Técnicas de cuidado visual que debes añadir a tu rutina


El cuidado visual es uno de los hábitos que debes practicar para evitar posibles enfermedades y el cansancio en los ojos. Pues, estas te impiden ver con claridad, lo que puede generar muchos problemas. Con estos fáciles consejos es posible mantener una visión de águila.

De hecho, acá te vamos a dar unos tips tanto para tu rutina diaria, como para los pequeños de la casa. Lo ideal es que todos gocen de una buena salud visual por excelencia y eviten problemas como la fatiga ocular.

¿Qué es la fatiga ocular y por qué afecta al cuidado visual?

Sentir los ojos cansados es una de las peores molestias cuando estamos en plena faena de trabajo. Necesitamos nuestra visión óptima en todo momento y la astenopia o fatiga ocular representa un grave obstáculo para ello.

El cuidado visual y sus características
Es necesario que cuides tus ojos, ya que se sabe de su incidencia en todo tipo de problemas.

El oftalmólogo, José Benites, explica que la fatiga de los ojos ocurre cuando los glóbulos oculares se esfuerzan demasiado, y la consecuencia principal es que se producen molestias visuales.

No obstante, se puede solucionar este problema con algunas técnicas de cuidado visual específicas contra la astenopia. En pocos pasos lograrás curarla para así continuar con tu rutina sin problema alguno.

Técnicas de cuidado visual contra la fatiga

Evita la luz directa, mantente alejada del monitor de la computadora y descansa cada cierto tiempo. Esos son los tres consejos fundamentales para evitar la fatiga ocular.

Quienes pasan horas sentados frente a la pantalla de la computadora tienden a padecer de astenopia. En ese caso, es importante que cambien de tarea cada cierto tiempo. Lo pueden hacer hablando con alguien más o chalar por teléfono para descansar y rendir la agudeza visual.

Es fundamental mantener una distancia segura del monitor, porque el impacto a tu vista es trascendental para la fatiga ocular. Por otro lado, puedes probar con los ejercicios de relajación cuando estos problemas están presentes.

Ejercicios para los ojos

Uno de los principales ejercicios para relajar tus ojos es mantenerlos abiertos y moverlos en círculos. Esto lo puedes hacer según las agujas del reloj. Al terminar la vuelta entera con los ojos abiertos, parpadea, para que lo repitas. Aunque esta vez en sentido contrario.

Otro método es lavar los ojos con agua fría. Descuida, no tiene que ser con jabón o con los ojos abiertos, porque tienes el riesgo de irritarlos. Solo ve al lavamanos y enjuágate la cara con agua fría, colocando especial énfasis en los ojos. Te sentirás más fresca y con la vista relajada.

Adicionalmente, te recomendamos abrir los ojos fuertemente cinco veces seguidas y esperar unos segundos teniéndolos cerrados hasta completar ocho series. Una de las razones de la fatiga visual es la resequedad ocular. Aunque no te des cuenta, cuando estás frente del monitor, reduces las veces que parpadeas.

Cuidado visual frente a la PC

Queremos darte algunos consejos extra, además de los que ya te nombramos. Si tu caso es que pasas mucho tiempo trabajando con la computadora, estos tips son ideales para ti. Es necesario que cuides tus ojos, ya que se sabe de su incidencia en todo tipo de problemas.

Lee también:DOLOR DE OJOS: ¡CUIDA TU VISTA Y PREVIENE LOS PROBLEMAS VISUALES!

Referentes del cuidado visual
Uno de los principales ejercicios para relajar tus ojos es mantenerlos abiertos y moverlos en círculos.

Dolores de cabeza, irritaciones e, incluso, visión doble son consecuencias que la era digital ha traído consigo. Lo electrónico forma parte de nuestra rutina, por lo que es necesario manejarlos con cuidado para que no nos perjudiquen.

  • Reduce la luz electrónica por la noche, ya que tiene efectos contraproducentes hacia la melatonina. Esta hormona regula el reloj biológico y disminuye la oxidación celular
  • Mantente de 20 a 28 pulgadas de distancia de la computadora para evitar las acciones negativas del resplandor.

Alimentación para cuidar los ojos

Somos lo que comemos. Si tenemos una alimentación sana y equilibrada, entonces eso se reflejará en nuestra condición física. Es importante que, junto a los consejos que te dimos, integres alimentos ricos en vitamina A, C, E, B. También minerales como el zinc.

Para eso, puedes contar con los espárragos, las nectarinas, la zanahoria y los albaricoques. Estos son alimentos concentrados en vitamina A, que son esenciales. Pero si quieres añadir con suplementos, lo tienes que hacer bajo vigilancia médica.

Otros nutrientes que favorecen una visión sana son el selenio, la luteína, la zeaxantina y el Omega 3. Estos componentes retrasan el envejecimiento de las células oculares. Por lo que el pescado azul, los mariscos y los frutos secos son importantes fuentes de estos compuestos nutricionales.

Técnicas de cuidado visual en niños

Es importante que si tienes hijos, los eduques con respecto a los beneficios de tener una visión óptima. Existen medidas básicas, fáciles de integrar a la rutina y que reducirán el riesgo de padecer de problemas oculares.

  • Acostúmbralos a usar lentes de sol, pues la luz ultravioleta tiene efectos negativos en la integridad de la retina.
  • Evita que pase mucho tiempo frente al televisor o la pantalla de la computadora.
  • Enséñale a no tocarse los ojos con las manos sin lavar porque hay riesgo de contaminación bacteriana.
  • Juega con ellos practicando a parpadear o a realizar ejercicios de visión. Son divertidos y tendrán efectos positivos contra la fatiga ocular.
  • Practica ejercicios de acomodación visual, para que miren al horizonte, vean lejos o de cerca, sin forzar los ojos.

Una vez al año debes realizarte una revisión oftalmológica con el fin de que se detecten los problemas a tiempo. Por ejemplo, de miopía, astigmatismo o hipermetropía. Los niños también necesitan revisarse para corregir deficiencias en su visión.

En adultos existen carencias oculares como la degeneración macular y el glaucoma. Estas,  si son atendidas a tiempo bajo atención especializada, responderán positivamente al tratamiento.

Sé responsable con tu visión

El cuidado visual no es un juego, así que toma con responsabilidad cualquiera de estos consejos. Pronto verás cómo es la diferencia entre vivir día a día de forma óptima y sufrir molestias en los ojos.

Cómo tener un cuidado visual
Una vez al año debes realizarte una revisión oftalmológica.

También es necesario que los apliques con tus seres queridos y mantengas un adecuado bienestar integral. Ya viste que algo tan simple como el contacto directo con esa pantalla electrónica tiene serias consecuencias en tu salud.

Y si antes desconocías de ese riesgo por completo, pues, es hora que tomes acciones al respecto. Esto es para que le ganes la partida al tiempo y eleves los niveles de tu salud al máximo.