Síndrome de Diógenes: qué es y cómo puedes superarlo


¿Alguna vez te ha sugerido alguien (o te lo ha dicho abiertamente) que tienes Síndrome de Diógenes? Ojo, porque, aunque muchas veces sea un tema que se toma a risa, puede llegar a ser mucho más importante de lo que parece. En los casos leves se puede tratar de forma sencilla, pero cuando esto llega a ser casi incapacitante para la vida de una persona, sufrir el Síndrome de Diógenes es algo que puede ser un problema muy grave y que hay que tratar igual que trataríamos cualquier otro trastorno.

Para que sepas más sobre él, en este artículo queremos hablarte más acerca de este Síndrome de Diógenes, qué es, cómo puedes detectarlo y cómo superarlo para que no condicione tu vida. Sus consecuencias pueden ir mucho más allá de simplemente tener la casa desordenada, así que, si crees que lo sufres o que alguien a tu alrededor lo sufra, por favor no lo desprecies y ponle atención, acudiendo a ayuda profesional si crees que lo puedes llegar a necesitar. No te dejes para después, lograr una mejor versión de ti mismo, sea cual sea tu problema, siempre debería ser tu mayor objetivo.

Otros artículos de interés: Conoce más sobre Marie Kondo

¿Qué es el Síndrome de Diógenes?

El Síndrome de Diógenes es un trastorno del comportamiento marcado por un abandono social y personal que suele incluir grandes cantidades de basura, soledad, carencia de vida social y desilusión por todo cuanto rodea a las personas. Suele ser más habitual en personas de la tercera edad que viven en solitario, pero este síndrome puede aparecer en cualquier momento de la vida y ser expresado de diferentes maneras. No debe confundirse con el simple hecho de ser desordenado o comprar muchas cosas. El Síndrome de Diógenes va mucho más allá de esto.

Como curiosidad, tal vez te gustará saber que el Síndrome de Diógenes se acuñó de esta manera por primera vez en 1975, tras más de una década de estudios. Se utiliza este término en referencia a Diógenes de Sinope, un filósofo griego que promulgó el cinismo clásico y defendió que todo lo que poseía lo llevaba consigo porque lo necesitaría. ¿Qué tiene que ver esto con las personas que acumulan tantas cosas que terminan viviendo entre basura? Pues, en resumen, lo que encuentra como similitud es que las personas que sufren este síndrome son incapaces de deshacerse de cosas materiales alegando que en algún momento lo necesitarán.

cuidar del medio ambiente

Síntomas de este problema

¿Quién tiene más propensión de sufrir el Síndrome de Diógenes? En principio, se relaciona más con personas de avanzada edad, aunque también puede ocurrir en jóvenes y en adultos. Sin embargo, los síntomas más habituales, además de la evidente acumulación de objetos y basuras, incluyen también depresión, etapas de duelo, soledad y reclusión social. Personas que manifiestan estos síntomas podrían ser más propensos a caer en este síndrome, por eso, son precisamente las personas mayores las que son más vulnerables en este momento.

También corren más riesgo de caer en este problema las personas que acaban de atravesar un duelo, como la muerte de un familiar muy cercano, o incluso en los casos más graves de rupturas de pareja o de sensación de nido vacío tras la marcha de los hijos. En caso de que convivan dos personas en casa, uno puede hacer que el otro caiga en este complicado síndrome. Por último, para terminar este apartado, hay que tener en cuenta que hay ciertas alteraciones psiquiátricas en este síndrome, de hecho, se calcula que, en España, 2 de cada 1.000 personas ingresadas pueden sufrir este problema.

¿Existe tratamiento para las personas que sufren el Síndrome de Diógenes?

Lo primero, hay que tener en cuenta que es imprescindible que la persona ponga de su parte. Una persona que no quiere superar una situación y que se cierra en banda a sobreponerse tendrá una recuperación mucho más larga que otra persona que sí acepte que tiene un problema y que acepte la ayuda que se le ofrece. Este tratamiento se puede iniciar en el núcleo familiar, pero hay que tener en cuenta que es muy importante solicitar ayuda psicológica o psiquiátrica para que se pueda tratar este problema. Una persona que llega a sufrir el Síndrome de Diógenes de lleno (y no solo en una primera etapa) necesita adquirir conciencia, ayuda social y terapia.

Este comportamiento, como te decíamos, puede ser muy problemático especialmente porque el perfil de las personas que llegan a sufrir esto es de un carácter huraño, solitario e incluso un poco agresivos en algunos casos. Si eres un familiar o un amigo de una de estas personas y no notas un cambio en él después de tratar de abrirle los ojos (algo que, ya te adelantamos, es raro que suceda), ponte en contacto con profesionales de la salud mental para que os puedan ayudar. Es muy importante no dejarles solos en estos momentos.

Cómo empezar a cambiar esta situación desde el hogar

Como te decíamos en el punto anterior, uno de los primeros pasos es que la persona adquiera conciencia sobre la importancia de vivir en un hogar despejado, ordenado, con los objetos que necesita y no acumulando basuras. Porque precisamente en esta palabra, en la de basura, es donde encontramos el significado del problema de este Síndrome de Diógenes. Por eso, es imprescindible saber lo insalubre que es vivir en un hogar con esta falta de higiene.

Demencia senil sintomas

¿Cómo lo podemos hacer? Que esa persona tenga a alguien que le quiere ayudar ya es un paso adelante muy importante y que, aunque él ahora no agradezca, sin duda es imprescindible que tenga un apoyo y una compañía para superar esto. Es importante que intentes transmitirle el mensaje de la insalubridad y la importancia de mantener una higiene, no solo por decoro, también por salud.

Intenta que vaya dando pasos adelante. Lo primero es eliminar aquello que realmente sea basura, suciedad. Una vez hecho esto, pídele que, en el espacio que tenga, intente adaptar todos los objetos. Lo que se quede fuera, aquello que no encuentre un sitio, debe deshacerse de ello. Seguramente no querrá, por lo que un paso intermedio es tratar de conseguir algún tipo de trastero donde almacenar estas cosas. Sabemos que no es lo ideal, pero si fijáis un espacio temporal (por ejemplo, 3 o 6 meses), puedes hacerle ver que en este tiempo no utiliza ninguna de estas cosas.

El siguiente paso es tratar de que la situación no vuelva atrás, si hacemos el paso anterior pero esta persona vuelve a acumular basuras de ahora en adelante no habremos hecho nada.

Y por último recuerda que, llegados a este punto y aunque tú seas muy buena ayuda para esta persona que sufre un Síndrome de Diógenes, es muy importante que no dejes de lado la terapia psicológica. Solo con un profesional de la salud mental podrás conseguir que la situación se supere y que todo vaya hacia adelante, sin tener recaídas en esto y, sobre todo, buscando cuál es el problema que ha hecho que esto suceda porque, como ya te decíamos, quien sufre este síndrome suele encerrar otro problema que le ha llevado hasta él.

Otros artículos de interés: Todo sobre el orden en casa