si tenemos tiempo para algo más elaborado entonces es posible hacer una tortilla francesa con migas de pan. Quedará algo crujiente pero a la vez muy ligera y deliciosa al paladar. Lo mejor es que hay recetas fáciles de hacer.

Recetas para una deliciosa dieta suave

Para hacer un rico puré de frutas con banana o manzana solo vamos a necesitar 1 banana y agua. Tomamos la banana, la pelamos, cortamos en trocitos y llevamos a una licuadora con un tanto de agua. Procesamos hasta que todo quede perfectamente unido.

En el caso de la tortilla solo vamos a requerir de 2 huevos, 50 gramos de migas de pan, perejil. Solo debemos mezclar todo y cocinar en una sartén.