¿Tienes sangrado de encías cuándo cepillas tus dientes?


El sangrado de encías es más frecuente de lo que pensamos. Sus causas son muy diversas, en la mayoría de los casos se debe a la infección de las encías llamada gingivitis pero en otros  puede ser expresión de una enfermedad que puede llegar hasta comprometer tu vida.

¿Qué es la gingivitis?

La encía, denominada también gíngiva, forma parte de los tejidos que sostienen a los dientes y en su conjunto se denominan tejidos periodontales. Cuando las encías se encuentran saludables no deben sangrar fácilmente  ante un estímulo como puede ser el cepillado dental.

¿Por qué puede producirse el sangrado de encías?

En condiciones normales y saludables la encía presenta generalmente una coloración  rosada, su consistencia es elástica  y se observa en su superficie un punteado parecido al de la cáscara de naranja.

Las características anteriores cambian cuando las encías se inflaman como ocurre en  la enfermedad periodontal inflamatoria, siendo esta una de las causas más comunes del sangrado de encías.

El sangrado de encías puede  hacerse evidente cuando al cepillar sus dientes, el cepillo y la pasta dental utilizados así como el agua para el enjuague  de la boca, muestran coloración rojiza.

Si duerme boca abajo o de lado y con la boca abierta, también puede detectar en la mañana que el cobertor de su almohada presenta manchas de sangre mezclada con saliva. Al escupir se puede observar la saliva sanguinolenta o al ejercer suave presión con el dedo sobre la encía.

El sangrado de encías se hace evidente al cepillarse los dientes o al comprimir la encía
Las causas del sangrado de encías son muy diversas, en la mayoría de los casos se debe a la infección de las encías llamada gingivitis

¿En qué consiste la enfermedad periodontal inflamatoria?

El término enfermedad periodontal inflamatoria engloba a un grupo complejo de alteraciones que afectan a los tejidos que sostienen los dientes, de los cuales el más externo es precisamente la encía.

En una etapa inicial cuando solo afecta a la encía es llamada gingivitis pero en determinadas condiciones puede avanzar hacia tejidos más profundos originando las denominadas periodontitis.

La enfermedad periodontal inflamatoria es a día de hoy la segunda causa de la pérdida de dientes en los seres humanos, después de las caries dentales que es la primera causa.

Existen diferentes tipos de enfermedad periodontal inflamatoria y dentro de ellas las que más se caracterizan por sangrado de encías son las gingivitis agudas y algunas formas crónicas.

La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración, estima que en adultos entre los 35 y 44 años, la gingivitis aparece en el 59,8% de los casos  y la periodontitis en el 25,4%. Entre los 65 y 74 años aumenta la periodontitis a un 38% y la gingivitis se sitúa en un 51,6%.

En general se estima que entre el 50 y el 75% de las personas sufren en algún momento una enfermedad periodontal, la que puede ser resuelta en la mayoría de las ocasiones con una buena higiene bucal.

Para prevenir el sangrado de encías debes mantener unos hábitos higiénicos bucales satisfactorios
Para evitar el sangrado de encías la higiene bucal sistemática es fundamental

¿Cuál es la causa más frecuente de sangrado de encías?

La enfermedad periodontal más frecuente, es la gingivitis relacionada con la placa dental. Y una de sus características fundamentales es el sangrado de encías.

La placa dental es una biomembrana compuesta fundamentalmente por proteínas de la saliva, bacterias y sus productos. Esta placa se acumula y adhiere fuertemente a la superficie de los dientes por diferentes mecanismos y generalmente está asociado  a una mala higiene bucal.

Al interactuar las bacterias y sus productos con la encía,    esta responde con una inflamación, la cual es una respuesta defensiva de los tejidos. Si esta respuesta inflamatoria es insuficiente o excesiva, puede causar daños a los tejidos, dando lugar a  la enfermedad periodontal.

Existen diferentes factores que favorecen la retención de la placa dental bacteriana, entre ellos se destacan la presencia de cálculos o piedras en la superficie de los dientes, la dentición mixta (dientes de leche y dientes permanentes en la boca), las caries dentales, las obturaciones (empastes) defectuosas,  y los tratamientos de ortodoncia, entre otros.

El avance o detención de la enfermedad depende de muchos factores,  dentro de los cuales está la higiene bucal y la capacidad de respuesta de los tejidos ante el efecto dañino de la placa dental. En todos los casos se hace muy necesario enfatizar en el cuidado de la higiene de la boca que permita  la  eliminación de la placa dental.

Dentro de las gingivitis crónicas relacionadas con la placa dental se destacan como causa del sangrado de encías, la gingivitis crónica edematosa y la gingivitis crónica fibroedematosa, caracterizadas por hinchazón y enrojecimiento de la encía en grado variable.

Otras  causas de sangrado de encías

Aunque la causa más frecuente de sangrado de encías es la gingivitis relacionada con la placa dental es conveniente que conozcas que este síntoma puede ser expresión de otras muchas situaciones y enfermedades. Entre ellas:

Lesiones físicas de la encía

Hay una serie de factores que pueden provocar sangrados ocasionales de la encía como cepillarse con mucha fuerza, el mal uso de la seda dental y las prótesis dentales mal ajustadas.

Cambios hormonales

Pueden aparecer gingivitis crónica con sangrado de encías cuando hay cambios relacionadas con las hormonas sexuales, como pudiera ocurrir en durante la pubertad (gingivitis crónica circumpuberal) y  con el embarazo.

Las hormonas sexuales provocan en algunas mujeres una respuesta inflamatoria exagerada ante la placa dental bacteriana. En particular durante el embarazo se produce una disminución de la respuesta inmunológica  que afecta la capacidad de defensa de los tejidos ante la agresión bacteriana representada por la placa dental.

Gíngivoestomatitis herpética aguda

Esta afección es causada por el virus del herpes simple humano tipo 1 y se caracteriza por la presencia de úlceras muy dolorosas en las superficies de la boca incluyendo las encías.

Gingivitis ulceronecrotizante aguda

Esta afección es  inducida por una pobre oxigenación de los tejidos que puede ser desencadenada por factores como el estrés. En ella  participan bacterias que pueden desarrollarse solo en ausencia del oxígeno y que están  implicadas en el daño que se produce en esta enfermedad a los tejidos que rodean los dientes.

Gingivitis inducida por medicamentos

Aunque son menos frecuentes como causa de sangrado de encías, también puede estar asociada al consumo de algunos medicamentos. Entre ellos están los llamados medicamentos citotóxicos que son los usados en el tratamiento del cáncer (metotrexato y clorambucil) y de la malaria o paludismo, como es el caso de la hidroxicloroquina.

También la azatioprina, medicamento supresor de la respuesta inmunológica y antirreumático, puede ocasionar sangrado de encías. El uso de anticoagulantes, anticonceptivos y los corticosteroides también puede ocasionar sangramiento gingival.

Otras enfermedades sistémicas

Hay determinadas enfermedades que pueden dar lugar a  sangrado de encías. El escorbuto una avitaminosis producida por la deficiencia de vitamina C se manifiesta por sangramiento de las encías.

Las personas con diabetes, cardiopatías tienen mayor propensión al sangrado de encías.

Cáncer

Determinados tipos de cáncer como los linfomas y los sarcomas de Kaposi, pueden provocar gingivitis aguda y sangramiento de la encía. Otro tipo de cáncer es la leucemia mieloide.

Trastornos de la coagulación sanguínea

Las alteraciones de la coagulación sanguínea producen sangrado de encías, pueden estar relacionadas con el número y la función de las plaquetas. Algunas de ellas pueden tener un origen hereditario o ser consecuencia de enfermedades como el dengue hemorrágico y la anemia aplástica.

La deficiencia de factores de la coagulación como la hemofilia provoca  sangrado de encías. El déficit de vitamina K y la Púrpura trombocitopénica idiopática también pueden ocasionar esta alteración.

El sangrado de encías requiere atención especializada no te descuides puede ser más serio de lo que imaginas
Ante el sangrado de encías frecuente y abundante debes de acudir a tu odontólogo

Y para terminar…

Ante un sangrado de encías abundante, frecuente, mantenido o asociado a otros síntomas acude de inmediato a los especialistas para investigar la causa del mismo y definir la conducta a seguir.