Salmón, una fuente de proteínas


Ya te hemos hablado en otras ocasiones de los excelentes alimentos que encontramos en el mar. Los diferentes tipos de pescados nos dejan una gran variedad de especies y maneras de comerlo, sabores muy diferentes entre sí pero todos ellos con la particular similitud de ser sanos y nutritivos.

Si otro día te contamos los beneficios de las gambas, hoy damos el salto al salmón, un pescado de la familia de los salmónidos con un sabor muy especial que suele gustar tanto a niños como a mayores.

Aunque no está entre los pescados más económicos que podrás encontrar en la lonja o mercado, lo cierto es que lo ideal sería consumirlo una vez por semana para aprovechar todas sus propiedades y beneficios.

El salmón: ¿mejor fresco o ahumado?

Lo cierto es que, siempre que sea posible, es mejor tomar los alimentos frescos ya que en la mayoría de los casos es cuando más se extraen sus propiedades. En este caso no es una excepción y aunque por comodidad nos resulte más fácil tomar salmón ahumado que salmón fresco, lo ideal sería ir combinándolo y comprarlo sin ahumar de vez en cuando.

Entre los beneficios del salmón fresco frente al ahumado, destaca su baja presencia de sodio, por lo que es más saludable para nuestro sistema cardiovascular. Además, tiene un contenido más alto en ácidos grasos omega 3, excelentes para ayudarte de manera natural a reducir el colesterol y que también actúa como antiinflamatorio y antioxidante.

Por otra parte, se relacionan ciertos tumores con un consumo excesivo de los ahumados, por lo que no es recomendable abusar de este tipo de salmón.

Beneficios del salmón

salmon fresco
El salmón se enmarca dentro del grupo de pescado azul

Bueno para el corazón

La presencia de la Vitamina B6 convierte al salmón en un aliado para el corazón y el sistema cardiovascular, ayudando a prevenir posibles enfermedades cardíacas.

Además como ya te hemos comentado anteriormente, los elevados niveles de ácidos grasos omega 3 son excelentes para reducir los niveles de colesterol.

Bueno para el cerebro

De nuevo encontramos beneficios en los ácidos grasos omega 3, que además de ayudarte con el colesterol y el corazón, también mejora la memoria y mantiene el cerebro joven. Por otra parte, ayudan a prevenir accidentes cerebrovasculares.

Bueno para prevenir la pérdida de visión

Volvemos a nombrar los ácidos grasos omega 3, esta vez asociados a la vista. Éstos, junto con los aminoácidos presentes en el salmón, ayudan a prevenir el deterioro de la visión en la edad madura, reduciendo las posibilidades de perder la vista o sufrir daños relacionados con ella.

Alto contenido en proteínas

El salmón es uno de los alimentos más ricos en proteínas. Con solo 200 gramos de producto obtendrás el 100% de la dosis diaria recomendada. Las proteínas son vitales para nuestra salud: reparan los tejidos y órganos, evitan infecciones, facilitan la digestión, distribuyen el oxígeno en la sangre, ayudan a asimilar los nutrientes y mantienen estables los niveles de azúcar en sangre, entre otros muchos beneficios.

Bueno para el estado de ánimo

Las Vitaminas B6 del salmón nos ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo y tienen el poder de funcionar como un antidepresivo natural. Los psicólogos recomiendan aumentar el consumo de esta vitamina en períodos de flaqueza anímica o cuando se está atravesando una temporada complicada.

En el salmón puedes encontrar una fuente natural de Vitamina B6.

Propiedades del salmónValores por cada 100 gramos
Agua68.50 g
Energía142 kcal
Proteínas19.84 g
Lípidos6.34 g
Hidratos de carbono0 g
Fibra0 g
Calcio12 mg
Hierro0.80 mg
Magnesio29 mg
Fósforo200 mg
Potasio490 mg
Sodio44 mg
Zinc0.64 mg
Ácido fólico25 µg
Vitamina A40 IU
Vitamina B-60.818 mg
Vitamina B-123.18 µg
Vitamina C0 g