Las claves del éxito del Método KonMari, de Marie Kondo


Si te hablamos del Método KonMari, es posible que no te suene. Pero si te decimos La magia del orden o Marie Kondo, a poco que te guste leer o que estés al día de la actualidad o de cuestiones del hogar y el orden, seguro que sabes de lo que te hablo.

¿Todavía no? Te lo explicamos brevemente. El libro La magia del orden, escrito por la japonesa Marie Kondo (denominada por muchos como La gurú del orden) es uno de los mayores bestsellers de nuestros días. Su éxito internacional la ha llevado a vender millones de copias en todo el mundo, ser traducida en más de 35 idiomas e incluso tener su propia serie de televisión.

Pero, ¿dónde está la clave del éxito? Precisamente en su Método KonMari (cuyo nombre procede de la unión de su nombre y apellido), gracias al cual podremos tener nuestra casa o nuestra oficina perfectamente ordenados para toda la vida.

En este artículo queremos contarte los detalles principales que encontrarás en este libro y cómo aplicarlos a tu espacio vital.

Sigue leyendo: Cómo ordenar el vestidor

Las claves del Método KonMari

Toda la información que te vamos a contar a continuación la encontrarás en el libro La magia del orden. Aquí, te ofrecemos un breve resumen, una síntesis con las claves principales para llevar a cabo este famoso método que ya ha revolucionado los hogares de todo el mundo. Si quieres tener la información más detallada, te recomendamos leer el libro. Son menos de 200 páginas, es muy ameno y te hará cambiar tu visión sobre el orden y el espacio.

Todo de una vez y una sola vez:

metodo konmari ropa

Una de las cosas que más repite Marie Kondo en su libro La magia del orden es que debemos ordenar de una sola vez. Nada de hacerlo por días o por fines de semana. Debemos levantarnos temprano un día que tengamos libre y sin distracciones ponernos a la tarea y ordenar toda la casa de una sola vez.

Según la autora, si lo vamos haciendo poco a poco, para no cansarnos, conseguiremos el efecto contrario. La tarea se alargará, al final solo querremos terminar antes y no desecharemos como deberíamos.

En la práctica, os digo que esto es bastante complicado, teniendo en cuenta especialmente que recomienda hacer esta tarea por ti solo, sin ayuda externa para que no te contaminen con sus opiniones. Quizás en los hogares japoneses, que normalmente suelen ser pequeños, esta tarea se puede terminar antes, pero en un hogar medio de Europa o América es más complicado poder poner patas arriba toda la casa y volver a ordenarla en solo un día.

Un aspecto muy interesante del Método es que nos promete que si lo hacemos bien no tendremos que volver a hacerlo ni una sola vez más en nuestra vida, ya que nuestro espacio habrá cambiado, nuestra mente también y nuestra percepción de lo que nos rodea. Así que, ¿qué te supone invertir un solo día para cambiar tu vida?

Divide por categorías, no por ubicaciones:

marie kondo

Otra de las claves más importantes que debes seguir antes de comenzar con el Método es tener claro que hemos estado ordenando mal toda la vida. ¿Por qué? Porque solemos organizar por ubicaciones. Es decir, guardamos los mismos tipos de objetos en diferentes habitaciones, cuando esto solo hace que acumulemos más y más y que realmente nunca sepamos dónde está nada o lo que tenemos realmente.

Por ello, Marie Kondo te propone ordenar por categorías. Y, más concretamente, por este orden:

  • Ropa
  • Libros y papeles
  • Komodoro (cosas variadas)
  • Objetos sentimentales

En la primera categoría entra todo lo que sea textil, desde la ropa que te pones hasta la ropa de cama, las toallas, accesoriosy bolsos, zapatos, etc. En libros y papeles, desde libros, revistas o facturas hasta los papeles del seguro o cualquier otro documento similar. En Komodoro encontraríamos objetos variados que no pertenecen a una categoría concreta, por ejemplo, botones, pilas, etc. Y por último, los objetos sentimentales pueden ser fotografías, cartas de amor, las notas de tus hijos que ya peinan canas, etc.

Otra clave, ahora que ya sabes las categorías, es que debes sacarlo todo y dejarlo a la vista. Esto provocará un gran caos en tu casa, pero tranquilo, después de la tormenta llega la calma. Pon una gran sábana sobre el suelo y sobre ella pon todos los objetos por montones. Por ejemplo, en el caso de la ropa, haz diferentes montones con los abrigos, las prendas superiores, las prendas inferiores, los bolsos y los zapatos. De media, cada persona acumula un montón de objetos que superan el alto de sus rodillas. De este modo, podrás ser consciente de la cantidad de cosas que tienes (muchas repetidas) y que realmente no necesitas.

Primero desechar y luego guardar:

¿Y cómo ordenamos? Una vez que tengas las montones, debes comenzar a desechar. Es importante que lo hagas así y no solo mirando los objetos en su ubicación habitual, ya que esto te impedirá verlo bien.

Coge cada prenda y pregúntate si quieres conservarlo, si lo tienes repetido, si te hace falta o si te hace feliz. Lo que no quieras, mételo en una bolsa de basura y lo que sí, vuelve a colocarlo, dándole la ubicación de siempre o una nueva. Al igual que nos ha pedido que ordenemos por categorías, para guardarlo hazlo igual. Cada categoría debe ir en una misma ubicación.

Es importante que este proceso lo hagas solo y que cuando tires las bolsas, también vayas solo. De este modo, nadie podrá mirar en tu «basura» y cuestionarte por qué has tirado ciertas cosas.

Por último, antes de lanzarte a comprar soluciones de almacenamiento, trata de ordenar todo con lo que tienes. Cuando ya tengas la casa lista, entonces plantéate si necesitas algo, pero ten en cuenta que cuantas menos soluciones de almacenamiento, mejor, ya que la mayoría de las veces te hacen almacenar más.

Trata a tus objetos como te gustaría ser tratado:

La autora del Método KonMari es japonesa y esto se nota en su filosofía a la hora de relacionarse con los objetos. Nos piden que, cada vez que tiremos uno, le agradezcamos el servicio prestado, y que cuando llegues a casa los dejes siempre en su sitio para que puedan descansar.

la magia del orden

¿Funciona el Método KonMari? Según Marie Kondo, una persona genera de media 30 bolsas de basura cuando aplica este método, aunque el récord lo tiene una pareja que descartó más de 200 bolsas. Si lo haces bien y te conciencias en mantener el orden como una forma de vida, te sentirás más a gusto en tu propio espacio y no tendrás que volver a preocuparte por ordenar nunca más. Eso sí, es muy importante que, si vives con alguien, conciencies también a las otras personas para que sigan el Método KonMari y podáis conseguirlo juntos. Tener tu espacio vital ordenado, limpio y sin un exceso de objetos te hará estar más en paz contigo mismo y cambiará tu forma de relacionarte con tu propio espacio personal.

¿Lo has puesto en práctica? ¿Te ha dado buenos resultados? ¡Nos encantará saber tus experiencias con el Método KonMari sobre el que versa el bestseller La magia del orden!

Otros artículos de interés: Trucos para mantener tu casa siempre limpia