Es importante mantener las uñas sanas, paso a paso para un cuidado perfecto


El cuidado personal representa una parte sumamente importante de la apariencia física. Tus uñas juegan un papel fundamental en tu carta de presentación, esa que le ofreces a las demás personas. Unas uñas sanas dicen mucho de ti, de tu personalidad y de qué tan importante es el cuidado personal en tu rutina.

Hoy en día son muchos los establecimientos comerciales encargados del cuidado de las uñas. Sin embargo, no es necesario acudir a esos centros que, generalmente son muy costosos, para lucir unas uñas sanas y brillantes. Desde la comodidad de tu hogar es posible que te encargues tú misma de su cuidado.

Uñas sanas
No existe una segunda oportunidad para dar una buena primera impresión y tus uñas pueden marcar la diferencia.

Lee: Prepara cremas caseras para hidratar las manos con elementos sencillos

Por qué es importante que mantengas unas uñas sanas

Cuando te presentan a una persona seguramente lo primero que haces es extender tu mano y estrecharla con la suya. En ese acto que en ocasiones nos parece tan sencillo, estás dando una primera impresión sobre ti. Lo más probable es que del mismo modo que tú lo haces, la otra persona también se fijará en la apariencia de tus manos.

Lucir tus uñas sanas habla muy bien de ti. Refleja tus hábitos saludables así como la importancia que le otorgas al cuidado personal. Pero más allá de eso, ostentar unas uñas bien cuidadas te garantiza tenerlas sanas y libres de posibles agentes parasitarios.

Prevención de enfermedades en las uñas

Son diversas las enfermedades que pueden atacar a tus uñas, por lo que prestarle atención te ayudará a detectarlas tempranamente. El caso más común es el contagio por hongos. Los hongos son microorganismos que generalmente se encuentran en todos lados pero que pueden producir infecciones y enfermedades.

El uso de zapatos cerrados o algún tipo de predisposición inmunitaria son factores que se atribuyen al padecimiento de hongos en las uñas de los pies. En el caso de las uñas de las manos, inclusive utilizar las herramientas empleadas para su cuidado pueden ocasionar hongos. Esto tiende a ocurrir cuando esos instrumentos no son desinfectados y esterilizados correctamente.

Del mismo modo, algunas enfermedades crónicas también suelen producir. Tal es el caso de la deficiencia de calcio, el cual provoca un debilitamiento de su corteza. De igual modo con aquellas personas que padecen enfermedades cardiovasculares, estas podrían presentar una coloración morada característica.

El cuidado de las uñas, una hábito que debes incorporar

Precisamente por los motivos antes referidos, resulta necesario prestar atención a su cuidado. Los indicadores clínicos y la apariencia personal son los factores que te llevarán a tener unas uñas sanas.

Para mantener unas uñas sanas, bonitas y saludables debes dedicarles tu atención. Existen diversas acciones que puedes realizar para proteger tus uñas y garantizar que estén cuidadas. El uso de esmalte para uñas muchas veces logra debilitarlas por lo que también es importante su hidratación.

Paso a paso para mantener las uñas sanas

Siguiendo una serie de sencillas recomendaciones podrás mantener unas uñas sanas y atractivas. Aprende de estas técnicas clave que te ayudarán a cuidarte las uñas por ti misma desde casa.

¿Cómo tener uñas sanas?
Sigue cada una de nuestras indicaciones para que luzcas unas uñas de manos y pies impecables.

Luce unas uñas admirables siguiendo estas recomendaciones:

Paso 1: remoja tus manos y pies

Antes de comenzar cualquier tratamiento para tus uñas primero debes remojarlas en agua. Preferiblemente hazlo con agua tibia añadiéndole un poco de sal. Las sales marinas son la elección perfecta dado que, además de limpiarlas también las exfolia.

Paso 2: cepilla suavemente

Luego de unos quince minutos aproximados utiliza un cepillo especial para lavar las uñas. Este cepillo lo puedes encontrar fácilmente en el kit de manicura que venden en cualquier tienda de cosméticos. Frota cada una de tus uñas con el cepillo utilizando un poco de jabón líquido humectante.

Paso 3: lima tus uñas

Con una lima no tan desgastada lima el borde superior de tus uñas hasta que adquieran la forma que más te agrade. Procura no dejarlas tan cortas para evitar posibles daños o heridas. Es preferible para unas uñas sanas limarlas en lugar de cortarlas, ya que al limarlas les ofreces mayor capacidad de resistencia.

Paso 4: retira la cutícula

Con una espátula especial de manicura, retira suavemente la cutícula de tus uñas. La cutícula es el exceso de piel que se ubica en la porción inferior de tus uñas. Realiza este procedimiento con cuidado para evitar maltratos.

Paso 5: pinta o coloca brillo a tus uñas

Este paso es opcional y va a depender de tus preferencias. Procura utilizar esmalte de uñas que contenga vitaminas para ayudar a fortalecerlas y evitar su quiebre.

Paso 6: hidrata tus uñas con regularidad

La resequedad es uno de los principales enemigos de la buena apariencia de tus manos. Existen cremas especiales para hidratar tus uñas y estas sirven como capa protectora ante los daños. Utiliza crema hidratante sobre tus manos y uñas todos los días, dos veces cada día.

El cuidado de tus manos es fundamental para garantizarte que goces de una buena presencia. Los pasos anteriormente señalados son sencillas recomendaciones que puedes llevar a cabo tú misma desde casa. Puedes realizarlos una vez por semana o cada quince días, dependiendo de tu preferencia.

El uso de cremas humectantes es una herramienta sumamente útil para mantener tus uñas sanas. Del mismo modo, la elección de los esmaltes que utilices para pintarlas va a definir gran parte de su aspecto. Algunas casas comerciales han creado pinturas que contienen sustancias que favorecen el fortalecimiento de tus uñas. Procura elegir estas presentaciones y ahórrate gran parte del trabajo empleado en su cuidado.

Uñas sanas, imagen ideal.
Ten a la mano todos los instrumentos que necesitas para arreglar tus uñas.