Diversos usos de ginkgo para la memoria


Cuando te recomiendan el ginkgo para la memoria, toma ese consejo muy en serio. Esta planta tiene más de un motivo para ser tan famosa. Si bien se recomienda principalmente en pro de la salud mental tiene diversas utilidades para el bienestar.

Es bien sabido que permite una buena irrigación sanguínea en el cerebro que previene todo tipo de padecimientos neuronales. Pero, además, el árbol de gingko biloba contiene en sí otras buenas propiedades que vale la pena conocer. Sobre todo, para que te animes a preparar infusiones de esta planta medicinal.

No hace falta padecer algún problema de salud para comenzar la prevención. El ginkgo biloba evita el envejecimiento celular prematuro y el desarrollo de padecimientos cardíacos. Esta vez, te contaremos acerca de los diversos usos del ginkgo para la memoria para procurar tu bienestar y salud mental.

Qué es el ginkgo biloba

ginko para la memoria en china
En China, el ginkgo forma parte de la medicina tradicional

El ginkgo biloba es un árbol robusto usado popularmente en la medicina tradicional de China. También en la medicina occidental por sus importantes beneficios para con la salud y el bienestar general. Su principal aporte es el fortalecimiento de las funciones vitales del cerebro.

Disminuye el riesgo de padecer deficiencias neuronales al mantener el riego sanguíneo cerebral. De esto, se deriva el conocido uso del ginkgo para la memoria. También suele prescribirse para quienes sufren de falta de energía, fuerza y vitalidad.

Propiedades del ginkgo para la memoria

El aspecto principal por el que se recomienda el consumo de gingko biloba es tratar enfermedades neuronales. Además de prevenir todo tipo de deficiencias que le ocurran al cerebro humano por diversas causas.

Usa ginko para la memoria
Sus propiedades se utilizan para tratar problemas neuronales.

Los jóvenes y estudiantes son consumidores potenciales de esta planta medicinal, ya que favorece la concentración. Por ello, la ingesta del ginkgo para la memoria es popular. Así pues, mejora la capacidad de almacenamiento del cerebro, además de contribuir a la experiencia integral del aprendizaje.

El uso del gingko para la memoria se fundamenta en la estimulación del buen riego sanguíneo en el cerebro. Otros beneficios que le respaldan como solución medicinal son:

  • Alivio de fases de estrés crónico.
  • Beneficios en pacientes con nerviosismo y ansiedad.
  • Prevención de enfermedades mentales como demencia senil.
  • Disminución del insomnio.
  • Recuperación de la energía y la vitalidad.
  • Solución a los dolores de cabeza.
  • Disminución de la sensación de vértigo o mareos.
  • Reducción de la molestia de zumbidos en el oído o tinnitus.

¿Qué hace tan bueno al ginkgo biloba?

Como puedes ver, el ginkgo biloba es algo más que un árbol que pudo soportar el efecto de una bomba atómica. En él, se concentra una gran cantidad de flavonoides, el ingrediente clave que lo hace tan bueno para provecho medicinal.  

Los flavonoides son antioxidantes que previenen el envejecimiento prematuro de las células. Además, también contiene sus propios componentes autónomos llamados ginkgoloides, responsables de que se recomiende el ginkgo para la memoria.

Como su nombre ya te lo indica, estos solo se encuentran en el ginkgo biloba. Se ha comprobado que protegen el sistema cardiovascular al evitar la formación de coágulos sanguíneos y la obstrucción arterial. Por supuesto, oxigenación del cerebro se debe también a ellos.

Acción antioxidante del ginkgo

Sus agentes ginkgoloides tienen como principal beneficio la prevención del envejecimiento que se da por oxidación celular. De hecho, aunque todavía faltan estudios por confirmar, el ginkgo es considerado un poderoso anticancerígeno. También funciona en la prevención de otros males como:

  • Mal de Alzheimer.
  • Mal de Parkinson.
  • Falta de concentración.
  • Memoria con fallas.

Curiosidades del ginkgo biloba

La palabra traducida al español quiere decir cuarenta escudos y tiene una de las más increíbles historias detrás, pues luego de explotar la bomba atómica en Hiroshima, el único árbol que sobrevivió fue el de ginkgo biloba. Esto lo catapultó de su ya reconocida popularidad local a ser un aliado de la medicina general.

Otra curiosidad de esta famosa medicina natural es que es una de las especies de árboles más antiguos jamás descubiertos. Un ejemplar de ginkgo biloba puede llevar a vivir más de 1.000 años.

¿Qué tanto ginkgo necesito al día?

La dosis de ginkgo biloba varía según al efecto que buscas. Sin embargo, el promedio es de 800 a 1500 miligramos de compuesto diarios. Además, existen diferentes maneras de tomarlo.

Aunque las cápsulas son las más populares y recomendadas, las infusiones de ginkgo son también una buena forma de consumirlo. Si eliges este método, debes saber que exige un control más específico y riguroso que la primera alternativa.

Si quieres comenzar a tomarlo en cualquiera de sus presentaciones, empieza por una dosis baja. Poco a poco, incrementa la porción. En caso de que empieces con 800 miligramos es normal que durante los primeros días ocurran dolores de cabeza. Entonces, es preferible comenzar por 500 miligramos en la primera semana.

Adaptación al ginkgo para la memoria

Es posible que incluso con una dosis de 500 miligramos de ginkgo biloba puedas presentar algún efecto adverso. Por lo tanto, deberás suspender la toma por unos días para reintentarlo nuevamente.

Si bien se dice es común que el cuerpo se adapte de forma rápida al ginkgo, para todo existe una excepción. Cualquier organismo está en las posibilidades de reaccionar diferente. Y aunque tengas un estilo de vida saludable, no estás exenta de ello.

ginko para la memoria y los especialistas
Sigue los consejos de un especialista para aprovechar las propiedades del Gingko.

Nuestra recomendación para ti es que sigas los consejos que mencionamos anteriormente. Incluso, puedes solicitar la asistencia de un especialista que te asesore. Esa es la forma más segura de aprovechar el ginkgo para la memoria y para tu salud general. 

Te puede interesar: Alimentar nuestro cerebro para rendir más