¡Atención! Cómo reconocer el herpes en la piel


Esta es una infección que tiene diferentes tipologías y, por consiguiente, diversos tratamientos. Es necesario saber cómo reconocer el herpes para acudir cuanto antes a un especialista y darle la más pronta solución.

Probablemente, no sabías que es posible prevenirlo con ciertas medidas de higieneAcá definiremos qué es el herpes, cuál es el agente que activa el virus y qué tan grave es en la gama de enfermedades genitales. Por supuesto, no olvidaremos mencionarte sus síntomas.

Tratamientos para saber cómo reconocer el herpes
El herpes es una infección vírica de alto nivel de contagio.

Cómo reconocer el herpes

El herpes es una infección vírica de alto nivel de contagio. Se produce por el virus del herpes simple, también conocido como VHS. Tiene capacidad de aparecer en diversas zonas del cuerpo: rostro, genitales, inclusive, zona anal.

La manifestación física más característica del herpes son las ampollas. Resultan llagas que provocan picazón o quemazón en el área que afecta. Una vez que el virus ingresa al organismo, jamás desaparece.

Esta afección tiene fases pasivas. Puede reaparecer en épocas de estrés, como también durante el periodo menstrual o al estar expuestos a cambios de temperatura. En general, el herpes se activa cuando sufrimos alguna debilitación en nuestro sistema inmunológico.

Síntomas

Cuando el herpes está en su fase activa, expresa otras alertas además de las características lesiones cutáneas. Otros síntomas para saber cómo reconocer el herpes son:

Herpes en el hombre y la mujer

Esta afección se presenta en diferentes lugares del cuerpo de mujeres y hombres debido a la misma fisionomía de cada género. En el caso de que la persona afectada sea una mujer, es posible que las lesiones cutáneas aparezcan en:

  • Labios vaginales.
  • Ano.
  • Nalgas.
  • Muslos.
  • Cuello uterino.

Saber cómo reconocer el herpes en cada género es fundamental para tener certeza de la afección. Si el afectado es un hombre, las lesiones cutáneas del herpes podrán observarse en:

  • Pene.
  • Ano.
  • Escroto.
  • Muslos.
  • Nalgas.

Tipos de herpes

Se han identificado 2 tipos de herpes distintos. Está el herpes tipo I y el herpes tipo II. El primero tiene como lugar común aparecer en el rostro y el segundo, en las áreas íntimas tanto de hombres como mujeres.

El herpes tipo I puede contagiarse en cualquier momento de la vida. Causa lesiones en el área bucal, labial o buco-facial. Sin embargo, existen casos con lesiones en zonas íntimas que se contagian mediante el contacto piel con piel.

En el caso del herpes tipo II, se le conoce por transmitirse a través de relaciones íntimas sin protección adecuada. Es también llamado herpes genital. Las lesiones cutáneas se concentran en los órganos sexuales exteriores.

Cómo reconocer el herpes por las lesiones

Las llagas que caracterizan al herpes pueden durar de entre 5 a 10 días. Los casos más complejos pueden perdurar hasta 3 semanas. Además del hormigueo y sensibilidad, es posible reconocer el herpes por las características de las pequeñas vesículas que se forman.

  • Son de color transparente.
  • Se agrupan en forma de ramillete.
  • Al romperse, se convierten en úlceras puntiagudas.
  • Luego, se forman costras con corteza.
  • Tardan días en sanar.
  • No dejan cicatriz.

Complicaciones del VHS

Las consecuencias graves de padecer herpes tipo I van desde encefalitis o infección del encéfalo a una infección ocular que dañe la córnea (queratitis). Esta última puede llegar a generar la pérdida total de la visión.

Acerca del VHS tipo II, se sabe que expone a la persona a un mayor riesgo de padecer de VIH. Además, una persona con una enfermedad autoinmune que también padezca de herpes tiene más probabilidad de contraer:

  • Hepatitis.
  • Necrosis retiniana.

Cuando una madre es diagnosticada con este tipo de herpes, se tiene consideraciones al momento del parto. Pues, el contacto del bebé con el canal de alumbramiento representa una vía de contagio para el pequeño.

Claves para saber cómo reconocer el herpes
En caso de haber tenido relaciones íntimas sin protección, podrás observar la aparición de úlceras

El herpes y la sexualidad

Esta resulta una de las enfermedades de transmisión sexual de las que más se escucha hablar debido a que tiene un alto riesgo de contagio. En específico, el herpes genital tiene serias incidencias en la salud y es altamente infeccioso.

Si tienes relaciones íntimas con alguien infectado sin usar protección, te expones fácilmente a la contaminación. Tanto el sexo oral como el coito representan vías directas de trasmisión.

¿Cómo se diagnóstica el herpes?

En caso de haber tenido relaciones íntimas sin protección, podrás observar la aparición de úlceras o cualquiera de los síntomas mencionados. Si ello ocurre, acude al especialista.

El médico podrá hacer un examen exhaustivo. Además, tomará muestras de las zonas visiblemente lesionadas para hacer un cultivo del virus y detectar de qué tipo es. Si no hay lesiones visibles, con los síntomas, bastará para hacer un examen de sangre.

Tratamiento médico del herpes

Principalmente, se toma en cuenta aliviar los síntomas que produce la infección. Se concentra en eliminar las llagas y erradicar la molestia dolorosa o picosa, con medicinas antivirales.

Existen versiones tanto en pastillas como pomadas. Su objetivo es el mismo. Eliminar la multiplicación del virus tanto de forma interna y curar las llagas y heridas cutáneas del exterior.

Cuando las lesiones son dolorosas, en especial, si están en el área genital, entonces el médico recetará pomadas locales. Algunas de las más comunes son lidocaína y xylocaína.

Tratar el herpes en casa

Calma la picazón y ardor de las lesiones. También tiene propiedades antiinflamatorias. Solo será necesario aplicar una bolsa fría de la infusión en el área.

De hecho, el mismo frío es otro método casero para curar el herpes. Disminuye la inflamación y calma los picores. Resulta un método factible y recomendado para ambos tipos de infección.

Lee también:5 REMEDIOS CASEROS PARA TRATAR EL HERPES LABIAL

El extracto de pro-póleo es otro tratamiento casero para el herpes. Es uno de los remedios naturales más empleados porque acelera el proceso de cicatrizado. Con aplicar 4 gotas de extracto 3 veces al día, será suficiente.

Cuida las úlceras del herpes

Mientras el tratamiento va haciendo efecto, es importante que tengas cuidado con las lesiones del herpes. A los pacientes, se les recomienda evitar prendas de nailon y materiales sintéticos. Lo mejor es usar ropas de algodón para mantener aireada la zona.

Limpia el área lesionada frecuentemente con agua tibia y un jabón neutro. Esto evitará que se infecte. Además, optimizará los resultados del tratamiento aplicado. De tus cuidados dependerá la velocidad de tu recuperación.

Prevén el herpes

Aunque el herpes es altamente contagioso, es posible seguir ciertos pasos para evitar infectarte. Lo primero es usar preservativos al tener relaciones íntimas. Además de ser uno de los mejores métodos anticonceptivos, previene el riesgo de contraer varias enfermedades sexuales.

En caso de que el herpes sea bucal, entonces es necesario mantener los utensilios de contacto con el área apartados del resto. Recuerda que el contacto directo es la vía principal de contagio.

Cómo reconocer el herpes
Esta resulta una de las enfermedades de transmisión sexual de las que más se escucha hablar.

Evita la reactivación del herpes

Ya sabes que siempre se mantendrá en el organismo porque no tiene cura. Solo se pueden tratar los síntomas que genera. Ahora bien, puedes evitar una reaparición de las lesiones de la infección cumpliendo con ciertos pasos.

  • Evita los factores desencadenantes. Principalmente, un debilitamiento del sistema inmunológico. Mientras las defensas estén en óptimas condiciones, mantendrás la infección a raya.
  • Mantén una alimentación balanceada.
  • Evita el estrés.
  • Ten cuidado con los medicamentos que tomas.
  • Duerme durante 8 horas seguidas.
  • Practica actividad física de forma recurrente.

Herpes simple vs herpes zóster

El herpes zóster es una variante del virus pero un poco más grave. En lugar de ser causado por el Virus de Herpes Simple, es originado por el Virus de la Varicela, que afecta a los nervios.

También es sumamente contagioso, pero las lesiones son diferentes. Mientras que las llagas del herpes simple son transparentes y en forma de ramillete, las del herpes zóster son en forma de franja rojiza.

Otro factor que cambia es la zona que afecta. El herpes zóster tiende a aparecer en el abdomen. Específicamente en la parte de la cintura, tanto en la espalda como en el frente. No obstante, puede aparecer en otras áreas como las orejas.

Este tipo de afección es también conocido en la cultura popular. Entonces, ¿cómo reconocer el herpes?, es el mismo que genera las lesiones de la llamada culebrilla. Además, también se asocia con el mal de ojo.

Síntomas del herpes zóster

Seguramente, aprender cómo reconocer el herpes zóster también te será de gran ayuda. Además de las lesiones cutáneas que te mencionamos, es posible identificarlo por estos síntomas:

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Cansancio.
  • Dolor muscular.

Para tratarlo tienes que saber cómo reconocer el herpes, llenarte de paciencia y recibir el tratamiento indicado, pues tarda un mes en desaparecer.