¿Sabes por qué es tan importante comer despacio?


Tu madre te lo decía sin cesar e incluso hasta recuerdas a tu abuela repitiéndote hasta la saciedad que debías masticar y comer despacio. ¿Llevaban razón? Hoy queremos tirar una lanza en favor de ellas y contarte que, efectivamente, no era ningún capricho. Probablemente ellas tampoco conocían el motivo por el que es tan importante comer despacio pero tenían más razón que un santo.

Descubre en este artículo por qué debemos comer despacio, sus beneficios y algunos consejos fáciles para cambiar hábitos y conseguir adaptarte a esta nueva rutina. ¡Ponlo en práctica!

Lee más: Hábitos saludables para una correcta alimentación

Comer despacio, motivos y trucos

comer despacio
¿Es importante comer despacio? Sin ninguna duda, sí. Te contamos por qué

¿Por qué debemos comer despacio?

Hay varios motivos para comer despacio. Por una parte, la velocidad a la hora de ingerir alimentos afecta directamente a nuestro peso. Si comemos más rápido, no nos saciaremos igual que si degustamos tranquilamente los alimentos y masticamos bien. Al saciarnos menos, aumentaremos las cantidades que consumimos y por ende, las calorías que ingerimos.

También la velocidad incide directamente sobre la salud de nuestro estómago. Si sufres digestiones pesadas, gastritis o cualquier tipo de problema estomacal en el que los médicos no encuentran una causa aparente, revisa tus hábitos en la mesa. ¿Es posible que no estés comiendo a la velocidad correcta?

Pero, ¿cómo sabemos que estamos comiendo cómo debemos? En primer lugar, es muy importante tomar la postura correcta. Aunque lleguemos cansados de todo el día, evita tirarte en el sofá a malcenar. Siéntate en la mesa con la espalda estirada y recuerda aquello que también decían las abuelas “la cuchara a la boca y no la boca a la cuchara”. Mira el reloj y trata de dedicar al menos 15 minutos a cada comida. Comer en menor tiempo maltrata tu estómago y a la larga puede tener efectos muy negativos. Si es posible, amplía este tiempo hasta los 30 minutos.

comer despacio
¡Mastica! Ingerir los alimentos de forma compulsiva afectarán a tu báscula y tu estómago

¿Cómo podemos comer despacio?

Si quieres comer despacio, ¡sigue estos consejos! Verás que fácil es conseguirlo:

  • Deja la botella de agua en la mesa. Si solo te llevas un vaso, limitas la cantidad de agua que vas a beber. Además de ser imprescindible consumir mucha agua cada día, es importante que al menos 2 vasos sean durante la comida. Te ayudará a saciarte, a hidratarte y a tardar más tiempo en comer
  • Concéntrate en la masticación. Ser consciente de cada bocado que damos nos ayuda a dejar de ingerir para sencillamente comer. No te vamos a pedir que cuentes cuantas veces masticas, pero sí trata de hacerlo un poco más de la cuenta. Tragar trozos de comida muy grandes maltrata tu estómago.
  • Introduce alimentos duros: pan, frutas como manzanas… en general, alimentos que te ayuden a masticar durante un buen rato y que consigan que cojas este sano hábito.

Más temas que te interesarán: 7 alimentos prohibidos en el desayuno

comer despacio
Comer con cubiertos también te ayudará a parar tras cada bocado y comer más despacio