Bizcocho sin azúcar, dulce y esponjoso


Como ya hemos visto anteriormente en Alimentos Ricos, aquellas personas que no pueden tomar azúcar pueden igualmente disfrutar de ricos y nutritivos platos. La repostería también se puede adaptar a las diferentes exigencias, conservando la esencia del producto original e incluso siendo igual de dulce, y para muestra la elaboración de nuestro bizcocho sin azúcar. Por si queda algún paladar insatisfecho, también os dejamos  bizcochos con diferentes variedades de frutas y frutos secos.

¡No hay límites para la repostería! Tanto si te gustan los postres más pesados como si eres de los que disfrutan con una merienda cuanto más ligera mejor, este bizcocho sin azúcar y otras ideas que te damos en nuestro blog son opciones maravillosas para meterte manos a la obra en la cocina. ¡A disfrutar!

Lee también: Otros postres que te encantarán

Receta de bizcocho sin azúcar tradicional

El tradicional y rico bizcocho que preparaba nuestras abuelas también puede adaptarse a los edulcorantes. Para ello, únicamente tenemos que sustituir el azúcar por nuestro edulcorante preferido como la stevia, el azúcar de abedul, sacarina o fructosa. Las cantidades dependerán del edulcorante, por lo que lo dejaremos a tu elección. Toma nota de la receta de bizcocho sin azúcar original.

Bizcocho sin azúcar
El bizcocho tradicional por excelencia, y además sin azúcar

¿Qué necesitamos?

  • 1 yogurt natural, desnatado
  • 3 huevos
  • 3 medidas de harina integral
  • Edulcorante. En nuestro caso, vamos a elegir de 20 a 30 gramos de stevia en polvo
  • 1 sobre de levadura (10 gramos)
  • Aceite de oliva o de girasol
  • Margarina o mantequilla
  • Ralladura de limón
  • Sal

¿Cómo lo preparamos?

  • Precalentamos el horno, durante unos 20 minutos a 160 ºC. Para cuando terminemos la preparación de la masa, ya tendremos el horno preparado.
  • Cogemos los 3 huevos, separamos las yemas de las claras, reservamos las claras. En un bol grande incorporamos las yemas, batimos y a continuación, añadimos el yogurt previamente removido. Nos quedaremos con el envase del yogurt como elemento de medida del resto de ingredientes. Removemos la mezcla nuevamente de nuestro bizcocho sin azúcar.
  • En el envase del yogurt, añadimos aceite de oliva o girasol hasta llenarlo por completo, y lo incorporamos al bol con la mezcla. A continuación, el edulcorante y un poquito de ralladura de limón. Batimos bien.
  • Vamos a utilizar nuevamente el envase, en esta ocasión lo llenaremos con la harina integral en 3 ocasiones y la levadura en polvo, batiendo todo ello hasta eliminar cualquier grumo. Dejamos reposar.
  • Ahora vamos a darle un punto aún más esponjoso y jugoso a nuestro bizcocho, añadiendo las claras que teníamos reservadas. Las montaremos a punto de nieve y volveremos a mezclar todo bien.
  • Una vez que tenemos la masa preparada, es el momento de echarla en el molde para horno que tengamos, previamente  cubierto con una fina capa de mantequilla o margarina que permitirá que desmoldemos fácilmente nuestro bizcocho sin azúcar.
  • Ya está todo listo para empezar a hornearlo. Subiremos un poquito la temperatura, hasta los 180 ºC y lo dejaremos durante unos 30 – 40 minutos. Muy importante que evitemos estar abriendo constantemente el horno, ya que se nos irá el calor. Para comprobar que está listo, el truco de siempre, introducir un palillo o cuchillo. Si sale limpio, nuestro bizcocho sin azúcar estará listo.

Más variedades de bizcocho esponjoso sin azúcar

Pero además de estas recetas de bizcocho sin azúcar, hay muchas más opciones. Por ejemplo, podemos hacer un bizcocho sin azúcar ni harina, un bizcocho de naranja sin azúcar o incluso un bizcocho con edulcorante que no sea este ingrediente. ¿Cómo es posible? Hemos recopilado para ti las mejores opciones.

Bizcocho de chocolate sin edulcorantes

Utilizando la receta de bizcocho tradicional sin azúcar que os hemos presentado, podemos mejorarlo aún más añadiendo pepitas de chocolate en su interior. Para ello utilizaremos unos 75 gramos de chocolate al gusto junto con un rallador para sacar unas finas virutas de chocolate. Es importante sacar unas virutas finas, ya que al pesar poco nos aseguramos que no se queden en el fondo de la masa. Nos quedará un bizcocho esponjoso sin azúcar perfecto. Pero, ¡cuidado! Si no quieres azúcar por una cuestión de salud, vigila bien qué tipo de chocolate le añades, ya que la mayoría llevan bastante cantidad.

No hace falta que vayas a una tienda especializada para encontrar chocolate sin azúcar, muchas marcas reconocidas ya están cubriendo esta necesidad latente y ya se encuentra este producto en las estanterías de los hipermercados, pero eso sí, su precio suele ser algo superior al chocolate normal. Ya se sabe, todo lo “especial” o enfocado principalmente a un tema de salud nos cuesta un dinero extra.

Bizcocho de naranja sin azúcar para diabéticos

Siguiendo la receta del bizcocho sin azúcar tradicional que os hemos presentado anteriormente, podemos darle ese característico sabor de la naranja a nuestro bizcocho sin azúcar. Para ello, en la fase de la mezcla de los ingredientes, únicamente tenemos que añadir la ralladura de una naranja y el zumo de una naranja grande o el de dos pequeñas.

Bizcocho sin azúcar de naranja
También podemos colocar unas finas rodajas de naranja por encima para decorar nuestro bizcocho sin azúcar

Bizcocho de almendra sin edulcorante

Un rico y esponjoso bizcocho sin azúcar ni harina, ¿piensas que no es posible?. La almendra tostada pasa a ser el sustituto de la harina, y el característico sabor del boniato aportará el toque dulce al bizcocho sin necesidad de ningún edulcorante. Además también podemos sustituir el aceite por leche y tendremos asimismo un bizcocho sin aceite delicioso y bajo en calorías.

¿Qué necesitamos?

  • 200 gramos de almendra molida
  • 4 huevos
  • 250 gramos de boniato
  • 1 plátano
  • 50 mililitros de aceite de oliva
  • Levadura
  • Margarina o mantequilla

¿Cómo lo preparamos?

  • Precalentamos el horno mientras hacemos las preparaciones, a 160ºC. Pelamos y troceamos en taquitos pequeños el boniato. En un cazo, ponemos a hervir agua y agregamos el boniato cuando arranque a hervir.
  • Mientras hierve el boniato, procedemos a tostar la almendra molida. En una sartén sin aceite, volcamos la almendra para tostarla teniendo cuidado con que no se nos queme, removiendo frecuentemente. Cuando lo tengamos listo, retiramos del fuego y dejamos reposar.
  • En el vaso de la batidora vamos a incorporar los 4 huevos enteros, el plátano troceado, los 50 mililitros de aceite de oliva y el boniato que hemos dejado hervir. Batimos bien hasta que los ingrediente estén bien triturados y mezclados.
  • En un bol, añadimos la almendra tostada junto con un sobre de levadura, mezclamos bien. A continuación, añadimos la mezcla que hemos obtenido en el vaso de la batidora. Removemos con la ayuda de una varilla. Cuando esté todo listo, engrasamos el molde con margarina o mantequilla y vertemos la mezcla.
  • Por último, metemos el molde en el horno durante 40 minutos a 165º C, aunque siempre vigilaremos que no se nos queme el bizcocho. Estas cifras son siempre orientativas.
Bizcocho de almendra tostada
El bizcocho de almendra es una rica y nutritiva alternativa que acompañará tus tardes

Bizcocho de avellanas y canela sin azúcar para diabético

En esta elaboración se hace uso de la harina de avena, un ingrediente rico en vitaminas, minerales y antioxidantes. Sus aportes en fibra ayuda a regular los niveles de colesterol en sangre, a facilitar las digestiones y el metabolismo. Podemos sustituir el azúcar por otro símil y obtener así un bizcocho con edulcorante muy sano.

¿Qué necesitamos?

  • 80 gramos de harina de avena o integral
  • 40 gramos de avellana molida
  • 3 huevos
  • 60 mililitros de leche desnatada o semidesnatada
  • Aroma de vainilla
  • Edulcorante
  • Levadura en polvo
  • Canela molida

¿Cómo lo preparamos?

En un bol, echamos los huevos. Vamos a intentar darle un poco de cuerpo con la ayuda de una varilla manual o eléctrica. A continuación, añadimos la harina de avena y la avellana molida, mezclamos bien para que todo se integre perfectamente y nos quede un bizcocho esponjoso sin azúcar pero bien formado y rico, rico.

Seguimos con nuestro bizcocho sin azúcar fácil añadiendo la leche, una cucharada de aroma de vainilla, otra cucharada de levadura en polvo, la misma medida de canela y el edulcorante al gusto. Todas estas cantidades puedes variarlas en función de los sabores que quieras resaltar en el bizcocho.

Mezclamos bien y el siguiente paso será el de hornear. Siguiendo las mismas directrices de horneado del bizcocho sin azúcar tradicional. Mientras termina el tiempo de horneado y como seguro que ya sabes, puedes aprovechar para recoger la cocina y que cuando el bizcocho esté listo, ya puedas sentarte a comer y disfrutarlo tranquilamente.

Bizcocho de limón sin azúcar con Stevia

El bizcocho de limón sin azúcar es otro de los favoritos por todos nosotros para cualquier época del año. Está muy suave y delicioso. Te enseñamos a continuación como hacer bizcocho sin azúcar fácil con un toque de limón.

¿Qué necesitamos?

  • 250 gramos de harina
  • 100 gramos de aceite de oliva
  • 3 huevos M
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 1 yogur de limón
  • 20 gramos de Stevia en polvo

¿Cómo lo preparamos?

Comenzamos esta receta de bizcocho sin azúcar casero precalentando el horno a 180ºC. Engrasa el molde que vayas a utilizar y espolvorea harina bien repartida por toda su base.

En un bol, batimos y mezclamos los huevos junto con la Stevia hasta que quede bien ligado y ahora le añadimos el aceite y el yogur y volvemos a batir bien. Es importante que cada vez que incorporemos ingredientes a nuestro bizcocho de limón sin azúcar casero, volvamos a batir bien para que todo se integre de forma correcta y no queden grumos que luego se notarán en la masa final de nuestro bizcocho sin azúcar para diabéticos.

Ahora, añadimos la harina y la levadura tamizándolas y de nuevo batimos. Ahora ya tendremos la masa final. La volcamos en el molde y horneamos a 180ºC durante 35 minutos. Antes de sacarlo, prueba el truco del palillo de dientes para saber si ya está hecho por dentro.

receta de bizcocho sin azúcar
Bizcocho de limón sin azúcar

Cualquiera de estas te puede servir como receta de bizcocho sin azúcar para diabéticos o simplemente si quieres eliminar el azúcar blanco de tu dieta o reducir su ingesta. Te aseguramos que el sabor es fantástico. Además, tú mismo puedes echar a volar tu imaginación y crear nuevos postres, como por ejemplo un bizcocho de miel sin azúcar o un bizcocho de naranja sin azúcar. ¡Atrévete a innovar!

También te interesará: Otros postres para diabéticos

Y tú, ¿conoces más recetas de bizcocho sin azúcar?