Orden en casa: cómo aprovechar mejor el espacio


Da igual si tienes una casa de 30 metros cuadrados o si vives en un enorme chalet con vistas a la montaña, garaje, piscina y perro. A todos nos preocupa el orden en casa y aunque evidentemente a unos les hace más falta trabajarlo que a otros, disponer de un hogar agradable, en el que todo esté ordenado y en su sitio es un lujo al que ninguno de nosotros deberíamos renunciar.

Si consultases a un gurú en orden en casa (alguien tipo Marie Kondo, ¿imaginas el lujazo que se pudiera dar un paseo por nuestra casa para señalarnos qué mejorar?) verías que, lo que tú crees que está ordenado, en realidad es muy mejorable.

Y esta es precisamente la clave del éxito en esta parcela y en cualquier otra: saber que, a pesar de que ya lo estemos haciendo bien, todavía lo podemos hacer mejor.

Si te interesa el tema del orden en casa, sigue leyendo porque a continuación te voy a dar algunos consejos sencillos que puedes seguir para que tu hogar sea un espacio más cómodo y por tanto más feliz para ti y para el resto de tu familia o las personas que vivan contigo.

Sigue leyendo: Los mejores consejos de Marie Kondo para organizar tu casa

El espacio que queda debajo de la cama

Cuéntame, ¿qué haces con este espacio? Te sorprendería saber cuánta gente lo desaprovecha, tal vez tú estés entre ellos. Déjame decirte que debajo del colchón puedes tener el sitio ideal para guardar aquellas cosas que menos utilices (tipo trastero) o la ropa de cama, en una secuencia lógica de guardar cada objeto en el lugar en el que va a ser utilizado.

¿Cómo organizarlo? Es fácil, en este sentido las cajas vuelven a ser tus aliadas. Te recomiendo un material que se limpie fácil y repela bien el polvo, ya que este espacio, al estar tan próximo al suelo, se ensuciará con facilidad. Las cajas de plástico con ruedas son una opción maravillosa para organizar el bajo de la cama. Si tienes canapé o similares, en ese caso te recomiendo mejor unos separadores de cajones, es importante que sean extensibles y que los puedas poner cómo y dónde quieras para que seas tú quien decida cómo organizarlo. Estos organizadores suelen ser una simple barra de metal que se puede poner más grande o más pequeña y colocarla en el lugar más óptima.

actividades para hacer en casa

La despensa, esa gran olvidada en el orden en casa

Tener una despensa bien ordenada es una maravilla y algo muy satisfactorio. Vamos a hablar claro: la cocina es posiblemente la zona más caótica de la casa, la que siempre está hecha unos zorros y la que más utilizamos y desordenamos varias veces al día. Somos esclavos de la cocina, por eso, si conseguimos aprovechar ciertos espacios nos va a ayudar mucho con nuestra rutina diaria.

El tema de la organización de la despensa es importante para que mantenga un orden lógico y no perdamos tiempo buscando alimentos en ella o, peor, desaprovechando el espacio y al final terminar con botes fuera de ella.

En este sentido, te recomendamos que organices los alimentos por tipologías. Las bebidas a un lado, las salsas a otro, las pastas y legumbres a otro… Si vas a apilarlas, puedes mirar una especie de baldas que se extraigan para que llegues más fácil a todos los rincones, sin necesidad de desordenar el resto de cosas cada vez que quieras coger algo.

Recuerda siempre seguir la lógica: lo más voluminoso y grande atrás y lo más pequeño delante, de esta forma, no taparás nada y no olvidarás que tienes X ingrediente escondido por algún lugar de tu despensa. Lo mismo deberías hacer con la nevera.

En cuanto a las fechas de caducidad, deberías tenerlas más o menos controladas, ¿cómo hacerlo de forma sencilla? Puedes comprar pegatinas redondas de colores y, si ves que algo caduca en menos de 15 días, ponérsela. De este modo, de un vistazo, podrás ver qué está próximo a ponerse malo e incorporarlo en tu siguiente receta. ¿Qué te parece esta idea?

Nada fuera de su lugar

Sí, sabemos que es complicado, especialmente si acabas de mudarte y todavía no sabes bien dónde irán las cosas o no tienes claro cómo colocarlo. Pero una vez que tengas todo el mobiliario disponible en casa, es muy importante que no tengas la típica silla de ropa sucia o la mesa a la entrada que se convierte en el cajón desastre cada día cuando llegas de trabajar.

Ver desorden fomentarás que tengas más desorden. Un consejo que te quiero dar es que si algo no encuentra su espacio, tal vez no debas tenerlo.

En el orden en casa a veces sobran los recuerdos

Siento decirlo así de dura pero hay muchas veces que guardamos ciertos objetos simplemente porque son un recuerdo o porque alguien nos lo regaló en el pasado. Echa un vistazo en casa y detecta cuántas cosas no utilizas ni una sola vez en todo un año o cuantas tienes almacenadas en cajas, al fondo de un trastero o un maletero, simplemente porque te da pena tirarlo o porque crees que, como te lo regaló alguien, “está feo” deshacerse de ello.

Esto es un tremendo error. Si no lo usas, no lo tengas. Así de sencillo. Te aseguramos que esa caja que lleva años en un maletero y que no has tocado desde no sabes cuándo, no te va a hacer falta ni te va a salvar la vida en ningún momento.

Cuando descubras lo bien que se vive con menos objetos aprenderás a desapegarte de lo material y a no necesitar que un objeto te recuerde a algo o a alguien. Esta es una de las primeras premisas del método de Marie Kondo: si algo ya no te sirve, agradece lo que fue y déjalo ir.

hogar limpio mantener ordenada una casa limpieza del hogar y de la casa

¿Sistemas de almacenaje sí o no?

En este sentido hay bastante polémica, ya que la propia Marie Kondo dice que evites comprar las típicas cajitas y demás enseres de almacenamiento, ya que estas, al final, también ocupan un espacio que va en contra en las leyes no escritas del orden en casa.

Yo te digo que analices tu espacio de forma racional y encuentres aquello que mejor te vaya en tu caso concreto. Es cierto que las cajas pueden ser contraproducentes en cuanto a ahorrar espacio, pero también, si te ayudan a que todo tenga un orden más lógico y mejor organizado, sin duda son una buena opción.

Insisto en que lo importante es que evalúes bien qué tienes, cómo lo quieres ordenar y dónde antes de comprar nada de almacenaje. Es decir, una vez que ya sepas el espacio del que dispones y la cantidad de objetos que tienes, es entonces cuando, tomando bien todas las medidas, deberías empezar a mirar y comprar las cajas o los organizadores necesarios para aprovechar mejor muebles y cajones y conseguir que todo esté en su sitio.

Mantener el orden en casa es sencillo, pero necesitarás dedicarte unos minutos cada día para evitar que el caos vuelve a adueñarse de tu espacio. ¿Cómo? La mejor forma de ordenar es no desordenar.

Sigue leyendo: Las claves del éxito de Marie Kondo