3 señales de estrés que no debes ignorar si quieres controlar tu vida


A veces, es necesario pararnos y escucharnos a nosotros mismos, a lo que nuestra mente y nuestro cuerpo nos quiere decir. Es posible que estés viviendo una temporada de estrés y ni siquiera seas consciente de ello. O, por el contrario, que sí lo seas y que le restes importancia. ¡Error! El estrés va mucho más allá de estar todo el día ocupado y tener poco tiempo para uno mismo. De hecho, es una de las «enfermedades» más importantes de nuestros días y nos puede derivar en otra serie de problemas, físicos y psíquicos, que te aseguramos que no querrías conocer. Por ello, hoy vamos a tratar de informarte sobre algunos de las señales de estrés más relevantes que no debes ignorar.

Otros artículos de interés: Practica el mindfulness y aprende a relajarte

3 señales de estrés importantes

Apetito:

señales de estrés
No dejes que el estrés domine tu vida. Aprende a reconocer sus señales y pon tu felicidad por encima de él

El estrés puede afectar directamente sobre nuestro apetito, llevándolo a un extremo o a otro. Es posible que, de repente y sin razón aparente, atravieses una etapa en la que no puedes dejar de comer o, por el contrario, que no te entre nada.

Echa un vistazo a tu vida actual y detecta si puede tratarse de un episodio de estrés que está afectando directamente a tu estómago.

Descanso:

señales de estrés
¡No te sobrecargues de tareas! Aprende a delegar en el momento en que reconozcas alguna de estas señales de estrés

Sin duda el más alarmante y el que más relacionado va con el estrés es el tema del descanso. ¿Te cuesta conciliar el sueño? ¿Una vez que te quedas dormido te despiertas varias veces a lo largo de la noche con sensación de intranquilidad? Esto puede deberse a que tu subconsciente no consigue desconectar. Intenta hacer ejercicios de relajación antes de dormirte y acostarte pensando en cosas bonitas, nunca repasando la lista de tareas pendientes para el día siguiente.

Estado anímico:

señales de estrés
Un exceso de responsabilidad te originará estrés. Aprende a lidiar con él y a eliminarlo.

Por último, otra de las señales de estrés más importantes está relacionado con el estado anímico de una persona. Normalmente, el estrés nos provoca irascibilidad, hermetismo, desánimo, apatía, tristeza… ¿Los reconoces en ti? Echa el freno y convéncete de que al final, todo lo vas a hacer igual estés estresado o no. La diferencia entre estarlo o no estarlo vendrá determinada en si tú eres feliz o no.

Piénsalo y trata de eliminar estas señales de estrés de tu vida. Los ejercicios de relajación y tu capacidad de desconectar una vez que se termina tu jornada laboral van a ser tus mejores aliados. Aprende también a gestionar tu tiempo libre: no lo inviertas en más obligaciones, sal a tomar algo con tus amigos, a dar un paseo con el perro o a cenar en pareja. Cualquier cosa que te recuerde que, aparte de esa vida estresante que te has construido, tú eres mucho más.

Sigue leyendo: Cómo ser más productivo en el trabajo y reducir tu nivel de estrés