Recetas vegetarianas para todos y a cualquier hora del día


¿Te cuesta comer sano? Eso es porque aún no has encontrado las recetas vegetarianas más adaptadas a ti. Cuando hablamos de “adaptar la comida a ti”, nos referimos a tener en cuenta algo mucho más importante más allá del papel y la teoría nutricional. Sí, todos sabemos cuáles son los alimentos más sanos, nutritivos y bajos en calorías, pero… ¿realmente nuestro paladar y nuestro estómago quieren comer esto?

Ahí radica el problema. No existe una dieta universal, sencillamente porque no existen dos personas con las mismas necesidades y gustos. Es muy importante que lo que comamos nos guste, para de este modo seguir disfrutando nuestra comida y que nuestro cerebro reciba la orden de que disfrutamos con ella. Por ello, hoy te traemos una serie de trucos y recetas vegetarianas para ayudarte de una forma sencilla.

Otros artículos de interés: Recetas de batidos verdes que te gustará probar

Recetas vegetarianas y otros trucos para disfrutar comiendo bien y sano

comer sano
Comer sano no solo es bueno para perder peso, también para cuidar tu salud

Desayuno:

Comienza bien el día con dos sencillos trucos. Un vaso de agua con limón en ayunas te va a aportar una serie de beneficios increíblemente buenos. Tan sencillo como esto. Tras tomártelo, haz tu rutina diaria: prepara las cosas para hoy, ve al baño, vístete y en unos 15-20 minutos ya puedes desayunar. ¿Lo mejor? Comienza con un batido o zumo verde y un café con un complemento que te aporte fibra y el mínimo de grasa posible, como cereales naturales.

Almuerzo:

Entre las mejores recetas vegetarianas para el almuerzo o la comida principal, nos encontramos con los sándwiches. Sí, sabemos que solemos relacionar sándwich con poca comida, pero si lo preparamos bien podemos encontrar una pieza bastante saciante y muy sana. ¿un ejemplo? Elige un pan vegano gordo y añádele mostaza, aguacate, lechuga y un picadillo de tomate y cebolla. Para terminar, en la otra cara del pan, unta humus. Riquísimo, nutritivo y saciante.

ansiedad por comer
Si no puedes evitar la ansiedad por comer, al menos come sano

Merienda:

La mejor merienda, tanto a nivel saciante como nutritivo es un bol de frutas con frutos secos. Combina varios y verás qué delicia.

Cena:

Por último, ya sabes que la cena debe ser siempre ligera. Este es el momento del día en el que las grasas más se acumulan y además, una cena copiosa nos puede impedir dormir bien. Opta por algo sano, nutritivo y ligero. ¿Por ejemplo? La combinación de pescado blanco a la plancha con un poco de ensalada siempre será una idea genial. Esta ensalada puede llevar tomate, lechuga y zanahoria rallada, por ejemplo. También puedes darle un toque extra de sabor con maíz o cebolla cruda.

picoteo sano
La fruta es el mejor picoteo sano: es rica en nutrientes y baja en calorías

Y con estos trucos y recetas vegetarianas, ya tendríamos nuestro menú para una dieta sana, equilibrada, nutritiva y a tope de sabor. Si quieres empezar a comer más sano, incluye este menú dos veces en semana y poco a poco verás cómo tus hábitos van cambiando solos. ¿Te apuntas?

Otros artículos de interés: Consejos de un nutricionista para nuestras cenas