3 cenas ligeras para no quedarte con hambre


La cena es la comida del día más castigada en todo tipo de dietas. No es ningún secreto que a estas horas, todo lo que comamos nos va a engordar más. ¿Por qué? Sencillo: ya no vamos a quemar nada, nuestra actividad física desciende hasta llegar a la pasividad absoluta que nos proporciona dormir y, por ello, todo lo que comamos a final del día se almacenará. Por ello, recurrir a cenas ligeras es primordial si quieres no solamente adelgazar, también darle un respiro a tu salud estomacal y ayudarla a desintoxicarse.

Seguro que más de una vez te ha pasado que has cenado mucho y luego has tenido un sueño pesado o que, incluso comiendo lo mismo que por el día, te ha sentado mucho peor por la noche. Esto es absolutamente normal. Por ello, debemos evitar siempre los excesos en las últimas horas del día.

La ventaja de todo esto que te estamos contando es que la relación también funciona a la inversa. Es decir, si la cena es la comida del día que más engorda, puedes tener por seguro que también será la que más adelgaza. ¡Aprovéchalo!

Otros artículos de interés: La dieta de las 19h, éxito garantizado

magnesio por la noche
Elige tus alimentos en función de las horas del día

La importancia de hacer cenas ligeras

No te vamos a engañar. Si sigues un ritmo de vida habitual y solo cambias tu rutina por la noche, no vas a ver resultados inmediatos. Es un proceso muy lento, pero a la vez sano y seguro. Tarde o temprano, los verás, los notarás, y todo habrá merecido la pena: habrás perdido peso simplemente cambiando rutinas, sin efecto rebote y sin pasar hambre o privarte de nada. Si quieres un dulce, lo tomas por el día, pero cuando el reloj marque la llegada de la noche, comienza el plan.

La cena engorda precisamente por lo que te hemos comentado antes: lo que comamos a esta hora ya no lo quemamos y lo almacenaremos entre nuestras reservas de energía que terminará convirtiéndose en grasa.

También la hora es importante. Cuanto antes cenemos, mejor. Lo ideal sería hacerlo antes de las 20h (de ahí el origen de la dieta de las 19h), pero seamos realistas: en España ese ritmo de vida es casi imposible. Por ello, tenemos que buscar siempre la hora más temprana posible, dentro de nuestras posibilidades, y no hacerlo inmediatamente antes de irnos a la cama.

3 cenas ligeras para no pasar hambre

A continuación, te proponemos tres opciones de cenas ligeras que te van a aportar muchos nutrientes, buen sabor, te van a saciar y, además, te van a hacer adelgazar cenando rico.

Crema de calabaza y canela:

valores nutricionales de la calabaza
La calabaza es un completo alimento muy nutritivo

Las cremas de verduras nos han acompañado en nuestra infancia, pero cuando llegamos a la edad adulta, solemos olvidarnos un poco de ellas y nos decantamos más por cenas express, como precocinados, pizzas, sandwiches… ¡Error! Retoma la sana costumbre de hacerte cremas de verduras para cenar. Son saciantes, baratas, muy fáciles de preparar y con un alto contenido en nutrientes. Además, pueden ser tan ricas como esta que te proponemos de calabaza y canela. Te encantará.

Gazpacho:

como hacer gazpacho
Para el color del gazpacho dependerá en gran medida el color del tomate que elijas y la cantidad de pepino que le añadas. Hay quien prefiere mucho pepino y quien se queda algo corto para que predomine el tomate

Qué contarte del gazpacho que ya no sepas. Echa en una batidora tomate, pepino, ajo, un poquito de aceite de oliva, sal y vinagre y tendrás una cena ligera, muy nutritiva y refrescante.

Sopa de huevo y cebolla

sopa de cebolla beneficios
La sopa de cebolla es una de las preferidas para las noches de invierno

Por último, otra de las recetas que más nos van a recordar a nuestra infancia. Esta opción es ideal para las noches de invierno, por su capacidad para calentarnos a la vez que refuerza nuestro sistema inmunológico y nos aísla de posibles resfriados.

 

Sigue leyendo: ¿Sabes cómo preparar la sopa de cebolla?