5 consejos para aprovechar las Rebajas de verano a estas alturas


Ya han pasado unos días desde que las Rebajas de verano dieron su pistoletazo de salida. La euforia inicial ha pasado y las tiendas vuelven a tener mucha menos afluencia de gente. ¡Ahora es el momento de comprar! Seguro que piensas que ya no quedará nada interesante, que todo serán artículos de devolución o de nueva colección y que no habrá tallas. Para nada. En la segunda quincena de julio es cuando puedes conseguir mejores descuentos y chollazos, en diferentes prendas, tanto de una temporada pasada como más antiguas, por lo que es ahora cuando debes lanzarte a la búsqueda y captura de la renovación de tu armario.

Pero, ¿cómo se pueden aprovechar las Rebajas de verano ahora que ya llevan más de 2 semanas en las tiendas? Se puede, confía en nosotros, sigue estos consejos y arrasarás.

Otros artículos de interés: Gastos hormiga que debes evitar si quieres ahorrar

Cómo aprovechar las Rebajas de verano

compras en rebajas de enero

Busca los saldos:

Ahora es cuando puedes encontrar más oportunidades de compras interesantes y realmente ofertas. ¿Por qué? Porque ya ha pasado el furor inicial de las Rebajas y las tiendas vuelven a descontar más precio a sus productos. La afluencia de gente ahora es menor y los descuentos son más altos. También habrán llegado nuevas devoluciones, por lo que las tiendas buscan con ansia quitar stock y cada vez les queda menos tiempo. ¡Aprovéchate de ello!

Puedes mirar también si tienen algún apartado de prendas con pequeños desperfectos que tú puedas arreglar en casa, como el faltante de un botón o incluso una pequeña mancha que en la tienda no la van a quitar pero que tú la puedes sacar sin problemas y gracias a lo cual vas a conseguir un verdadero precio de saldo.

Internet es tu aliado:

cómo ahorrar en las facturas que comprar en las rebajas

Si hablamos de cazar ofertas, Internet será sin duda tu mayor aliado. No solo porque podrás comparar entre diferentes tiendas sin tener que ir de una a otra y corriendo el riesgo de olvidarte de lo que has visto en la anterior. Llena tu navegador de pestañas y quédate con los mejores descuentos.

Pero además, también te resultará muy útil para el tema de las tallas, ya que tienes más probabilidad de que la talla que está agotada en tienda esté disponible en la tienda online, al ser mucho más grandes sus almacenes y tener más stock. Por otro lado, si prefieres comprarlo físicamente, la mayoría de las tiendas te dejan ver si ese modelo y esa talla están aún disponibles en la tienda a la que tienes pensado ir. Eso sí, ¡date prisa! Porque es posible que se la lleven si tardas mucho.

Por último, recuerda que además en las tiendas online podrás beneficiarte de promociones y descuentos especiales buscando códigos promocionales, inscribiéndote a su newsletter o incluso con descuentos directos que recibirás en tu email.

Comprueba bien las condiciones de compra, como posibles gastos de envío, política de devoluciones, tiempos de entrega… Y ahora ya solo tendrás que preocuparte de elegir qué te quieres comprar en estas Rebajas de verano.

¿Tiendas grandes o pequeñas?

Normalmente, solemos acudir antes a las tiendas grandes tipo franquicia, especialmente porque son las más numerosas y fáciles de comprar si solemos acudir a los centros comerciales. No queremos dar nombres, pero todos sabéis de las que hablo.

¿Has probado a comprar en marcas más desconocidas o incluso en tiendas de barrio? Aquí se pueden encontrar auténticos chollos, sobre todo en las Rebajas de verano o de invierno, y además no correrás el riesgo de encontrarte a otras tres chicas con el mismo vestido la próxima vez que salgas.

Pruébalo: rompe un poco tu rutina de compras y apuesta también por otro tipo de tiendas que, aunque no tengan publicidad, tienda online o no sean especialmente atractivas desde el escaparate, pueden contar con auténticos tesoros en su interior.

Vuelve varios días seguidos:

Como decíamos en el primer punto, en esta época se multiplican las ventas… pero también las devoluciones. ¿Y qué ocurre con estas devoluciones? Si ha decisión por arrepentimiento de la compra por parte del comprador, estas prendas se volverán a poner a la venta.

Y esto significa varias cosas. Por un lado, que el stock se seguirá renovando continuamente; por otro, que es posible que esa talla que ayer no estaba, hoy sí la encuentres. Además, las propias tiendas también suelen traer más stock de otras tiendas si allí está atascado el género y aquí se vende mejor, o si necesitan echarle una mano. También es posible que te encuentres con stock de otras temporadas que van trayendo poco a poco para «camuflarlo» entre las cosas de la colección de este año.

Si quieres seguir esta estrategia, te recomendamos que para ir más a tiro hecho preguntes a los vendedores si van trayendo ropa nueva y cuándo, ya que cuando se trata de stock de otras tiendas o de otras temporadas lo más posible es que tengan un día fijado para ello.

Pero antes, haz limpieza de armario:

organizar la casa limpieza general de armario

Eso sí, más importante que salir de compras es, antes de hacerlo, tener tu armario o vestidor ordenado. Y no nos referimos a que lo limpies y esté perfecto para las visitas. Dedica un fin de semana a hacer una limpieza al completo. Si sigues el Método KonMari conseguirás hacerlo mejor.

¿En qué consiste? Tienes que sacar toda la ropa de sus perchas, cajoneras, estantes, etc., y tirarla al suelo, haciendo montones por categorías (prendas exteriores, prendas superiores, prendas inferiores, accesorios como bolsos, zapatos o pañuelos, entre otros). Ahora, vuelve a colocarlo todo, fijándote bien en cada prenda y descartando lo que ya no quieras. ¿Cómo podemos elegir? Pregúntate cuestiones como si te gusta esa prenda, si ya no te la pones o si ya no te queda bien. Si en alguna de las tres te das cuenta que esa prenda ya no te convence, tírala sin dudar. De este modo, conseguirás simplificar y saber exactamente qué necesitas comprarte.

Hay muchas veces que salimos de tiendas y al volver a casa descubrimos que nos hemos comprado algo prácticamente igual a otra prenda que ya teníamos. ¿Te ha ocurrido, verdad? Recuerda: antes de salir de compras de Rebajas de verano o de invierno, haz limpieza profunda en tu armario para saber lo que tienes y lo que necesitas.

Recuerda que las Rebajas de verano son una ocasión ideal para conseguir tus compras mucho más baratas. Y aunque hablamos normalmente de ropa, la mayoría de los comercios de cualquier tipo ya se animan también a hacer descuentos en otras categorías, como tecnología, cosas del hogar o incluso en útiles de deporte o de vuelta al cole. Todos se suben al carro de los descuentos y la clave está en comparar y buscar bien.

Date una vuelta por Internet, por el centro comercial o por las tiendas de tu barrio y ve en caza y captura de verdaderos chollazos. Eso sí, que sean cosas que necesites y a las que vayas a darle uso, porque si conforme llega a tu casa no vuelves a verlo más, por mucho descuento que tenga habrá sido la peor compra de tu vida. ¡No lo olvides y disfruta de tus compras!

Sigue leyendo: Cómo ordenar tu armario