Dieta de las 19 horas


Seguro que más de una vez has escuchado aquello de “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”. Esta frase está relacionada con la dieta de la que hoy te vamos a hablar y que probablemente ya hayas conocido en alguna otra ocasión, quizás bajo otro nombre: la dieta de las 19 horas.

Marcar unos hábitos, una rutina y unos horarios es imprescindible en nuestro día a día, tanto a nivel de actividades diarias como en el aspecto de la comida. La Dieta de las 19 horas es una carrera de fondo, un plan nutricional más que un régimen en sí que te ayudará no solo a adelgazar sin pasar hambre, sino que también cambiará hábitos no demasiado apropiados para tu organismo y te hará sentir más sano.

Dieta de las 19
Una alimentación sana y equilibrada debe ser siempre la base de toda dieta

¿En qué consiste la Dieta de las 19 horas?

Sin ninguna duda, la alimentación SÍ entiende de horarios. La adrenalina, la dopamina y el cortisol alcanzan su punto más alto durante la mañana, nos proveen de energía y nos mantienen activos el resto del día. Sin embargo, a partir de las 7 de la tarde, todas ellas van disminuyendo y provocan un aumento de los niveles de insulina, transformando en grasa los alimentos que hayamos ingerido pasada esa hora (especialmente los hidratos de carbono).

La Dieta de las 19 horas no prohíbe ningún tipo de alimento durante el día. En función de tus gustos, disponibilidad horaria y posibilidades económicas podrán elegir qué comer y en qué cantidad. Es muy importante no pasar hambre por el día, ya que esto nos llevará a un comportamiento compulsivo durante la noche y a cierta ansiedad por la comida, nada recomendable cuando lo que se busca es perder peso.

Tienes que tener claro que las Dietas express milagro no existen. Sin embargo, el efecto yoyó que tanto preocupa a quienes siguen una dieta sí es real,  por lo que debemos plantearnos nuestro plan nutricional como una meta a medio-largo plazo para evitarlo. Ponernos objetivos alcanzables y medibles en el tiempo es la mejor manera de motivarnos y no caer en la frustración, lo que sin duda desencadenará en una vuelta a los malos hábitos alimentarios. Un objetivo razonable para evitar el efecto rebote estaría entre los 500 gramos y 1 kilo al mes.

A la hora de desarrollar la Dieta de las 19 horas, hay cinco tips o consejos clave que debes seguir para saber que lo estás haciendo correctamente:

  1. No pases hambre durante el día, no te prives de lo que te apetezca ni te quedes con ansiedad por comer algo. Es mejor “saltarte las reglas” por el día que darte un atracón por la noche
  2. Más hidratos en el desayuno, más proteínas en la comida: para un nutricionista, éste sería el reparto ideal de los alimentos a lo largo del día
  3. Cenas hipocalóricas, lo más temprano posible: es cierto que por los horarios de trabajo muchos de nosotros no podemos decidir a qué hora cenamos, pero si puedes hacerlo al menos tres horas antes de irte a la cama, mejor.
  4. Fuerza de voluntad: como hemos comentado anteriormente, la Dieta de las 19 horas se caracteriza por ser un camino largo pero muy gratificante. Los primeros meses notarás una pérdida de peso más rápida, pero si en torno al tercer-cuarto mes adviertes que no pierdes ni un gramo, no te preocupes, lo estás haciendo bien. En torno al quinto mes retomarás la pérdida de peso.
  5. Date libre una o dos noches por semana para mantenerte optimista y con ganas de continuar con la dieta.
Dieta de las 19
No te prives de nada eligiendo las horas a las comes cada alimento

Alimentos permitidos en la Dieta de las 19 horas

A continuación te dejamos una lista estándar de los alimentos que puedes tomar pasadas las 19 horas, pero tú mismo puedes añadir más siempre que cumplan estos requisitos: nada de grasas, nada de hidratos de carbono y contenido hipocalórico (recomendable por debajo de las 150 calorías)

Hortalizas y verduras:

  • Acelga
  • Apio
  • Berenjena
  • Brócoli
  • Calabacín
  • Calabaza
  • Cebolla
  • Champiñones
  • Col de Bruselas
  • Espárragos
  • Espinacas
  • Hinojo
  • Lechuga en todas sus variedades
  • Nabo
  • Pepino
  • Pimientos
  • Rábanos
  • Remolacha
  • Tomate
  • Zanahorias
  • Sopa o crema de verduras (sin fideos)

Carnes:

  • Pavo
  • Cinta de lomo
  • Pollo

Pescados:

  • Atún natural
  • Bacalao
  • Gallo
  • Lenguado
  • Lubina
  • Mejillón
  • Merluza
  • Palitos de cangrejo
  • Perca
  • Pescadilla
  • Raya

Frutas:

  • Ciruela
  • Fresa
  • Mandarina
  • Manzana
  • Melón
  • Pera
  • Piña
  • Sandía

Varios:

  • Gelatina sin azúcar
  • Huevo (cocido o tortilla)
  • Leche desnatada
  • Yogur natural sin azúcar