Una dieta para perder peso efectiva y equilibrada


Una dieta para perder peso sin que cause daños a la salud es muy importante. La mejor dieta que una persona puede realizar es aumentar la carga de ejercicios, y a la vez disminuir las raciones de comida. No consiste en dejar de consumir grupos de alimentos, sino en hacerlo en menos porciones.

En esta época de desarrollo tecnológico y de inactividad, la obesidad es muy frecuente.  Algunos médicos la llaman, junto a la hipertensión y a la diabetes, como las “enfermedades del desarrollo”.

Una persona puede padecerla a partir de que sus actividades físicas son menores que las calorías aportadas por su ingestión de alimentos. Lo que provoca que se acumulen grandes cantidades de tejido adiposo o sea grasas en el organismo. Siempre se está en riesgo de padecer algunas de estas enfermedades, sin importar la edad.

¿Qué es una dieta para perder peso?

dieta
El secreto de una dieta para perder peso no está en el tipo de alimento, sino en las porciones de los alimentos que consume

Una dieta para perder peso, es aquella que no deja fuera ningún nutriente. Está especialmente formulada para que la cantidad de energía consumida no permita la acumulación de grasas  en el organismo. Para ello es fundamental el balance entre los siguientes grupos de alimentos:

Vegetales y frutas

Una dieta para perder peso se basa en vegetales y frutas. Este es el grupo de alimentos que más nutrientes aporta al organismo. Se ha demostrado que la mayoría de las personas con obesidad no consumen grandes cantidades de vegetales ni de frutas.

En la primera infancia, junto a  la leche, la ingestión de frutas y vegetales es fundamental. Los niños, como todas las personas, deben consumir al menos tres raciones de vegetales y dos de frutas al día.  La alimentación en la infancia repercutirá en el peso futuro del niño.

Los cereales y sus derivados

Principalmente los integrales, porque conservan mejor sus  nutrientes y tienen mayor contenido de fibras. La mayoría de los cereales contienen  entre el 58% al 72% de hidratos de carbono, entre ellos el almidón.

Las proteínas se encuentran entre un 8 y un 12%, también contiene sales minerales. Una de sus ventajas es que su proporción de fibra se sitúa entre 2% a 11%.Todos favorecen la digestión y mejoran la actividad física.

Los cereales son la materia prima fundamental en  la producción de  energía durante el metabolismo.

Una dieta para perder peso no puede consistir en comer menos grupos, sino en comer más variado y en menor tamaño las raciones
La mejor dieta para perder peso no consiste en dejar de consumir grupos de alimentos, sino en hacerlo en porciones menos

Los productos lácteos

Contienen principalmente agua,  su contenido de lactosa representa el 4,8% de su composición, las proteínas el 3,2%, las grasas constituyen el 3,7%  y un 0,19% no proteínico. El resto son inmunoglobulinas, glicomacropéptidos, albúminas, lactoferrina y numerosas enzimas, además de pequeñas cantidades de grasa y carbohidratos.

Estos componentes ayudan al crecimiento óseo  y evitan la osteoporosis. Puede reducir la hipertensión arterial, así como el fortalecimiento de las paredes del intestino delgado.

Es aconsejable que los productos lácteos y  sus derivados cuando son  incluidos en dietas para perder peso, sean de bajo contenido en grasas o sin grasa.

Las carnes, pescados y legumbres secas

Estos productos aportan gran cantidad de proteínas que son esenciales para la vida. Algunas personas rechazan la ingestión de carnes y pescados, manteniendo una dieta vegetariana.

En este caso, la esencia está en ingerir alimentos que aporten los mismos nutrientes que los de la carne o el pescado.  Desde las primeras edades el ser humano debe incorporar a su dieta pequeñas raciones de proteína.

Los aceites, las grasas y los azúcares

Son un grupo muy amplio y variado. Todos contienen nutrientes fundamentales para la salud de las personas, pero en grandes cantidades pueden ser perjudiciales.

Si una persona prefiere alimentos ricos en alguno de estos componentes, debe aumentar su carga de actividad física. El objetivo de toda dieta para perder peso es mantener un equilibrio entre lo que se ingiere y lo que se consume.

La mejor dieta para bajar de peso es la que combina un plan adecuado de alimentación con la actividad física
Una dieta para perder peso se basa fundamentalmente en vegetales y frutas

Consecuencias de una dieta poco sana

Una dieta para perder peso no puede consistir en comer menos grupos, sino en comer más variado y las raciones de menor tamaño. El consumo pobre de varias vitaminas y minerales puede conducir a enfermedades que  pueden tener efectos de gran alcance sobre la salud. En Alimentos Ricos, podrás encontrar otros consejos para bajar de peso que también te ayudarán.

Y siempre recuerda: Bajar de peso no es tarea fácil, solo se logra con  constancia, dedicación y esfuerzo.   El secreto de una dieta para perder peso no está en el tipo de alimento, sino en las porciones de los alimentos que consume y a su imprescindible combinación con el ejercicio físico y a la hidratación adecuada.