7 beneficios de tomar ajo y miel en ayunas


¿Qué pasaría si juntamos dos superalimentos? No, no te vas a transformar en Superman ni vas a hacer de ellos tu particular criptonita, pero los beneficios en tu salud se van a disparar de una manera espectacular. Pero, ¿cuáles son dos de los mejores alimentos de la Naturaleza? Por un lado, el ajo, considerado antibiótico natural; por el otro, la miel, néctar y fuente de salud capaz de curarnos resfriados, bajarnos la fiebre o mantener nuestras defensas más altas, entre otras muchas cosas. Si por separado sus propiedades son impresionantes, imagínate mezclar ajo y miel en ayunas.

Ese es precisamente nuestro tema central de hoy: te queremos contar los 7 principales beneficios de consumir ajo y miel en ayunas, así como el mejor modo de prepararlo.

Toma asiento, ¡empezamos!

Amplía información: Descubre por qué el ajo es un antibiótico natural

7 beneficios de tomar ajo y miel en ayunas

tomar ajo y miel en ayunas
Tomar ajo y miel en ayunas es una apuesta muy inteligente. Te contamos cómo prepararlo y sus beneficios más destacados

1. Bajar la tensión alta

¿Sufres de hipertensión? Deberías vigilártela. Es mucho más peligrosa de lo que probablemente crees: una tensión alta de forma continuada y habitual o picos en los que se eleva por encima de lo recomendable puede traernos consecuencias devastadoras relacionadas con accidentes cardiovasculares, los cuales no siempre podemos coger a tiempo y evitar un mal desenlace.

Por ello, si la tensión es un problema para ti, debes cuidarla especialmente: evitar alimentos que la suben aún más, acudir a aquellos que son aliados naturales y consultar con tu doctor de cabecera si es necesario seguir algún que otro tratamiento para mantenerla a raya.

Lee más: Dieta DASH, la mejor aliada para bajar la tensión

2. Bajar el colesterol

En la mayoría de las ocasiones, colesterol e hipertensión van de la mano. Pero tanto si los sufres conjuntamente como si solo necesitas reducir el colesterol malo por estar coqueteando con los límites “recomendables”, por haberlo sobrepasado hace tiempo o por tener antecedentes familiares, tomar ajo y miel en ayunas también te ayudará.

El responsable en este caso es la alicina de los ajos, que nos ayudan como tratamiento detox natural y para reducir los niveles de colesterol.

3. Mejorar la circulación

¿Problemas de circulación? Nuestro riego sanguíneo lo tenemos que cuidar siempre, sin excepción. En muchas ocasiones, los problemas del sistema circulatorio no avisan y aunque suelen haber síntomas que nos pueden dar pistas (hormigueo, pesadez…), muchas veces el paciente que sufre un accidente vascular (especialmente aquellos de corta edad) aseguran no haber tenido ningún tipo de indicio.

Tanto el ajo como la miel son perfectos anticoagulantes naturales y además tonifican las venas. Traducido al lenguaje coloquial, esto quiere decir que nos ayudan a evitar las antiestéticas varices y a tratar de mantener alejados ciertos accidentes muy peligrosos, como las trombosis.

castaño de indias
Con la miel y el ajo también podemos luchar contra las varices

4. Eliminar la tos

¿Llevas una temporada que no paras de toser y no sabes cómo acabar con ella de una vez por todas? Hay muchos remedios naturales para ello, pero uno de los mejores es sin duda tomar ajo y miel en ayunas.

Podemos preparar con estos ingredientes un jarabe con ajo triturado y unas cucharaditas de miel. El poder expectorante de uno y la suavidad que nos aporta la miel es el tándem perfecto para conseguir suavizar la garganta, eliminar las flemas y acabar con esa incómoda y molesta tos que puede llegar a afectar a nuestra vida diaria aunque creamos que es totalmente inofensiva.

Remedios caseros que debes conocer: ¿Sabes cómo acabar con la tos?

5. Evitar y curarnos de resfriados y otras enfermedades

El ajo y la miel protegen las vías respiratorias, mitigan el dolor, reducen la fiebre y acaban con los virus que causan resfriados, gripes y otras enfermedades relacionadas.

Tomar ajo y miel en ayunas o entre comidas es la mejor elección cuando estamos atravesando una de estas enfermedades y no queremos atiborrarnos a pastillas o bien queremos maximizar su efectividad de una forma natural y nada invasiva ni con ningún efecto secundario.

6. Antiinflamatorio natural

Tomar ajo y miel en ayunas nos ayuda a crear un antiinflamatorio natural que sirve como calmante para dolores musculares y otros problemas como dolor de cabeza, dolor menstrual o incluso dolor óseo o de las articulaciones.

Además, también actúa como aliado contra la retención de líquidos.

7. Sistema inmunitario más fuerte

Por último, hemos dejado para el final la cualidad más conocida del ajo y la miel. Por separado ya consiguen sus objetivos y justos son aún más potentes.

Tomar ajo y miel en ayunas nos evita resfriados ocasionados por virus o bacterias, nos mantienen más fuertes y enérgicos y nos ayudan a tener una vida más sana y plena.

Conoce más: ¿Sabes otros modos de reforzar el sistema inmunitario?

¿Sabes cómo preparar la receta para tomar ajo y miel en ayunas?

Antes de lanzarte a preparar tu receta con ajo y miel, debes tener en cuenta que cuanto más naturales sean los ingredientes, mejor. Desconfías de las mieles muy baratas y en grandes formatos que se pueden ver en los hipermercados. Es mejor gastar un par de euros más y tener una miel de buena calidad. Igual ocurre con el ajo, coge los más frescos y de buen aspecto que veas.

Para asegurar la efectividad de esta receta, la calidad de los ingredientes es fundamental. Aunque estamos refiriéndonos todo el rato al consumo en ayunas, por supuesto podemos tomarlo a cualquier otra hora del día, aunque es por la mañana antes de desayunar cuando logramos un efecto mayor.

ajo por la noche
El ajo es un antibiótico natural con muchísimos beneficios

Ingredientes:

  • 350 gramos de miel de abeja
  • 10 dientes de ajo

Preparación:

En un mortero, trituramos bien los ajos o si lo prefieres puedes cortarlos en rodajitas, aunque para el paladar es más agradable la primera opción.

En un frasco de vidrio con tapa que cierre bien (da igual si es hermética o de rosca, pero debe cerrar totalmente), vertemos la miel de abeja y le añadimos los ajos. Lo guardamos tapado durante una semana en un lugar seco y oscuro.

¡Y nada más! Preparar tu remedio casero de ajo y miel es tan sencillo como hacer estos dos simples pasos.

Como hemos dicho, la mejor forma de consumirlo es en ayunas, bien sea a cucharadas cogiendo producto directamente desde el frasco o diluyéndolo un poco en agua templada para que adquiera una consistencia un poco menos espesa. Además, si quieres suavizar su sabor, también puedes añadirle unas gotitas de limón: no te van a hacer ningún mal ni a alterar las propiedades de este remedio casero pero le van a dar un toque diferente de sabor.

Lo ideal es tomarlo durante un período de 7 días consecutivos, pudiendo tomarlo una sola vez al día o dos veces si lo deseas, aunque con solo una tienes suficiente. Descansamos 14 días y volvemos a repetir la misma operación.

No lo guardes en la nevera, consérvalo en un lugar seco a temperatura ambiente. Normalmente un solo frasco te dará para varias repeticiones.

Y tú, ¿tienes otros remedios caseros con el ajo o la miel como aliado? ¡Comparte tus trucos con nuestra comunidad!

Otros remedios caseros: La miel Y LA CANELA como protagonistAS