Cómo hacer yogur en casa sin yogurtera


Cuando pensamos en un snack de media tarde, lo último que se nos ocurre es algo bajo en grasa. Sin embargo, internet hizo posible lo inimaginable. Entre sus grandes secretos, aprovecha uno de los más deliciosos: cómo hacer yogur en casa sin yogurtera.

No hace falta ser una master chef para disfrutar de una crema a base de leche cortada. Con muy pocos ingredientes, podrás aprender fácilmente cómo hacer yogur en casa sin yogurtera desde cero.

Esta vez, te brindaremos un simple paso a paso de cómo hacer yogur en casa sin yogurtera. Sabrás preparar tanto el yogur regular como el especial vegano. Además, conocerás algunas divertidas y fáciles recetas para variar.

Aprende sobre cómo hacer yogur en casa sin yogurtera
Un yogur es un alimento lleno de aminoácidos esenciales, cargado de vitamina A, D y varias del grupo B.

Ingredientes

No tienes que ir al fin del mundo para preparar un yogur firme casero. Solo necesitarás 3 ingredientes para hacer uno delicioso. Para comenzar, asegúrate de tener a la mano:

  • 1 taza de yogur natural sin fruta.
  • Leche entera (1 litro).
  • 15 gramos de Stevia.

Eso, sin mencionar que, para hacer toda la preparación, necesitarás como instrumento básico, un recipiente de vidrio. También puede ser de plástico, pero la duración de tu yogur casero será menor.

Cómo hacer yogur en casa sin yogurtera

Con esos ingredientes, entonces comenzaremos con el sencillo paso a paso para preparar tu yogur. El primero, vierte toda la leche en una olla y caliéntala a punto de ebullición.

Apaga y retira del fuego. Deja que se enfríe y entonces, vierte el yogur normal con el azúcar. Mezcla bien y deja reposar por 12 horas en un lugar a 25°C de temperatura.

Al prender el horno a potencia máxima por 5 minutos, crearás un ambiente ideal. Deja reposar tu yogur por las 12 horas respectivas. Sin curiosear. Pasado el tiempo, habrá ocurrido la fermentación y tendrás un yogur casero listo para disfrutar.

Lee también:¿SABES SI ES BUENO CENAR YOGUR POR LA NOCHE?

¿Qué es una yogurtera?

Hemos hablado de que, con nuestras recetas, no la necesitarás. Pero aún así, debes conocer cómo trabaja. Una yogurtera es un electrodoméstico inventado para hacer yogur en casa. Un instrumento comercial que te permite prepararlo fácilmente.

Cómo preparar yogur en una yogurtera

Si bien es un electrodoméstico poco común, aprender a usarlo es fácil. Solo debes contar con los ingredientes básicos de un yogur: leche y yogur común. Sí, puede ser contradictorio, pero para generar la fermentación, necesitas más yogur.

Se usa yogur común porque ya tiene los agentes necesarios. Entonces, incorpóralo junto con la leche en el mecanismo de la yogurtera y deja que los mezcle.

Ahora bien, cómo hacer yogur en casa sin yogurtera es sumamente fácil y te permitirá ahorrar dinero. Pues, no es necesario comprar el instrumento. Si no tienes uno en casa, no te abstengas de preparar un delicioso yogur saludable.

Tips para comprar una yogurtera

Quizás se te despertó la curiosidad por comprar una yogurtera porque crees que, con ella, toda la preparación será más fácil. Antes de tomar cualquier decisión, asegúrate de verificar ciertas características de la yogurtera que quieres comprar, como:

  • Cantidad de yogur que produce.
  • Calidad y cantidad de los recipientes.
  • Durabilidad de la vasija con la que funciona.
  • Si posee temporizador y alarma para no olvidar la preparación.
Claves sobre cómo hacer yogur en casa sin yogurtera
Una yogurtera es un electrodoméstico inventado para hacer yogur en casa.

¿Cómo se hace el yogur?

¿Has escuchado hablar sobre el cuajado controlado? Este es el proceso que da como resultado el yogur. En principio, se deja que la leche se divida entre su parte líquida y su parte grasa. Esto es lo que se conoce como leche cortada.

El producto cuajado tiene que pasar por un texturizado. En la industria, se usan unas especies de mezcladoras. Además de suavizar el yogur sin sabor, promueven la ruptura de los glóbulos grasosos que serán cubiertos por una piel de las proteínas de leche.

Esto da continuidad a esa primera división de la lactosa. Adhiere las proteínas entre ellas, y las distribuye de forma mejor en todo el producto. Luego, pasa por un proceso de calentamiento y fermentado para nivelar el pH y sabor del yogur.

Beneficios del yogur casero

Un yogur es un alimento lleno de aminoácidos esenciales, cargado de vitamina A, D y varias del grupo B. En cuanto a los minerales, aporta calcio, fósforo, magnesio y potasio.

Comer yogur hecho en casa conlleva varias ventajas en comparación al yogur comercial. En principio, te librarás de cualquier conservante que pueda hacerte daño. Otros beneficios son:  

  • Controlas mejor lo que comes.
  • Obtienes un producto más sano.
  • Puedes hacer el yogur de la forma que más te guste.

Yogur casero y sus propiedades

  • Reconstruye la flora intestinal.
  • Facilita la digestión de los alimentos.
  • Nivela los niveles de la flora íntima femenina.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Resulta una alternativa saludable como postre.

¿Qué tan necesario es el yogur en tu dieta?

Ingerir 2 tazas de yogur es importante para nosotras porque al tomarlo absorbemos una cantidad importante de calcio. A eso, le sumamos su aporte en proteína, fósforo, potasio y vitaminas como B2, B12, ácido fólico y niacina.

Con agregar 100 gramos de yogur a tu dieta, obtendrás 180 miligramos de calcio, 240 de potasio y 17 de magnesio. Y no hay que preocuparse por el aporte calórico, ya que la misma cantidad solo tiene 150 calorías.

Yogur regular vs yogur griego

No hay que confundir estos dos tipos de yogur. El yogur regular es gelatinoso, mientras que el griego es más cremoso. Además, los procesos de elaboración difieren entre sí y sus aportes nutricionales también.

Luego de que el yogur es fermentado pasa a un proceso de enfriado. Esto favorece que se obtenga el estilo gel característico del yogur regular. Ahora bien, en el caso de los yogures griegos, se requiere un paso extra.

Para hacer yogur griego, es necesario provocar un tensado de ese gel base para separarlo de su agua, azúcar y proteínas. A ello se debe el sabor particular del yogur griego.

Esto también representa un cambio en su poder nutricional. Por ejemplo, un yogur de venta comercial con fruta tiene una cantidad de glucosa (azúcar) mayor a uno natural y mucho mayor a uno griego. De ahí, que el último sea el más recomendado para bajar de peso.

Cómo hacer yogur en casa sin yogurtera
Comer yogur hecho en casa conlleva varias ventajas en comparación al yogur comercial.

Estilo griego: cómo hacer yogur en casa sin yogurtera

  • Vierte 1 litro de leche en una olla y calienta a punto de ebullición.
  • Deja que entibie y pásala a un tazón de vidrio.
  • Cuando no sientas el tazón caliente, agrega 3 cucharadas de yogur natural con cultivos bacterianos vivos.
  • Deja reposar en un lugar tibio por 12 horas.
  • Cuela la preparación con un colador de tela para separar el líquido de la nata blanca y firme.
  • De acuerdo con el tiempo de colado, la textura del yogur resultará firme o cremosa. Puedes refrigerarlo mientras continúa la división.
  • Sirve a tu gusto cuando esté durito.

Prepara un rico yogur vegano

Es una excelente alternativa libre de cualquier derivado animal. Considerando que la leche de vaca puede producir intolerancia a la lactosa, tienes otras maneras de disfrutar el mismo producto.

La base del yogur vegano parte de semillas, cereales y frutos secos. De hecho, desde hace un tiempo, son muy conocidas las leches de soja, almendras y arroz. 

La mejor leche de semillas para hacer tu yogur vegano es la de soya. Su textura y consistencia es la más similar a la de vaca. 

Prepara yogur vegano 

  • Leche de soja (1 litro).
  • 150 ml de yogur de soja.
  • 1 cucharadita de panela de azúcar.

Esta es otra forma para aprender cómo hacer yogur sin yogurtera. Hierve la leche de soja en una olla y caliéntala hasta que entibie. No es recomendable dejarla hervir. En lugar de agregar el yogur a la olla, vierte un tanto de la leche en un recipiente con el yogur y mezcla.

Incorpora, poco a poco, el resto de la leche tibia y luego agrega la panela de azúcar. Bate con varillas. Deja reposar por 12 horas en un lugar a 25°C. Cuando notes que cuajó, refrigéralo por 5 horas. Ahora, disfrútalo.

Recetas fáciles con yogur de sabores

Tal como no hace falta ser una master chef para hacer yogur en casa, tampoco hay que serlo para darle un toque especial. Para preparar yogur de mango y piña, el procedimiento es el mismo que te explicamos. La gran diferencia es que harás un almíbar de frutas.

  • Corta el mango y la piña en cuadros.
  • Mide media taza de azúcar.
  • En una olla, vierte un poco de agua junto con las frutas y el azúcar.
  • Diluye el azúcar y controla su consistencia.
  • Sirve sobre el yogur y disfruta.

Otra idea es añadir ciruelas. Primero, realiza tu yogur como de costumbre. Reserva las ciruelas en agua tibia para que se ablanden. Desmenúzalas y viértelas en la base de un vaso. Ahora ya sabes cómo hacer yogur en casa sin yogurtera.