8 signos de que tienes una relación familiar estable


Es en el seno de la familia donde se construyen las bases de la sociedad. Mantener una relación familiar estable influirá enormemente en lo que será la vida de cada uno de sus miembros. ¿Cómo es tu familia? Describirla en una palabra te ayudará a saber a ciencia cierta cuál es su importancia en tu vida.

Desde que naces te encuentras rodeado de tus seres queridos. La forma en la que interactúas con ellos va a definir quién serás en el futuro. Las primeras enseñanzas así como los principales valores los adquieres desde casa. Una familia funcional, unida y respetuosa garantizará tu éxito el día de mañana.

relación familiar estable
Valores familiares que acompañan momentos inolvidables con los seres que amas.

Relación familiar estable: la familia como una célula

Este núcleo puede verse como una célula en la que cada uno de sus componentes aporta elementos a su buen funcionamiento. El crecimiento personal de cada integrante de tu familia va a depender de cómo se engranan los esfuerzos de todos. El trabajo en equipo, así como la comunicación, van a establecer un punto sólido en el cual todos puedan apoyarse.

Para mantener una relación familiar estable es importante que cada uno de los miembros de la familia se reconozca. Esto quiere decir que logre darle la importancia que merece la otra persona. Ser capaces de aceptar los errores y aprender de ellos fortalecerá los lazos de unión familiar.

¿Formas parte de una familia feliz?

Seguramente te estarás preguntado si tu familia entra dentro de los cánones establecidos para considerarla una familia feliz. Más allá de lo esperado, cada familia es diferente así como lo es cada uno de sus miembros. Por este motivo las relaciones interpersonales serán distintas para cada caso.

Sin embargo, existen algunos indicadores que sirven para definir si una familia es realmente feliz. Revisa los siguientes 8 signos que indican de manera referencial una relación familiar estable. Compáralos con tu situación familiar y define cuáles son sus puntos fuertes y débiles.

Comunicación abierta en todo momento

Comunicarse sanamente es uno de los principales aspectos que definen la estabilidad familiar. Poder contar con un espacio dentro de tu familia en el cual puedas conversar acerca de cualquier tema es fundamental. De esta manera, las diferencias que siempre existirán se van a ver minimizadas y tratadas satisfactoriamente.

Respeto como piedra angular

El respeto es fundamental en cualquier tipo de relación personal. Cuando sabes respetar y aceptar a la otra persona tal cual es, estás teniendo una relación familiar estable. Puede que no siempre estés de acuerdo con sus posturas, pero saber respetarlas es realmente importante. Siempre dirígete a tus padres, hermanos, hijos o pareja con respeto y consideración.

Saber reconocer los errores

Como bien dice el dicho “errar es de humanos”, nadie está exento de cometer errores. Lo importante es que sepas reconocerlos y aprendas de ellos para procurar no volver a repetirlos. Del mismo modo, acepta cuando los demás integrantes de tu familia reconozcan sus errores. Siempre va a haber alguien a quien le cueste un poco más, así que es importante que lo ayudes para mantener una relación familiar estable.

Disculparse es importante

Cuando te equivocas o dices cosas que puedan herir o lastimar a tu familia, debes saber pedir disculpas. El perdón requiere humildad de ambas partes, tanto de quien cometió la falta como de quien la sufrió. Aprender a pedir perdón no siempre es una tarea fácil ya que requiere doblegar el ego y abrir tu corazón.

Conoce cómo es una relación familiar estable
Disculpar es un acto de madurez que en algún momento de nuestra vida debemos realizar.

Acepta las disculpas de los demás

El tema del perdón es algo delicado y difícil de digerir. Aceptar las disculpas de alguien que te hizo daño, aun cuando exista un cariño sincero, a veces cuesta mucho. No obstante, es importante que aprendas a bajar tus defensas y sepas perdonar a tus familiares. Aunque te duela, duele más cargarse de odio luchando contra el perdón que hacer las paces con tu ser querido.

Siempre apoyar a tu familia

La familia se construye sobre las bases del amor y el apoyo. Cada vez que algún miembro tenga un nuevo proyecto el apoyo de la familia debe ser su sustento. Lo mismo sucede cuando se presenta una situación difícil, las penas en familia duelen menos. Procura siempre apoyar a tu familia en cada paso.

Demostrar el cariño

El amor es la fuerza que sostiene y mantiene unida a la familia. Demostrarle siempre cuanto los amas con palabras y hechos es un signo de gozar de una relación familiar estable. El cariño sincero es importante en cualquier tipo de relación familiar.

Compartir tiempo de calidad

Tu familia necesita que le dediques tiempo para compartir y mantenerse unidos. Dentro de tus ocupaciones y el tiempo limitado que tienes, dedica momentos para compartir con ellos. Existe una premisa fundamental y es que lo valioso no es tanto la cantidad sino la calidad. Crea espacios de convivencia en los que todos se sientan cómodos y felices juntos.

Familia unida en todo momento

Más allá de todo lo que hagas, tu familia siempre debe ser lo más importante en tu vida. Los amigos, los trabajos y las oportunidades pasan. Pero es tu familia quien siempre estará allí acompañándote en cada uno de tus pasos. Valora a cada uno de los miembros de tu familia buscando mantener una relación familiar estable.

Si elevan la importancia y conservación de los valores podrán garantizar una relación familiar estable. El respeto, el amor, la comunicación y el reconocimiento son aspectos que influyen en el bienestar familiar. Reivindica el sentido real de la familia manteniéndola unida y feliz cada día.

Hermanos en la relación familiar estable
Hermosa relación de hermanos: tu primer confidente, amigo y acompañante para toda la vida.

Lee: Los terribles cólicos de los bebes: crisis para toda la familia