10 hábitos que te hacen engordar sin que lo sepas


¿Recuerdas cuándo todo te quedaba bien? De repente, casi de la noche a la mañana, notas tus pantalones mucho más apretados, esa camiseta que antes te sentaba como un guante ahora queda demasiado ceñida y tú mismo te notas más hinchado. Te subes a la báscula con miedo y, ¡horror! Sin esperarlo, sin avisar, ahí están esos kilos de más que se están materializando en tu cuerpo. ¿Sabes que hay hábitos que te hacen engordar aunque tú no lo sepas?

Hoy queremos que conozcas cuáles son, para que los identifiques en tu vida y cortes con ellos de raíces. No te preocupes, siempre hay tiempo para volver a tu peso deseado y ese tiempo comienza AHORA mismo. No lo pospongas más.

Lee más: Acaba con el sedentarismo, el enemigo de los kilos

10 hábitos que te hacen engordar, ¿cuántos estás haciendo sin darte cuenta?

1. Sedentarismo

El sedentarismo es el enemigo número uno de la pérdida de peso. Lo ideal es movernos cada día, ya sea haciendo deporte o simplemente saliendo a caminar, no hace falta hacerse olímpico para tener una vida activa. Sin embargo, no siempre es posible. Y no, no hablamos de la típica excusa del “no tengo tiempo”. En ocasiones, es cierto que no lo hay.

Por ejemplo: imaginemos el caso de una persona que vive a 2 manzanas de su oficina y que pasa 8 horas diarias sentado, a turno partido, entrando a trabajar por la mañana temprano y saliendo ya de noche. Seguro dirás que siempre puede ir al gimnasio cuando termine la jornada, pero estar sentado trabajando puede ser igual de agotador que realizar una actividad física y no siempre tenemos tanta energía. ¿Qué hacer en este caso?

Aprovecha los días libres, los findes de semana, los festivos y las vacaciones para hacer actividades al aire libre. Lo que sea, lo importante es moverse.

adelgazar en vacaciones
Perder peso en verano es posible si evitas caer en estos errores

2. Atracones entre horas

Haz del reloj tu amigo. Hacer 5 comidas diarias es muy saludable, pero no más. Además, debemos cuidar lo que comemos en cada caso. Si te das atracones en el aperitivo de mediodía, probablemente no lo notes hoy ni mañana, pero llegará un día que te subirás a la báscula y no entenderás por qué han sumado tantos kilos. Y no, no está rota.

Reserva las comidas fuertes para el desayuno y el almuerzo y toma un ligero psicolabis en el aperitivo, la merienda y la cena.

Fallos para adelgazar
A la hora de adelgazar también se cometen errores

3. Comida poco sana

Relacionado con el punto anterior, ni que decir tiene que las comidas deben ser siempre sanas. Bollería industrial, grasas saturados, proporción descompensada de carbohidratos, frituras… Un bocado de estas cosas es más perjudicial para el peso que un buen plato de frutas, verduras o pescados y carnes a la plancha. ¿Por qué quieres quedarte con hambre comiendo mal si puedes comer bien?

Fallos adelgazar
¿No consigues adelgazar más? Probablemente hayas caído en alguno de estos errores

4. Dormir mal

¿Sabes que dormir mal está relacionado con el aumento de peso? Robarle horas al reloj no solo se reflejará en un rostro cansado y una falta de energía importante, si no que además nuestro peso se resentirá.

Pero, ¿qué relación tiene? Al dormir mal, se produce un desequilibrio que hace que no nos saciemos correctamente el resto del día y, además, el estómago no realice correctamente su función de procesado de alimentos.

Sabemos que es difícil dormir 8 horas del tirón, especialmente si madrugas mucho, pero intenta compensar guardando un ratito por las tardes para la siesta.

errores perder peso
No busques adelgazar rápido, busca adelgazar a tu ritmo y de forma sana

5. Beber poco líquido

Y cuando hablamos de líquido, nos referimos al agua. Nada de gaseosas o alcohol: el agua, los zumos o los batidos caseros son la mejor opción. Podemos tomarlos entre horas, en gran cantidad con las comidas para saciarnos antes y para finalizar una cena.

Además, beber líquido no solo es importante para saciarnos, si no que también nos ayuda a luchar contra la retención de líquidos, causante del aumento de peso pero sobre todo del aumento de volumen.

trucos para adelgazar
Beber mucha agua es uno de los trucos para adelgazar que escuchamos más frecuentemente

6. No respetar la proporción de comidas

Relacionado con lo que hemos dicho en el punto 2, debemos comer sano pero además respetar que no todas las comidas deben ser iguales. El reloj marca nuestro horario: el desayuno debe ser la comida más fuerte del día, el aperitivo un pequeño tentempié sano, el almuerzo también suficiente para mantenernos el resto del día, la merienda similar al almuerzo y por último, la cena muy, muy escasa.

Hay una dieta llamada “Dieta de las 19 horas” que se basa en comer lo que quieras el resto del día y a partir de las 7 vigilar con sumo cuidado no tomar hidratos o grasas y reducir al máximo el número de calorías.

trucos para adelgazar
Los carbohidratos son tus enemigos en las cenas para adelgazar

7. Tomar mucha sal

El consumo excesivo de sal no solo es malo para el corazón, también para tu peso. ¿El motivo? Es uno de los hábitos que te hacen engordar sin que lo sepas, ya que la sal aumenta la retención de líquidos y nos hace subir de volumen y peso.

adelgazar en una semana
Aprender a comer sano es la clave para adelgazar

8. Comer rápido y distraído

Otro de los hábitos que te hacen engordar es no sentarte correctamente en la mesa. Si comemos con prisa, engullimos y no procesamos bien los alimentos al masticarlos poco, además, esto hará que no seamos conscientes de que estamos satisfechos y nos levantemos de la mesa con la sensación de seguir teniendo hambre. 

Por otro lado, comer distraído, por ejemplo viendo la tele, igualmente hace que no seamos conscientes de lo que estamos comiendo. Nuestro cerebro engaña a nuestro estómago y no llegamos a saciarnos como deberíamos. Los hábitos en la mesa son imprescindibles para comer bien.

Las frutas y verduras son básicas para una alimentación sana
Para adelgazar las frutas y verduras son ideales porque aportan pocas calorías y a su vez son ricas en fibra y en agua

9. ¡Estrés!

El estrés es uno de los peores enemigos del peso. Es cierto que en ocasiones, una actividad desenfrenada nos hace adelgazar, pero también podemos obtener el efecto contrario: cuando llevas una vida muy acelerada, comes rápido, mal, duermes poco… Frena un poco y tu peso lo agradecerá.

adelgazar en una semana
Si te propones adelgazar en una semana una cantidad demasiado grande de kilos, ten en cuenta que el efecto rebote será prácticamente inevitable. Uno de los hábitos que te hacen engordar a posteriori es convertir tu cuerpo en un yoyó

10. No tener una meta

Siempre, siempre hay que tener una meta en la vida. Aunque “solo” se trate de adelgazar. Y no hablamos solo de una meta que se pueda medir en kilos: por ejemplo, proponte entrar en esos pantalones que tanto te gustaban y que ya no te cierran, proponte adelgazar de cara a algún evento importante que tengas próximamente o proponte perder kilos para lucir el cuerpo que quieres en las próximas vacaciones al Caribe.

Una meta cualitativa y no cuantitativa, motiva mucho más.

menú para adelgazar
Confía en un menú para adelgazar sano y pierde el miedo a subir a la báscula

Otros artículos debes leer: ¿Sabes cómo adelgazar sin pasar hambre?


Advertisements