Los alimentos ricos en iodo, cuidan tu glándula tiroidea


El iodo o yodo es un microelemento de gran importancia para el funcionamiento de la glándula tiroidea y para la síntesis de las hormonas tiroideas.

En muchos países la sal iodada ha ayudado a complementar la disponibilidad de este elemento pero todavía hoy hay zonas en el mundo que presentan un insuficiente aporte de este oligoelemento.

La mayor parte del iodo de nuestro planeta se encuentra en los océanos y en contraposición aquellos suelos muy explotados o sometidos a la erosión como las regiones montañosas, los Andes, los Alpes, los Himalayas y los valles fluviales tienen un marcado déficit.

Conoce más: ¿Sabes lo importante que es cuidar el tiroides? El yodo te ayudará

Niveles recomendados de ingestión de iodo, alimentos que debes tener en cuenta

Los niveles iodo recomendados varían en función de la edad, y básicamente en el caso de las mujeres cuando están gestantes o lactando a sus bebés requieren mayores aportes diarios.

El término Ingesta Recomendada de Nutrientes (IRN), establece los requerimientos diarios o sea la cantidad de iodo que debe ser consumida por cada persona de acuerdo a sus características. Gracias a esta tabla puedes calcular las comidas ricas en yodo que puedes tomar a diario.

Estas recomendaciones tienen validez internacional porque están refrendadas por la Junta de Nutrición y Alimentos del Instituto de Medicina de los Estados Unidos, el   Consejo Internacional para el Control de Trastornos por Deficiencia de Yodo, por la UNICEF y la Organización Mundial de la Salud.

Yodo, requerimiento diario:

Los requerimientos de iodo aumentan con la edad y en el embarazo y la lactancia
Los requerimientos de iodo varían de acuerdo a la edad y la etapa fisiológica

¿Cómo puedo cubrir los requerimientos diarios de iodo?

Desde 1924 la sal iodada es una de las formas fundamentales para cubrir los requerimientos diarios de iodo, pero esto tiene dos inconvenientes uno es su actividad biológica y la otra es que cuando no está bien dosificado puede conducir a niveles elevados.

Por otra parte hay una tendencia a reducir el consumo de sal y también a sustituir la sal procesada por la sal de mar natural menos procesada e industrializada. Es por ello que cada día se presta mayor atención a los alimentos ricos en iodo.

La dieta saludable y balanceada es una forma ideal de suplir los requerimientos diarios de iodo, sin restarle valor a la importancia que ha tenido y tiene la sal iodada en la disminución de las áreas carenciales en el mundo.

Conoce los alimentos más ricos en iodo

Una de las características de los niveles de iodo en los alimentos, es que varían de acuerdo a la zona geográfica, al tipo de suelo en que son cultivados y también a los métodos analíticos empleados, es por ello que no es de extrañar que puedan existir diferencias en los valores presentados de acuerdo al país que se trate.

Pero con independencia de esos factores hay coincidencia en que los grupos de alimentos más ricos en iodo son los pescados y los mariscos. Entre ellos el bacalao, los langostinos, las gambas, los mejillones, el salmón, el lenguado y la langosta.

Y del mar no tan solo los animales también los vegetales como las algas que en el crecen. El alga kelp es muy rica en iodo una ración de ella, suple hasta en cuatro veces los requerimientos diarios.

Entre los vegetales y las verduras el ajo es el de mayor contenido, el pepino, las cebollas, judías verdes, acelga y espinacas.

La leche y los derivados lácteos tienen aportes moderados de iodo. Si consumes 100 gramos de queso puedes cubrir hasta el 50% de tus requerimientos. Los cereales se suman a los alimentos con niveles medios de iodo. A continuación te brindamos una relación de alimentos y su contenido de iodo.

Contenido de iodo en algunos alimentos
Los pescados y mariscos son los alimentos que más iodo aportan junto con las algas y la sal iodada

En resumen: pescados, vegetales, verduras, lácteos y cereales son algunos de los mejores alimentos ricos en yodo.

De forma práctica, algunas sugerencias…

Si las medidas y los números te confunden un poco, pues aquí tienes algunas sugerencias para que puedas suplir los requerimientos diarios de iodo y así prevenir el hipotiroidismo.

Los mariscos y los pescados de mar son los que contienen mayores niveles de este oligoelemento, ellos pueden aportar más del 50% de la ingesta recomendada. Si eres amante de la comida japonesa y en particular de los sushis y los rollos de primavera, pues las hojas de algas nori son también una buena fuente de iodo.

Si consumes un huevo al día, estarás cubriendo el 8% de los requerimientos diarios de iodo. La leche, los quesos y los helados son también una forma de recibir iodo adicional al aportado por la sal iodada.

Los cereales como el arroz integral, la soya, la avena, la cebada, la harina de maíz son fuentes moderadas de este oligoelemento.

Y si empleas ajo y cebolla para sazonar y darle sabor a la comida pues estarás incorporando otras fuentes de iodo. Pero siempre recuerda ni demasiado, ni poco, lo necesario para un buen funcionamiento de tu glándula tiroidea y así evitar las consecuencias de sus alteraciones.

Alimentos ricos en yodo para hipotiroidismo… ¿y algo más?

Muchas personas se lanzan a buscar este nutriente para solventar algún problema de salud o ser ayudadas en alguna etapa concreta de su vida. Por ejemplo, entre lo más demandado encontramos los alimentos ricos en yodo para hipotiroidismo o alimentos ricos en yodo para embarazadas, dos casos en los que el iodo nos puede ayudar muchísimo. De hecho, están estrechamente relacionados los alimentos ricos en yodo y ácido fólico, que como bien sabes los médicos lo recomiendan incluso cuando no hay gestación y simplemente estamos buscando quedarnos embarazadas. Su importancia, tanto para la vida fértil de la mujer como del hombre, es abismal.

En el primer caso, si hablamos de alimentos ricos en yodo para tiroides o alimentos ricos en yodo para hipotiroidismo y obesidad, también tienen una repercusión magnífica.

En resumen, en cualquiera de estos dos casos no te descuides y apuesta por este nutriente. Tu salud se verá favorecida.

Lee más: ¿Sabes por qué es tan importante el ácido fólico en el embarazo?