Hay 3 alimentos que producen gases sin que lo sepas


Los gases o flatulencias suelen ser motivo de risas y burlas, pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que, aunque en general no suelen tener una importancia más allá de la anecdótica, en otras ocasiones pueden llegar a provocar problemas de salud o dolores considerables. Uno de los principales causantes de estas flatulencias es el estilo de vida, ciertos hábitos y también la alimentación. Hay una serie de alimentos que producen gases.

¿No sabes cuáles son? Te desvelamos en este artículo 3 de los más importantes para que vigiles su ingesta si los gases comienzan a ser un problema en tu vida.

Otros artículos de interés: Más alimentos que nos provocan gases

3 alimentos que producen gases

Manzana:

alimentos que producen gases
La manzana es uno de los alimentos que producen gases más habituales en nuestra dieta

La manzana cuenta con un alto contenido en sorbitol, fructosa y fibra, tres elementos que, al encontrarse juntos, nos provocan gases sin que lo sepamos. Para lograr eliminar, en parte, este contratiempo, podemos optar por masticar mucho la manzana antes de tragárnosla y comérnosla despacio, además de evitarla por la noche.

Avena:

alimentos que producen gases
La avena es maravillosa, pero cuidado, abusar de ella en crudo puede provocarnos gases

Hemos hablado en infinidad de ocasiones de lo buena que es la avena para diferentes propósitos, tanto si buscas adelgazar como si quieres un alimentos muy completo a nivel nutricional, ella será tu mejor amiga. Pero, en crudo, nos puede provocar bastantes gases. Vigila la forma en que la comes y trata de contrarrestar en caso de que notes que te está provocando gases.

Zumos con azúcar:

alimentos que producen gases
Entre los zumos naturales, el de uva tiene un alto contenido en azúcar

Por último, los zumos con un alto contenido de azúcar, especialmente los de uva, son considerados también como uno de los alimentos que más gases nos provocan. No abuses de ellos.

Otros hábitos que nos provocan gases sin que lo sepamos

En ocasiones podemos sufrir intolerancia a algún tipo de alimentos sin que lo sepamos. Un ejemplo es la intolerancia a la lactosa, que no está diagnosticada por todo el que la sufre y que puede provocar efectos como un exceso de gases.

Por otro lado, los nervios a muchas personas se les cogen en el estómago, lo que les provoca gases y una sensación de “pinzamiento”. Intenta relajarte y alejar el estrés de tu vida.

En temas de alimentación, además de los alimentos que producen gases, la forma en que los tomamos también hace mucho. Y en este sentido, tragar aire al comer o comer muy deprisa son los principales causantes de esto.

Por último, pero no menos importante, hay ciertas enfermedades digestivas que también provocan gases. Vigílalo y consulta con un doctor si crees que puede haber otra causa más allá de los alimentos que producen gases o de los hábitos incorrectos de vida.

 

Sigue leyendo: Remedios naturales contra los gases