Qué es el síndrome de Burnout y cómo tratarlo


¿Trabajas hasta altas horas de la noche?, ¿las entregas laborales son tediosas?, ¿no tienes un aumento de sueldo? De seguro este panorama genera un poco de estrés laboral en tu vida cotidiana. Entonces, podrías sufrir del síndrome de Burnout, recuerda que cuando te sientes asfixiado por tu trabajo la presión suele salirse de control.

Esta afección se refiere al síndrome del trabajador desgastado y genera situaciones de estrés constante en el área laboral. Si te has alejado de tu vida social y tu capacidad emocional ha disminuido, es hora de que reduzcas el estrés.

sindrome de burnout
¿No rindes en el trabajo? Es hora de que te tomes un descanso prolongado.

Causas del síndrome de Burnout

De acuerdo con la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, el síndrome de Burnout, se conoce como el segundo problema de salud relacionado con el trabajo. Las causas principales se atribuyen a: el estrés continuo que se vuelve crónico, falta de bienestar mental, agotamiento prolongado, trabajo excesivo.

Al ser contratado por una organización, te imaginas que obtendrás un buen sueldo, trabajo ligero, entre otras expectativas. Pero al enfrentarte con ello, tienes una realidad totalmente distinta y ahí tu mente colapsa.

Cuando estás en constante preocupación, empiezas a notar que el rendimiento laboral no es el mismo y vas teniendo las siguientes señales:

Pensamientos en contra del trabajo

  • Deseos de escapar hacia una zona lejos del trabajo.
  • Estás más desconcentrado en las labores.
  • No estás de acuerdo con la evaluación de tu supervisor.
  • Eres descuidado respecto a tu puesto de trabajo, no te importa cómo se vea.

Manifestaciones psicológicas

  • Te deprimes con facilidad y tu temperamento es irritable.
  • Podrías subir o bajar de peso con facilidad.
  • La alimentación va decayendo y llegas a un punto donde no te preocupas por lo que consumes.
  • Puedes recurrir a las bebidas alcohólicas u otras sustancias para ahogar la ansiedad laboral.
  • Pasas mucho tiempo decidiendo cuál será el atuendo del día.
  • Te asilas completamente de tus amigos o familiares.
  • Estás bajo presión, sientes que en algún momento explotarás.
  • Te lastimas físicamente y emocionalmente.

Ante estos agravantes, es fundamental que recibas ayuda psicológica y cuentes con el apoyo de tus familiares y amigos. Adicionalmente, debes reconocer que necesitas un descanso mental para alejarte del estrés.

¿Cómo te afecta el estrés laboral en tu vida cotidiana?

Alejarte de las personas importantes en tu vida es una muestra de que las preocupaciones por el trabajo se están llevando tu atención. Además, hay cuatro aspectos que debes atender en caso de que diversas áreas de tu cotidianidad estén fallando:

  • ¿Cómo se encuentra tu vida sexual?
  • Si estás estudiando, ¿cuál es el desarrollo de tu formación académica?
  • Tu pareja como víctima del estrés laboral.
  • ¿Existe la posibilidad de que tu familia sufra las consecuencias de tu estrés?

Una vez que evalúes la situación desde un contexto amplio es momento de que te detengas por un momento en búsqueda de soluciones. Recuerda, si necesitas un tiempo para descansar es hora de que lo reconozcas y luego retomes el trabajo.

Así es el sindrome de burnout
La meditación es la clave para conseguir la tranquilidad que deseas.

Así puedes detener el síndrome de Burnout

Reconocer lo que está pasando de forma asertiva

Evaluar cómo te afecta el trabajo es fundamental, pero lo más importante: debes aceptarlo. Bien sea que tú te exiges mucho o que tu jefe te manipula para que cumplas con más actividades, resulta importante reconocer la situación.

Encuentra ayuda en tu entorno

Conversa con tus compañeros y coméntales lo que pasa contigo. Asiste a un psicólogo e incluso deja el trabajo si las cosas no mejoran. Recuerda que tú eres el dueño de tu vida y no puedes permitir que esto te afecte a gran escala.

Realiza actividades de bajo presupuesto

Existen iniciativas de relajación que puedes hallar en Internet. Luego de solicitarlas las recibirás en el correo. Incluso, estás en la libertad de elegir la categoría que te gustaría disfrutar: tranquilizante, energizante o relajante.

Algunas empresas aplican estas actividades pensando en la salud y bienestar de sus empleados. No obstante, lo más importante es concientizarlos respecto a la importancia de tomar descansos.

Actividades calmantes

  • Resolver rompecabezas.
  • Planificar una tarde con juegos de mesa.
  • Planificación de notas de agradecimientos.
  • Reuniones familiares con tu pareja e hijos.

Dinámicas energizantes

  • Hacer ejercicio.
  • Escuchar música.
  • Salir a caminar todas las tardes.
  • Toma agua.

Prácticas relajantes

  • Asiste a terapia de la risa.
  • Practica yoga o estírate en casa.
  • Duerme cuando estés muy cansado.

El síndrome de Burnout te afecta profesional y emocionalmente. Es el detonante que  te impedirá continuar con tu trabajo. No tienes que ignorar tus responsabilidades, pero lo recomendable es descansar un tiempo para continuar con tu labor de la manera más productiva y eficiente.

conoce qué es el sindrome de burnout
Si tus preocupaciones van más allá de lo que puedes manejar, es momento de hacer un alto.

También lee: 3 trucos para concentrarte mejor en el trabajo y ser más productivo