¿Sabes cuál es la mejor dieta para el corazón?


No, no hablamos de mal de amores. Ante un corazón roto todos sabemos que el helado de chocolate es el mejor aliado. Pero cuando hablamos de corazón desde un punto de vista médico, la cosa cambia. Seguir una dieta para el corazón es una de las ideas más inteligentes que podemos tener en cuestión de nutrición, tanto si tenemos antecedentes familiares como si simplemente queremos cuidar este órgano, uno de los más importantes de nuestro cuerpo.

Hoy queremos ayudarte a que te cuides, a que vivas más y mejor y a que aprendas a comer de la forma más sana y te vamos a contar aquello que NO puede faltar en tu dieta para el corazón.

Porque «hacer dieta» no es solo una cuestión de peso. ¡Cuídate!

Vitamina B12
La Vitamina B12 incide favorablemente sobre la salud de nuestro corazón

Conoce más: Alimentos buenos para el corazón, más información valiosa

5 alimentos que deben estar sí o sí en tu dieta para el corazón

Frutas

Las frutas son ricas en antioxidantes y vitaminas, una combinación imprescindible para mantener tu corazón sano y fuerte. Entre ellas, los cítricos o las frutas tropicales son algunas de las más interesantes. Pomelo, naranja, plátano, aguacate, uvas son cinco de las frutas más recomendadas para el corazón.

Legumbres

«Lentejas, si quieres las tomas y si no…» ¿Las dejas? Mejor que no. Las legumbres en todas sus variedades son excelentes alimentos para cuidar nuestra salud en general y nuestro corazón en concreto. Tienen una gran riqueza en hidratos de carbono y en fibra, además de ser un magnífico sustituto de las proteínas animales.

Eso sí, debemos tener mucho ojo en como preparamos las legumbres. Si lo que queremos es cuidar el corazón, olvida la «pringá» y trata de añadirles poca salud.

alimentos saciantes
Las legumbres también tienen la particularidad de ser alimentos saciantes

Avena

La avena es un alimento que suele aparecer en todos los listados de alimentos sanos, sea cual sea su propósito. Y es que no en vano, sus propiedades son excelentes. Muy ricos en nutrientes esenciales, hidratos de carbono, fibra y con el firme propósito de cuidar el corazón, un puñadito diario de avena ya sea en el yogur, solo o a través de la leche de avena, es una inteligente decisión.

Lee más: ¿Sabes cómo preparar leche de avena?

Salmón

El salmón (y en general cualquier tipo de pescado azul), son unos de los primeros alimentos que recomiendan los médicos y nutricionistas para nuestra dieta para el corazón. El motivo se encuentra en la presencia de ácidos grasos omega 3, fundamentales para cuidar nuestra salud cardiovascular.

APRENDE más: ¿Qué sabes de los ácidos grasos omega 3?

Aceite de oliva

Al aceite de oliva le llaman oro líquido y no es por casualidad. Rico en ácidos grasos monoinsaturados, no solo nos ayuda a proteger el corazón como tal, si no que resulta una ayuda ineludible para otros asuntos relacionados, como la salud cardiovascular, la reducción del colesterol malo, entre otros.

Siempre que puedas, aliña tus ensaladas y comidas con un poquito de aceite de oliva virgen extra.

el aceite de oliva para la cara es muy beneficioso
El aceite de oliva posee numerosos beneficios y propiedades para nuestra salud.