Refresca tu día con estos tipos de limonadas


En los días de calor pensamos es en un frío vaso de limonada ¿verdad? Claro que sí. Probablemente, los comercios tienen refrescos con sabor a limón, pero hacerlos nosotros mismos le da más frescura a la bebida. Solo necesitaremos de un exprimidor y unos 15 minutos para preparar cualquiera de estos 4 tipos de limonadas.

Muchos amamos la limonada clásica por su dulzura, pero una innovación no viene mal de vez en cuando. Es por eso que nosotros te enseñaremos cómo preparar cuatro tipos de limonadas, ideales para refrescar tu día. Así que sigue leyendo para más.

tipos de limonadas
Los limones son ideales para nuestra salud. En realidad, son una potente fuente de vitamina C.

¿Para qué tomar jugo de limón?

Los limones son ideales para nuestra salud. En realidad, son una potente fuente de vitamina C. Por lo que una porción de medio vaso de limonada proporcionará al organismo un 187%  de vitamina C.

El agua de limón, además de ser una fuente increíble de vitaminas, brinda también minerales como potasio, magnesio y cobre. Convirtiéndose en una fruta cítrica indispensable para nuestra dieta.

Beneficios de los 4 tipos de limonadas que debes integrar a tu dieta

Una bebida con limón fresco puede aportar innumerables ventajas para el cuerpo y la mente. No importa si  lo tomas solo o acompañado de otros ingredientes:

Desintoxica el cuerpo y acelera la digestión

La estructura atómica del limón funciona igual que los jugos digestivos del estómago. Además, ayuda a que el hígado reproduzca bilis, fundamental para que los alimentos sean procesados.

Como los limones contienen una buena cantidad de ácidos, ayudan al organismo a procesar mejor los nutrientes de los alimentos. Haciendo que la absorción sea más lenta y los niveles de insulina permanezcan estables, obteniendo más nutrientes al comer. Con las limonadas estimulamos el hígado y eliminamos toxinas, ya que sirve como un diurético ligero.

Proporciona vitamina C

Los seres humanos, a diferencia de muchos animales, no contamos con la capacidad de producir internamente la vitamina C. Por lo que es fundamentar ingerir alimentos que la contengan. Los limones, como te  mencionamos al comienzo, son una increíble fuente de esta vitamina y otros minerales también.

La vitamina C es necesaria para estimular la creación de los glóbulos blancos en el organismo. Lo que favorece el sistema inmune haciéndolo funcionar debidamente. También es un antioxidante, protegiendo las células de los males oxidativos.

Lee también:Para qué sirve la Vitamina C y cuáles son los beneficios de tomarla

Mejora la apariencia de la piel y genera salud al cuerpo

Las limonadas, como una fuente de vitamina C, son perfectos antioxidantes. Es por esto que protegen al cuerpo de los daños que causan los radicales libres. Al mismo tiempo, hace que la piel luzca fresca  y reproduzca colágeno, eliminando muchas líneas de expresión.

Ayudan a perder peso

Tomar limonada favorece los procesos de pérdida de peso. En realidad, los limones son ricos en pectina, una fruta que ayuda a reducir la ansiedad y las ganas de comer.

Proporciona energía al cuerpo y mejora el estado anímico

Es mucho más efectivo que una taza de café en las mañanas. Cualquier tipo de limonada aumenta los niveles de energía más rápido. Asimismo, si te encuentras sediento o sientes fatiga, los tipos de limonadas ayudan a recuperar la hidratación y a sentirte feliz. Ya que el limón reduce los niveles de estrés.

Limonada clásica con rodajas de limón y miel

Las limonadas caseras son ideales para pasar las tardes de calor, en compañía de familiares y amigos. Con su dulzura y acidez equilibrados podemos tener frescura y un agradable sabor. Para realizar la clásica, pero apreciada, limonada de rodajas de limón y miel necesitamos:

  • 1 taza de jugo fresco con 10 o 12 limones.
  • 3 taza de agua fría.
  • 1/2  taza de miel de abeja.
  • 3 limones en rodajas.
  • 1 cuarto de hielo.

Para prepararla

Combina el jugo de los limones con la miel y bátelos hasta que esta se encuentre disuelta completamente. Luego agrega el agua fría junto a las rodajas finas de limón y revuelve hasta combinarlo todo. Al finalizar, coloca los cubitos de hielo y disfruta de una bebida fría. Puedes decorarlos con las rodajas de limón.

tipos de limonadas
Una bebida con limón fresco puede aportar innumerables ventajas para el cuerpo y la mente.

Limonada con hierbabuena

Las propiedades de la hierbabuena tienen un increíble efecto antiespasmódico y también carminativo. En compañía de limón forman un increíble digestivo. Para realizar este tipo de limonada, el ingrediente principal es la hierbabuena pero también necesitaremos:

  • ¾ tazas de jugo de limón fresco.
  • 1 lata grande de leche condensada.
  • 2 tazas de agua fría.
  • 1 taza de hielo.
  • ½ taza de hierbabuena fresca.

Coloca la leche condensada en el vaso de la licuadora. También el jugo de los limones, las dos tazas de agua y las hojas de hierbabuena. Una vez que todo esté junto licúalo con la velocidad más alta hasta que las hojas de hierbabuena se trituren.

El resultado final es de una bebida cremosa y de tono verde. Sírvelas en un vaso de vidrio, coloca los cubitos de hielo y decóralos con algunas hojas de hierbabuena.

Limonada caliente para el resfriado

La limonada caliente es la mejor alternativa para aliviar los dolores de garganta que se presentan con la gripe. Si no conocías este truco, pues aquí te explicamos lo que necesitarás para realizarla:

  • El jugo de 4 limones.
  • 3 rebanadas pequeñas de raíz de jengibre.
  • Miel al gusto.
  • 2 tazas de agua.
tipos de limonadas
Tomar limonada favorece los procesos de pérdida de peso.

Para prepararlo debes agregar el agua en una pequeña olla y ponerla a hervir junto al jengibre. Una vez que hayas cumplido con esto, agrega el jugo de los limones, mézclalos un poco y déjalo reposar.  Luego cuela el líquido y agrega la miel al gusto. Tómala caliente.

Papelón con limón: sabor refrescante

Entre los tipos de limonadas se encuentra este. El papelón o panela cuenta con componentes nutricionales como los azucares, (sacarosa, fructuosa y glucosa) así como vitaminas y minerales. No es otra cosa que un azúcar morena que le brinda a las limonadas un sabor único y refrescante. Para realizar este tipo de limonada requerimos de:

  • El jugo de tres limones grandes.
  • ½ de papelón (unos 100 gramos)
  • 1 litro de agua fría.
  • Hielo.

Lo primero que debes hacer para prepararla es colocar la panela dulce en el litro de agua. Espera a que se integre por completo al agua. Una vez que esté listo, el primer paso es agregar el jugo de limones. Mézclalo todo y échale hielo para servirla. Puedes decorarla con rodajas de limón.

Así puedes crear muchos tipos de limonadas que te ayudarán a soportar los días de calor, al mismo tiempo que aportan nutrientes indispensables para tu organismo.