5 Jarabes para la tos con productos naturales


Entre los síntomas más habituales, la tos es uno de los más corrientes en pacientes que son atendidos en las consultas médicas tanto generales como especializadas, pero también la tos es un mecanismo de defensa del propio organismo. Los jarabes para la tos son de las formulaciones que más se prescriben y hoy nos referiremos a los productos naturales para elaborarlos en la propia casa.

La tos como síntoma puede estar vinculada a la presencia de resfriados, gripe, alergias, bronquitis o asma entre las más comunes, pero también puede estar asociada a enfermedades de mayor importancia como la tuberculosis, la enfermedad obstructiva crónica, el cáncer de pulmón, entre otras.

5 remedios caseros para la gripe

Ante un catarro o un resfriado acompañado de tos los jarabes son medidas muy efectivas
Los jarabes para la tos con productos naturales son efectivos para calmar los accesos de tos

Por lo general la tos puede ser seca o productiva y aunque las causas de la tos no sean graves genera molestias, dificultades para dormir, resequedad, contractura en los músculos abdominales, dolor de cabeza y otras alteraciones.

¿Qué es un jarabe?

Los jarabes se encuentran entre los productos más empleados desde la antigüedad. El jarabe es una forma de presentación de los medicamentos o de productos naturales que enmascara el sabor desagradable de los principios activos contenidos en él y es muy útil para los niños y para las personas mayores.

Los jarabes para la tos son poderosas herramientas para combatir las molestias de este síntoma
Los jarabes para la tos con productos naturales son fáciles de preparar en casa y son efectivos para aliviar las molestias

El jarabe se caracteriza por tener una alta densidad y viscosidad. Ello está determinado por las altas concentraciones de azúcares contenidas en estos productos. Cuando no se conocía el azúcar los jarabes  eran preparados con miel y aun hoy en día este es uno de sus componentes fundamentales.

Su componentes básicos son el agua destilada o hervida si lo preparas en casa, los principios activos, los saborizantes o aromatizantes. Por lo general son mezclas homogéneas y pueden estar coloreadas o no.

En relación a la forma de preparación los jarabes en general pueden ser simples cuando solo contienen agua y azúcar, medicados cuando a los productos anteriores se le adiciona el principio activo del producto deseado o aromatizado.

Tipos de jarabes para la tos

Los tipos de jarabes para la tos pueden ser:

Antitusígenos

Este tipo de jarabe para la tos son los indicados cuando la tos es seca  y no existen secreciones o mucosidades. Estas acciones las pueden ejercer mediante una acción directa sobre el centro nervioso de la tos y en otras inhibiendo el reflejo de la tos. Actúan como supresores de la tos.

Expectorantes  o mucolíticos

Cuando hay acumulación de mucosidades en las vías respiratorias estos jarabes para la tos son los recomendados. Los mismos contribuyen a la expulsión de las secreciones porque disminuye su viscosidad.

En ocasiones en los jarabes para la tos se combinan ambas propiedades y contribuyen a un alivio más rápido de la misma.

Los jarabes para la tos elaborados en el propio hogar con productos naturales tienen una larga historia de aplicaciones prácticas
Jarabes para la tos preparados con regaliz, tomillo, cebolla, linaza o combinación de hierbas aliviarán las molestias

5 jarabes para la tos con plantas

Los jarabes para la tos elaborados en el propio hogar con productos naturales tiene una larga historia de aplicaciones prácticas y muchos de ellos han sido retomados como alternativa a los efectos adversos de algunos  preparados comerciales. Hoy comentaremos sobre algunos de los más reconocidos.

1.-Jarabe para la tos con regaliz

El regaliz es una de las plantas con una larga historia dentro de la medicina herbaria. Se le reconocen propiedades antiinflamatorias y expectorantes. No es recomendable para personas diabéticas e hipertensas.

Este jarabe se puede preparar con 2 gramos de regaliz en forma de polvo o con la propia raíz y 4 higos.  Para prepararlo tomas 1/2  L  de agua y 4 cucharadas de azúcar morena en un cazo y los pones al fuego, cuando esté a punto de hervir le colocas el regaliz dentro de una bolsita de tela, como si fuera una bolsa de té. Lo hierves durante 20 minutos. También puedes ponerlo directo y después colarlo.

Mueles el higo con el resto de los componentes y lo conservas en el refrigerador. Puedes tomar una cucharadita dos o tres veces al dia.

2.-Jarabe de tomillo

El tomillo tiene una reconocida acción mucolítica de ahí su efectividad en diversos procesos respiratorios. Actúa aliviando la tos y es además expectorante.

Una cucharada de tomillo seco y un par de ramitas de regaliz. se colocan en un recipiente que contiene dos tazas de agua y se pone a hervir a fuego lento durante 15 minutos. Para proporcionarle mejor sabor se le añade una cucharada de semillas de anís.

A esta mezcla se le añaden 150 gramos de azúcar integral o 125 gramos de miel. Se almacena en una botella de cristal y se conserva en el refrigerador. Puedes tomar una cucharadita tres veces al día.

3.-Jarabe de varias plantas medicinales

La combinación de plantas con reconocidas propiedades medicinales como la manzanilla, el tilo, los clavos de olor y el anís tiene un efecto expectorante y antitusígeno.

Para su preparación solo debes de tomar una cucharadita de semillas de anís trituradas, un puñado de flores de manzanilla, otro de tilo y unos clavos de olor. Todo lo pones en dos tazas de agua a  fuego leno durante tres mintios. Lo dejas responsar y lo cuelas.

Le añades una taza de miel de abeja y el jugo de dos limones medianos. Lo envasas en un pomo de cristal y lo colocas en la nevera. Puedes consumir una cucharada tres veces al día.

4.-Jarabe de linaza

Para preparar este jarabe hierve tres cucharadas de semillas de linaza en una taza con agua hasta que la mezcla tenga una consistencia gelatinosa. Cuélalo y añádele el jugo de un limón y la misma cantidad de miel que del extracto de la linaza. Mezcla todo bien y deposítalo en un recipiente oscuro y consérvalo en el  refrigerador. Toma una cucharada cuando tengas tos.

5.-Jarabe para la tos con cebolla

Cortar una cebolla en rodajas y colocarla en una vasija de vidrio. Cubrirla con media taza de miel y adicionar el jugo de dos limones. Todo se mezcla y se deja reposar durante 24 horas. Otra variante es hirviendo la cebolla durante 15 minutos.

Colarlo y depositarlo en una botella de cristal oscura, guardar en el refrigerador y tomar una cucharada tres veces al día. Hay numerosas variantes de cómo preparar este jarabe para la tos, pero sin dudas es uno de los más conocidos y arraigados en las preferencias de muchos.

Debes tener presente…

  • No siempre lo natural significa seguridad, hay plantas que pueden tener efectos adversos como por ejemplo el regaliz.
  • Hay límites de consumo establecidos aunque sean productos naturales. En el caso del regaliz no debe exceder los 30 gramos al día.
  • Si la tos se mantiene por más de dos semanas debes acudir a un especialista porque puede no ser tan simple como piensas.
  • Para preparar los jarabes debes emplear utensilios limpios y tomar todas las precauciones higiénicas.
  • Los jarabes para la tos una vez preparados debes conservarlos en refrigeración.

Verás que estos jarabes para la tos aliviarán tus síntomas, seguro los colocarás entre tus preferidos.