Cómo sobrevivir a la vuelta a la rutina tras las Navidades


Se acaban las Navidades, una época amada por muchos y (casi) odiada por otros. Te guste o no, en cualquier caso es innegable que las Navidades rompen totalmente nuestra rutina, cojas o no vacaciones, tenemos que realizar ciertos actos que hacen que, por una vez al año, todo cambie. Y la vuelta a la rutina tras las Navidades es algo que a muchos nos cuesta bastante. ¿Quieres saber cómo llevarlo mejor?

Te lo contamos a continuación.

Otros artículos de interés: Trucos para sobrevivir a la cuesta de enero

Cómo llevar mejor la vuelta a la rutina tras la Navidad

vuelta a la rutina
Una de las cosas que menos nos gustan de la vuelta a la rutina es tener que madrugar

Economía:

Si has vivido a todo trapo esta Navidad, ahora toca volver a abrocharse el cinturón. Y no es fácil, especialmente cuando llevas aproximadamente un mes sin mirar la cuenta del banco ni privarte de casi nada.

¿Qué hacemos para que el ahorro no nos ponga de mal humor? Recuerda todo lo que te gustaba hacer en casa, además, el mal tiempo propio de esta época propicia que nos gusten más los planes caseros. Solos, en pareja, con amigos, con familia… el sofá puede ser una buena idea.

Trabajo:

¿Has tenido la suerte de tener vacaciones? Entonces la vuelta a la rutina va a ser más dura aún. Algo que nunca falla es tener un objetivo en el horizonte. Piensa en las próximas vacaciones, ponles fecha y destino y verás como te sirve de motivación. Recuerda que el tiempo pasa rapidísimo, ¡pronto estarás de nuevo de vacaciones!

vuelta a la rutina
¿Mucho trabajo por delante? Ve poco a poco, recuerda que no eres un robot y que no puedes hacer más

Alimentación:

Sí, sabemos que no te has privado de nada en cuanto a comida, no intentes engañarnos ni engañarte. Ahora toca volver a la normalidad. Antes de nada, te recomendamos hacer un par de días de dieta detox para contrarrestar los efectos negativos de los excesos navideños.

Distancia:

Si tus familia o amigos viven lejos de ti, también acuciarás la distancia a la vuelta a la rutina. En este caso, te recordamos que las nuevas tecnologías son geniales para sentirte cerca de tus seres queridos. Llamadas telefónicas, videoconferencias por Skype, whatsapps a todas horas, redes sociales… No os quedéis solo con el texto: enviad fotos, vídeos y audios y os sentiréis de nuevo cerca.

vuelta a la rutina
Intenta ver la vida con optimismo, la vuelta a la rutina no siempre tiene que ser negativa

Otros:

Pero además de todo esto, cada uno podemos encontrar que nos falta (¡o nos sobra!) algo cuando llega esta vuelta a la rutina. Te proponemos algo: en lugar de centrarte en lo negativo, piensa en lo positivo. Piensa en lo que sí tiene tu rutina que no tenían las Navidades. Por ejemplo, que vuelves a tener más tiempo para ti, que tus amigos los que se habían ido a su pueblo han vuelto, que se acabaron los compromisos familiares…

Observa y verás que la vuelta a la rutina no es tan mala y tiene un montón de cosas buenas. ¡Ánimo!

Sigue leyendo: Ideas gratis para ser feliz