Rutina de abdominales para un vientre perfecto


Muchas de nosotras nos hemos propuesto empezar bien el año y añadir a nuestro día a día un poco de deporte y vida sana, para dejar de un lado el sedentarismo y poder conseguir nuestros objetivos: mejorar la salud y eliminar esos kilos de más que tanto nos molestan. Desde Alimentos Ricos queremos ayudaros a conseguir vuestros objetivos, por lo que hoy os vamos a mostrar una rutina de abdominales que podrás hacer desde casa para conseguir un vientre plano y perfecto, sin grasa ni celulitis. Ya os hemos hablado en otra ocasión del los tipos de abdominales que existen, por lo que recuerda un poco cuáles son y apúntate esta rutina, ¿empezamos?.

El vientre plano se consigue con ejercicio
Conseguir un vientre perfecto es uno de los objetivos que se marcan muchas mujeres.

Lee también este artículo: Cómo tener un vientre plano según tu alimentación.

Antes de empezar tu rutina de abdominales.

Cómo en cualquier tipo de ejercicio que vayas a practicar, antes de empezar debes de tener en cuenta una serie de recomendaciones para evitar lesiones.

  • Utiliza ropa cómoda. Lo más importante a la hora de ejercitarnos, sea cual sea la parte del cuerpo que trabajemos, es necesario que estemos cómodos y podamos movernos con total libertad.
  • Busca un espacio amplio. Aunque trabajemos en casa y esta rutina de abdominales no nos va a ocupar mucho espacio, siempre es recomendable buscar un lugar amplio donde podamos movernos con tranquilidad sin estar pendientes de que podamos tirar algo.
  • Calienta tus músculos. Para evitar lesiones y problemas no deseados, es necesario calentar tus músculos antes de empezar. Para ellos puedes realizar algunos ejercicios de estiramientos o algo de cardio, como correr, andar, saltar a la comba, montar en bicicleta, etc. No olvides realizar alguno de estos ejercicios antes de empezar con la rutina de abdominales.

Rutina de abdominales para el vientre perfecto.

Esta rutina tendrás que hacerla tres o cuatro veces por semana. Seguramente al principio te cueste mucho, pero ya verás como poco a poco consigues realizarla sin problemas, además de ver los resultados en poco tiempo. ¿Estás lista?

Zancadas.

De pie, con los pies ligeramente separados a la altura de los hombros, adelanta el pie derecho todo lo que puedas mientras que tu rodilla izquierda llegue casi al suelo (¡sin tocarlo!). Mantén la espalda recta y aprieta bien el abdomen y los glúteos. Aguanta en esta posición un par de segundo y sube a la posición inicial. Repite 25 veces con cada pierna.

las zancadas también nos ayudan a corregir la postura
Da un paso y baja la rodilla mientras que la pierna adelantada forma un ángulo de 90º

Toque de dedos.

Tumbada boca arriba, intenta tocarte la punta de los dedos estirando los brazos y levantando las piernas. Para realizar correctamente este ejercicio, intenta concentrar toda la fuerza cuando levantes las piernas y los brazos en el abdomen. Mantén la posición un par de segundos y baja, muy lentamente hasta que toques el suelo. Sin llegar a apoyar los hombros y las piernas en el suelo, vuelve a levantar. Repite 25 veces.

toca la punta de tus pies con la punta de tus dedos
Incluye en tu rutina de abdominales este ejercicio para tener un vientre perfecto.

Crunch.

Para este ejercicio, adopta la postura tradicional de los abdominales. Con las manos detrás de las orejas, levanta los hombros del suelo sin llegar a levantar completamente la espalda y haciendo la presión con el abdomen. Aguanta un par de segundos arriba y baja lentamente. Repite 25 veces.

mujer haciendo crunch.
Este tipo de abdominales es el más tradicional y uno de los que mejores resultados ofrece.

Bicycle Crunch.

Túmbate con las piernas flexionadas y las manos detrás de la espalda. Con un movimiento que incluya levantamiento de tronco y de pierna, junta el codo derecho con tu rodilla izquierda y viceversa centrando la presión en el abdomen. Repite 25 veces.

tipo de abdominales
Toca con tu codo derecho tu rodilla izquierda y luego al revés.

Recomendaciones para tu rutina de abdominales.

  • Si las primeras veces no consigues hacer las 25 repeticiones, comienza haciendo las que puedas (a ser posible de cinco en cinco) y ve subiendo gradualmente el número de repeticiones a medidas que vayas cogiendo resistencia.
  • Recuerda dejar entre ejercicio y ejercicio un descanso de 15 segundos. Te ayudará a retomar el aliento y también ayudará a tus músculos para no sobre-ejercitarlos.
  • Cuando hayas terminado tu rutina de abdominales, realiza unos pequeños estiramientos de esta zona. Para ello túmbate boca abajo y levanta tu tronco con la ayuda de tus brazos. Inclina la cabeza hacia atrás lo más que puedas y mantente así unos segundos.

Te recomendamos leer también: Cómo tener un vientre plano con unos sencillos ejercicios.